La UE, Sánchez y Macron subrayan la contribución de Ginsburg a la lucha por la igualdad

Flores, velas y mensajes en honor a la fallecida juez Ruth Bader Ginsburg a las afueras del Tribunal Supremo en Washington (Estados Unidos). EFE/EPA/MICHAEL REYNOLDS

Bruselas/Madrid/París (EuroEFE).- Los responsables de las instituciones de la Unión Europea (UE) rindieron homenaje este sábado a la fallecida juez del Tribunal Supremo estadounidense Ruth Bader Ginsburg, de la que subrayaron su contribución a la justicia y la lucha por la igualdad. También lo hicieron el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, y el mandatario francés, Emmanuel Macron.

“Estados Unidos y el mundo entero han perdido una persona verdaderamente notable y pionera de los derechos, la ley y la justicia de las mujeres. Demostró que las mujeres pertenecen a todos los lugares de poder donde se toman las decisiones”, dijo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en su cuenta en Twitter.

“Tu legado seguirá siendo una inspiración”, añadió la responsable del Ejecutivo comunitario.

 

El presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, también rindió homenaje a Ginsburg, a quien calificó como “una brillante y feroz defensora de la justicia y la igualdad”.

Sassoli subrayó que “el legado de la jueza estadounidense seguirá siendo una inspiración, no solo en Estados Unidos sino en todo el mundo”.

Por su parte, Sánchez lamentó el fallecimiento de Ginsburg y elogió su trayectoria, marcada por la lucha por la igualdad.

En un mensaje en su cuenta de Twitter, el jefe del Ejecutivo español asegura que el Tribunal Supremo estadounidense pierde a una de sus juezas más brillantes.

“Ha fallecido Ruth Bader Ginsburg, mujer progresista que luchó por la igualdad real entre hombres y mujeres. Mi cariño para su familia, para el mundo de la Justicia y para todo el pueblo estadounidense”, añade Sánchez en su mensaje.

Macron también rindió homenaje este sábado a la fallecida juez, de la que subrayó su dedicación por la justicia y la igualdad de la mujer.

“Se ha ido una mujer de excepción”, afirmó Macron en un mensaje en Twitter, en el que recalcó que Ginsburg “llevó a cabo durante toda su vida un combate universal por la justicia, la igualdad entre mujeres y hombres y el respeto de los derechos fundamentales”.

“Su inmensa herencia seguirá siendo una fuente de inspiración”, concluyó el jefe del Estado francés.

 

La juez progresista murió a los 87 años de edad por “complicaciones” en el cáncer de páncreas que sufría, informó este viernes la corte en un comunicado.

Nominada por el expresidente Bill Clinton en 1993, Ginsburg era la jueza de más avanzada edad de los nueve que conforman el Supremo. Fue la segunda mujer de la historia que ocupó un puesto en esta corte, después de toda una carrera dedicada a causas feministas y a los derechos civiles.

Editado por Miriam Burgués