Orbán quiere que la UE se alinee más con EEUU en sus relaciones con Irán

EFE/ARCHIVO

Budapest (EuroEFE).- El primer ministro de Hungría, el ultranacionalista Viktor Orbán, quiere que la postura de la Unión Europea (UE) sea más próxima a la de EEUU e Israel, países que abogan por una política de mano dura con Teherán.

“Yo querría que la postura de la Unión Europea (UE), que no es clara en el tema de Irán, se mueva hacia la postura israelí-estadounidense”, explicó Orbán ante la prensa.

El jefe del Gobierno húngaro hizo esas declaraciones en relación con la creciente tensión entre Washington y Teherán tras el asesinato con un dron estadounidense del general iraní Qasim Soleimani, jefe de la Fuerza Al Quds de la Guardia Revolucionaria iraní, y la respuesta de Irán con un ataque contra instalaciones militares usadas por EEUU en Irak.

Los ministros de Exteriores de la UE tienen previsto reunirse el viernes en Bruselas para abordar la crisis entre Irán y EEUU, con el objetivo de tratar de rebajar las tensiones en Oriente Medio.

“El viernes queremos lograr que disminuya la distancia entre la postura de los europeos y de los israelíes y estadounidenses. Es la dirección en la que habría que avanzar”, enfatizó el primer ministro húngaro.

Orbán fue el único jefe de Gobierno de la UE que apoyó al actual presidente de EEUU, Donald Trump, cuando era candidato republicano y cultiva desde entonces buenas relaciones con Washington.

El jefe del Ejecutivo húngaro, que ha tenido numerosos encontronazos con la Comisión Europea, también mantiene buenas relaciones con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

Aviso al PPE

Por otro lado, Orbán dijo este jueves en Budapest que quiere que el Partido Popular Europeo (PPE) vuelva a sus raíces conservadoras y cristianas, pero, en caso de no lograrlo, buscará una nueva familia política en el Parlamento Europeo (PE).

“El PPE perdió fuerza y sigue una dirección errónea porque se dirige cada vez más hacia el liberalismo. El Fidesz (el partido de Orbán) quiere cambiar la situación”, dijo el primer ministro húngaro a la prensa y añadió que si no se logra esa modificación, “será necesaria una nueva iniciativa democristiana” en la Eurocámara.

El Fidesz fue suspendido por el PPE, ya que los partidos de esa familia política consideran que las medidas del Gobierno húngaro se alejaron de sus valores.

Según el primer ministro húngaro, el PPE debe “volver a sus raíces” y defender los valores relacionados con el modelo familiar tradicional, con las culturas nacionales y contra la inmigración.

Todo eso es importante para “contrarrestar el auge del movimiento de (el presidente francés Emmanuel) Macron”, añadió el primer ministro.

Orbán dice que solo seguirá en un PPE que no se mueva hacia la izquierda

Budapest (EuroEFE).- El primer ministro de Hungría, el ultranacionalista Viktor Orbán, dijo este viernes que su partido, el Fidesz, seguirá siendo miembro del Partido Popular Europeo (PPE) mientras ese grupo sea capaz de frenar lo que calificó como “deriva hacia …

 

Aunque el político húngaro no dio más detalles sobre qué pasos daría tras una eventual salida del PPE, la prensa local recuerda que recientemente se entrevistó en Varsovia con Jaroslaw Kaczynski, líder del partido gobernante en Polonia, Ley y Justicia (PiS), que en la Eurocámara forma parte del grupo Conservadores y Reformistas (ECR).

El primer ministro húngaro explicó que después de las elecciones europeas del año pasado “el sistema político europeo ha cambiado” y el PPE y los socialdemócratas ya no cuentan con una cómoda mayoría en la Eurocámara.

Donald Tusk, líder del PPE, ha adelantado que quiere llegar a una decisión respecto al Fidesz en la reunión del grupo del 3 y 4 de febrero.

Orbán ha sido criticado por la oposición y la Comisión Europea de debilitar la separación de poderes en Hungría y es conocido por su oposición frontal a la inmigración y sus valores ultraconservadores.

Editado por Miriam Burgués