Isabel Caño: “Europa debe recorrer un largo camino para la igualdad real”

Caño

Isabel Caño, vicepresidenta del Comité Económico y Social Europeo (CESE). [EFE-EPA]

Bruselas (EuroEFE).- Con el Día de la Mujer, que se celebra este domingo, como punto de referencia, la vicepresidenta del Comité Económico y Social Europeo (CESE), Isabel Caño, reflexiona en entrevista con Efe sobre el papel de la institución frente a la brecha salarial y valora positivamente la Estrategia de Igualdad de Género presentada este jueves por la Comisión Europea.

¿Cuánto camino queda por recorrer para que las mujeres europeas puedan hablar de igualdad real?

El primer paso se dio en el Tratado de Roma y hoy en 2020 las mujeres y los hombres siguen teniendo un 16% de brecha salarial. El 8-M es una buena fecha para recordar lo que hemos hecho y lo que queda por hacer, como en materia de pensiones. Europa es un buen sitio para las mujeres pero todavía debe recorrer un largo camino para la igualdad real.

Además del ámbito económico, preocupa especialmente la tipificación de las violencias contra la mujer.

Efectivamente, la violencia contra las mujeres es un tema que incluso aquí en el Comité nos ha suscitado una reflexión. Hemos hecho nuestras propias acciones previas al 8-M para sensibilizar a todo el organismo en torno a la desigualdad salarial y la violencia en el ámbito del hogar y del trabajo.

Ayer se presentó la Estrategia de Igualdad de Género 2020-2025. ¿Le parece un buen comienzo para paliar las desigualdades existentes?

Me parece un excelente comienzo, sobre todo teniendo una presidenta de la Comisión por primera vez en 62 años de construcción europea. El CESE es un órgano consultivo y esperamos poder poner nuestra impronta en todo este proceso legislativo. Quedan muchos temas por resolver. El diagnóstico de la Comisión, con las cifras de la violencia, nos tiene que hacer reaccionar de alguna manera. Solo el 8% de las grandes empresas de Europa tienen cargos directivos ocupados por mujeres y ahí hay que avanzar.

Desde la Comisión se anuncian “medidas vinculantes” para que las empresas avancen en la publicidad y transparencia de los sueldos de sus empleados. ¿Es suficiente?

La transparencia siempre es un valor positivo en cualquier sociedad, sobre todo en algo tan notorio como un sueldo, que puede ser vector de discriminación. No es solo positivo sino necesario aunque no vaya a haber un consenso fácil.

¿Cuáles son los países comunitarios que más déficit presentan en materia de igualdad?

No querría mencionar ningún país concreto porque hay que tener una labor pedagógica identificando buenas prácticas aplicables a todos los países. Es verdad que en el ámbito e nuestro propio Comité se nota: hay delegaciones que tienen un ámbito más alto de mujeres, como Suecia. No podemos exigir a los países que establezcan cuotas en los gobiernos o parlamentos pero sí destacando buenas prácticas y diciendo claramente al legislador que establezca una serie de ratios y plazos para que los países vayan adecuando sus prácticas en la legislación.

El Gobierno español acaba de plantear hace unos días el anteproyecto de ley de Libertad Sexual. ¿Es un paso en la dirección correcta?

Cualquier ley que se haga para poner en evidencia las libertades es positiva. Se están movilizando los gobiernos, las organizaciones y la calle. En este ámbito las legislaciones son bienvenidas porque tienen una capacidad de reglamentar y de decir a la opinión pública que es un tema que interesa y que es un compromiso a adquirir por toda la sociedad. Estoy absolutamente de acuerdo en hacer una ley en la que somos abanderados de una nueva libertad y espero que pueda suponer una reflexión para otros países europeos.