Guterres alerta en Davos de la dificultad de prevenir las crisis

Guterres alerta en Davos de la dificultad de prevenir las crisis

Davos (Suiza) (EuroEFE).- En el mundo actual, en el que persisten los conflictos, es más difícil para Naciones Unidas y para la comunidad internacional prevenir guerras y crisis, según dijo el secretario general de la ONU, António Guterres, en la reunión anual del Foro Económico Mundial en Davos (Suiza).
“Vivimos en un mundo peligroso, en el que vemos la proliferación de nuevos conflictos, antiguos conflictos que parecen no acabarse nunca, conflictos que están más y más interrelacionados, más ligados a un nuevo terrorismo global”, señaló Guterres en su primer discurso como secretario general de la ONU en Davos.

“En muchos lugares hay conflictos internos, asimétricos y con terribles violaciones del Derecho Humanitario Internacional y de los derechos humanos, como resultado de la fragilidad de Estados, instituciones y sociedades”, indicó.
En opinión de Guterres, en un mundo en el que no hay claridad sobre las relaciones de poderes y en el que la imprevisibilidad y la impunidad tienden a proliferar, es “muy difícil para la comunidad internacional prevenir crisis y resolverlas con prontitud”.
El aumento de la población, el movimiento de las personas, la inseguridad alimentaria y la escasez de agua están cada vez más entrelazados y generan más desplazamientos o conflictos, agregó.

“Las guerras de hoy son guerras que nadie gana”
“En este contexto está claro que necesitamos una intensificación de la diplomacia en pro de la paz”, sostuvo Guterres, quien recalcó que una de las funciones clave del secretario general de la ONU es implicarse personalmente para tratar de crear las condiciones para que al menos algunos conflictos puedan ser resueltos.
Guterres considera que hay que convencer a las partes en conflicto y a los países con influencia sobre ellas que “las guerras de hoy son guerras que nadie gana y en las que todos pierden”.
No solo causan terribles sufrimientos, sino también son una amenaza para la estabilidad regional y, si uno mira a Siria, Irak o Afganistán, también responsables “de este dramático aumento del terrorismo global”, subrayó.
“Siendo la amenaza tan clara, los países deben comprender que necesitan sentarse y poner fin a los conflictos”, dijo, y presionar a las partes para que se muevan en esa dirección es algo que el secretario general de la ONU, junto con otros muchos actores, debería poder hacer de forma más enérgica, resaltó.
En todo este contexto, una clara prioridad para la organización y la comunidad internacional “debe ser la prevención”, pero no únicamente de conflictos, sino también de desastres naturales y de otras formas de amenazas, dijo Guterres.

“La prevención no puede quedar reducida a alguna acción diplomática, sino que tiene que tener un enfoque integral y eso implica para organizaciones como la ONU sumar los tres pilares: la paz y seguridad, el desarrollo sostenible y los derechos humanos.
Y reconocer que “la mejor prevención de conflictos y otros impactos negativos en la sociedad es la sostenibilidad y el desarrollo incluyente”, destacó.
Guterres abogó por movilizar no solo a los gobiernos o a la sociedad civil, sino también al sector empresarial y formar una nueva alianza para transformar el Acuerdo de París y los Objetivos de Desarrollo Sostenible en áreas de acción, y para ayudar a prevenir conflictos y “otros dramas”.

Por Céline Aemisegger (edición: Piedad Viñas)