Millones de marroquíes se quedan en Europa al suspenderse la operación Paso del Estrecho

La operación Paso del Estrecho en 2019. [EFE/A.Carrasco Ragel]

Rabat (EuroEFE).- La Operación Paso del Estrecho (OPE), que cada verano permite a más de tres millones de marroquíes que viven en Europa regresar a su país por vacaciones, no tendrá lugar este año, pues en estos momentos aún no se conoce la fecha de apertura de fronteras por parte de Marruecos.

El anuncio lo hizo este lunes el ministro de Exteriores de Marruecos, Naser Burita, quien en una comparecencia ante la Cámara de Representantes (baja) del Parlamento dijo que la Operación Marhaba (Bienvenidos), como se conoce la OPE en Marruecos, no será organizada este verano.

“Es obvio que la Operación Marhaba, tal y como es conocida todos los veranos, no tendrá lugar este año”, afirmó el ministro quien se refirió a esta operación solo al final de su intervención, tras tratar otros temas.

Una furgoneta totalmente cargada espera para poder embarcar en el puerto de Algeciras (Cádiz) con rumbo a Tanger, en el marco de la Operación Paso del Estrecho. EFE/A.Carrasco Ragel.

Sin embargo, Burita precisó que los emigrantes marroquíes podrán volver a su país de origen cuando estén abiertas las fronteras, pero no existe todavía una fecha.

El ministro detalló que la Operación Marhaba, que todos los años supone el desplazamiento de cientos de miles de residentes marroquíes en Europa para pasar sus vacaciones de verano en su país de origen, requiere preparativos desde el mes de abril, además de coordinación entre varios países y la intervención de varias instituciones, factores todos que no se han reunido este año debido a la pandemia del coronavirus.

Uno de los dispositivos más importantes a nivel mundial

La Operación Paso del Estrecho constituye uno de los dispositivos más importantes a nivel mundial, y uno de los ejemplos de coordinación entre los países implicados en el tránsito de grandes flujos humanos; cada año, una comisión mixta hispano-marroquí, que celebra reuniones en ambos países, cuida su desarrollo en buenas condiciones.

En 2019 un total de 3.242.970 pasajeros y 760.215 vehículos tomaron parte en la OPE el año pasado, un 3% más que el año anterior, según las cifras del ministerio español del Interior.

Con el anuncio, el ministro marroquí ha zanjado así un tema sobre el que planeaban muchas expectativas y que ha requerido muchas reuniones.

Contactos en toda Europa para estudiar la viabilidad de la operación

El pasado 4 de junio, fuentes del ministerio español del Interior dijeron a Efe que había entonces contactos casi diarios con Marruecos para estudiar la viabilidad de la Operación Paso del Estrecho, y que la operación se consideraba entonces “aplazada pero no suspendida”.

En esos contactos participaban también representantes de Francia, Bélgica, Holanda e Italia, pues al ser una operación que involucra a todos estos países todas las decisiones debían hacerse “de manera conjunta y coordinada”.

Fila de automóviles y pasajeros esperando su turno en la opeación Paso del Estrecho de 2019. EFE/A.Carrasco Ragel

Para Marruecos, la OPE reviste -además de una importante dimensión social y familiar- un carácter económico, ya que los emigrantes se consideran turistas que aportan dinamismo al sector turístico del país, y son una importante fuente de divisas.

En su comparecencia hoy ante el Parlamento, Burita indicó que los emigrantes marroquíes residentes en el extranjero podrán volver a su país de origen cuando se abran las fronteras terrestres, aéreas y marítimas, pero no precisó fecha para esa apertura.

Al mismo tiempo puntualizó que estos retornos estarán sujetos a las medidas tomadas por los países de tránsito (en particular España e Italia) y a la situación epidemiológica tanto marroquí como internacional.

Además, se impondrá a los viajeros varias condiciones, como la obligación de someterse a un confinamiento individual de nueve días y la realización de dos pruebas de descarte al principio y final del aislamiento.

Por otra parte, el ministro ofreció detalles sobre la repatriación de sus nacionales atrapados hace tres meses en el extranjero tras el cierre de fronteras.

Tras una primera fase de repatriación para hacer volver a marroquíes desde las ciudades españolas de Ceuta y Melilla y desde Argelia, Burita explicó que desde el 15 de mayo hasta hoy en día se han repatriado a 3.157 marroquíes atrapados esencialmente en España y en Turquía.

El ministro añadió que esta operación se acelerará a partir de esta semana para organizar 30 viajes desde 17 países.