Nicolas Schmit: “El futuro de Europa no son sueldos bajos y trabajos precarios”

Nicolas Schmit

Nicolas Schmit, en una imagen de archivo. [EFE-EPA]

La Unión Europea (UE) se enfrenta a la peor recesión de su historia reciente tras la pandemia de coronavirus. Para evitar que la crisis no se traduzca en una gran emergencia social, el bloque comunitario debe abordar cuestiones como la seguridad laboral, el salario mínimo o las oportunidades de futuro para los más jóvenes, según ha asegurado el comisario europeo de Empleo y Derechos Sociales, Nicolas Schmit, en una entrevista con EURACTIV.com, socio de EFE.

La innovación y la sostenibilidad deben estar en el foco principal de la recuperación económica para que la UE pueda volver “mucho más rápido” a tener una economía fuerte, y tal vez evitar una gran crisis social que, posteriormente, “podría convertirse en una crisis política”. “El futuro de Europa no son sueldos bajos y trabajos precarios”, explicó el funcionario.

Según Schmit, en los últimos años se ha producido una creciente flexibilización del mercado laboral. Aunque es vital que las empresas puedan adaptarse a un contexto muy cambiante y volátil, es importante contar con “garantías y seguridad”.

El factor de la edad: el problema de los más jóvenes

“Los jóvenes serán (…) los más afectados por esta crisis”, explicó el comisario, en referencia al cierre de escuelas y universidades, a los despidos generados por la crisis y a la contracción del mercado laboral en general en Europa.

En ese sentido, se prevé que la Comisión Europea presente en las próximas semanas una actualización de la Garantía Juvenil, una de las piezas clave en el proceso de recuperación económica.

“Es un buen instrumento. Crea una obligación real para que los Estados miembros aborden el desempleo de los jóvenes y encuentren medidas efectivas para ayudarles” (…)”pero tenemos que ir más allá “, ha asegurado.

En ese mismo sentido, el comisario explicó que el ejecutivo de la UE está trabajando en nuevas medidas para apoyar el empleo juvenil. “No quiero hablar sobre estrategias, tenemos que ser concretos y proponer medidas que funcionen”, comentó, sin brindar más detalles.

Sueldos justos por trabajos esenciales 

Mucho antes de que estallara la crisis sanitaria del coronavirus, la Comisión Europea lanzó una consulta sobre un futuro “salario mínimo europeo”, un tema que está ahora en el centro del debate.
“He leído en algún sitio las declaraciones de una enfermera que decía: `bueno, está bien aplaudirnos, pero eso no paga nuestras facturas’” (…) “Tenemos que abrir el debate sobre el valor que tienen determinadas profesiones”, aseguró.

“No es normal que personas que trabajan muy duro, a menudo no puedan tener una vida digna (…) “Eso pasa en muchos países, pero hay una gran divergencia entre Estados miembros, de ahí el objetivo de aplicar un marco para los salarios mínimos”, explicó el político luxemburgués.

Para lograr ese objetivo, la Comisión Europea propone crear esa iniciativa mediante una recomendación del Consejo o bajo el formato de una directiva vinculante, un debate sobre el cual Schmit no quiso pronunciarse.

“Si consulto, quiero escuchar”. Pero sea cual sea el resultado, la propuesta “tiene que ser coherente. No debería ser un mero ejercicio, que se hace porque queda bien (de cara a la galería) decir que los sueldos tendrían que subir”, subrayó.

España ha introducido recientemente una “Renta/Ingreso Mínima/o Vital” para las personas en riesgo de pobreza o exclusión, una nueva prestación que, en palabras del comisario, tendrá un efecto positivo.

“Aún tenemos un nivel de pobreza demasiado alto en Europa, incluso en los países más prósperos” (…) “es un problema nacional, pero puede convertirse rápidamente en un problema europeo”, alertó.

Un nivel de vida decente, con sueldos dignos

“Todos sabemos que el ingreso mínimo en Rumanía no puede ser el mismo que en Luxemburgo debido a los niveles de vida”, aseguró Schmit, al tiempo que agregó que las personas tienen derecho, “no diría a vivir decentemente, sino a sobrevivir dignamente en circunstancias difíciles”.

Italia, España y Portugal han abogado por una iniciativa europea en ese sentido, y la presidencia alemana del Consejo de la UE podría iniciar el debate entre los 27 socios de la UE.

Una recuperación justa para todos

Aunque Schmit admitió que “la economía en muchos lugares de Europa no estaba preparada para enfrentar la crisis”, no profundizó en los motivos por los cuales los países que estuvieron en el centro de la tormenta financiera de 2008 han vuelto ser los más afectados por las consecuencias económicas de la pandemia de coronavirus.

“Creo que ahora tenemos que centrarnos en cómo podemos fortalecer la economía, transformando los sistemas sociales…”, opinó.

Por otro lado, el comisario elogió los esfuerzos de los países de la UE para apoyar sus economías, pero los instó a llegar pronto a un acuerdo sobre el plan de recuperación de 750.000 millones de euros, que los líderes europeos debatieron el pasado viernes (19/6/2020) por primera vez, sin poder llegar a un consenso (aplazando el debate a otra reunión previsiblemente en julio próximo).