Nikola Dimitrov: en Macedonia del Norte “no tenemos otra alternativa estratégica que la UE”

El ministro de Exteriores de Macedonia del Norte, Nikola Dimitrov, durante una entrevista con Efe . [EFE/Fernando Alvarado]

Madrid (EuroEFE).- Casi 20 años después de firmar el acuerdo de asociación de Macedonia del Norte con la Unión Europea, su ministro de Asuntos Exteriores, Nikola Dimitrov, reconoce que su país no tiene “otra alternativa estratégica que la UE”, pero cree que Europa debe reconocer ya los progresos que permitan iniciar las negociaciones de adhesión y “llevar el nivel de vida europeo a casa”.

“Nuestros medios son más libres, nuestra justicia más independiente, la economía mejora, creamos empleo y se ha incrementado la inversión extranjera directa: estamos definitivamente preparados para el próximo paso: nuestro objetivo es la UE”, dijo Nikola Dimitrov en una entrevista con Efe.

La experiencia de Macedonia del Norte con respecto a la UE es casi como una travesía en el desierto: en junio de 2018 la cumbre de la UE le marcó los requisitos que tenía que cumplir para iniciar las negociaciones de adhesión, relacionados con las reformas en la administración pública y judicial, la corrupción y los servicios de inteligencia.

“Pero en junio de 2019 el Consejo Europeo nos dijo que por el momento no se podía tomar la decisión y que a más tardar lo haría en octubre. Y en octubre se nos dijo que aún no era posible pero que se haría antes de la cumbre de Zagreb (mayo 2020): ahora tenemos los ingredientes para una solución positiva en marzo”, dijo Dimitrov, en referencia a la cumbre de la UE que debe aprobar el inicio de negociaciones de adhesión.

Pero, teóricamente, una nueva “no decisión”, es posible: “el pasado octubre el ‘no’ causó una sensación de decepción entre los macedonios. Porque cuando tu cumples y progresas, esperas ser reconocido y pasar el siguiente paso. Es una cuestión de confianza en la UE, en la que creemos. Pero si la UE no reconoce estos progresos y se adopta de nuevo una ‘no decisión’, muchos macedonios pensarán entonces que la puerta está cerrada”.

“No me puedo permitir estar alegre en este momento, pero podría utilizar las palabras de Miguel de Cervantes que he leído antes de comenzar las reuniones en España: ‘estar preparado es la mitad de la victoria’.

Los motivos del bloqueo

Nikola Dimitrov destaca que Macedonia del Norte firmó el acuerdo de asociación y estabilización con la UE hace 19 años, antes que Croacia. Y Croacia ostenta ahora la presidencia de turno de la UE y, en cambio, su país está en la antesala de la negociación.

Aparte de las reformas internas necesarias para negociar, ya completadas, el motivo del bloqueo fue el nombre del país, que coincide con la región histórica del norte de Grecia. Hasta que no se ha solucionado, Grecia no ha aceptado que Macedonia del Norte se fuera integrando en las instituciones internacionales.

“El gran retraso se ha debido a la disputa sobre el nombre con Grecia, un asunto muy difícil que ha durado tres décadas y que finalmente hemos resuelto con el acuerdo de Prespa” (firmado en junio de 2018)”, dijo Dimitrov.

Pero el acuerdo no ha discurrido por un camino de rosas: fue sometido a referéndum en septiembre de 2018 pero solo participó el 36 por ciento de la población, 14 puntos por debajo del quorum necesario para ser considerado válido. Pero como el 91 por ciento de los que participaron apoyaron el cambio de nombre, el primer ministro, Zoran Zaev, decidió seguir con el proceso de ratificación.

Al final ha sido aprobado pos los parlamentos de ambos países, pero los nacionalistas de ambos lados y los conservadores macedonios de VMRO-DPMNE, ahora en la oposición, consideran que el cambio de nombre es inconstitucional.

El ministro de Exteriores de Macedonia del Norte, Nikola Dimitrov. EFE/Fernando Alvarado

El próximo 12 de abril hay elecciones legislativas. ¿Hay motivos para pensar que el acuerdo con Grecia está en peligro?.

Nikola Dimitrov cree que aunque la oposición “no está totalmente a favor del acuerdo con Grecia, es un acuerdo que desbloquea nuestro futuro europeo y por ello es importante que continuemos en esta dirección estratégica”.

“El acuerdo es ahora ley internacional y ya está en la constitución. Este acuerdo ha posibilitado nuestro ingreso en la OTAN, que fue imposible con anterioridad (el protocolo de adhesión fue firmado el 6 de febrero de 2019 y España es el único Estado miembro que está pendiente de ratificarlo), y nuestra apuesta por la UE. No se puede decir que esté en peligro, pero hay que continuar explicando toda la narrativa política que ha dado lugar”.

“La apuesta por la UE cuenta con el 80 por ciento de la población. Tenemos que explicar y discutir, pero no hay alternativa para este viaje”, dijo Dimitrov.

El ministro de Exteriores de Macedonia del Norte, Nikola Dimitrov, junto a su colega española Arancha González Laya, durante su encuentro en el Ministerio español de ASuntos Exteriores. [EFE/Luca Piergiovanni]

Las relaciones con España

En sus conversaciones con la ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, Nikola Dimitrov dice que “España está dispuesta a respaldar el inicio de las negociaciones de adhesión” y que se ha reiniciado el proceso parlamentario para que Macedonia del Norte se convierta en miembro de la OTAN.

“Tenemos una cooperación política muy estrecha. Pero nos gustaría que hubiera más comercio, que asciende tan solo a poco más de 200 millones de euros, comparados con los 4.000 de Alemania. Estamos muy interesados en que vayan compañías españolas, que inviertan allí y que cooperen con las empresas macedonias”.