Borrell y Pompeo abordan en Washington el refuerzo del “vital” vínculo transatlántico

Borrell

Borrel (izq) y Pompeo (d) en Washington, el 7 de febrero de 2020. [EFE-EPA]

Washington (EuroEFE).- El alto representante de la Política Exterior de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, se reunió en Washington con el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, por primera vez desde que accedió al cargo, el 1 de diciembre de 2019.

En declaraciones a un reducido grupo de periodistas al término del encuentro, el viernes (7/2/2020), Borrell explicó que habló de “muchas cosas” con el jefe de la diplomacia estadounidense.

Preguntado sobre si abordaron la tensión con Irán y el llamado plan de paz para Oriente Medio del presidente estadounidense, Donald Trump, Borrell contestó: “De todo”.

Borrell, ministro de Exteriores de España entre junio de 2018 y noviembre de 2019, apareció durante apenas unos segundos ante la prensa a su salida del Departamento de Estado y no llegó a contestar a una pregunta sobre las recientes amenazas de Washington a la petrolera española Repsol.

Este miércoles, un alto cargo estadounidense, que pidió el anonimato, aseguró que EE.UU. está evaluando imponer sanciones a Repsol, a la petrolera estadounidense Chevron y al conglomerado indio Reliance por sus actividades relacionadas con Venezuela, aunque las advertencias más duras se dirigieron contra el consorcio estatal ruso de crudo Rosneft.

La Administración estadounidense considera que el líder opositor Juan Guaidó es el presidente legítimo de Venezuela y, por ello, está intentando aislar económicamente mediante sanciones al Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, al que califica de “dictadura”.

Reforzar las relaciones transatlánticas, entre sus máximas prioridades

Durante su visita a Washington, Borrell tiene previsto reunirse con la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi; con Robert O’Brien, asesor de seguridad nacional de Trump, y con su asesor y yerno, Jared Kushner, artífice del plan de paz para Oriente Medio.

El pasado día 4, el propio Borrell expresó su preocupación por la posibilidad de que Israel se anexione el valle del Jordán y otras partes de Cisjordania, tal y como propone el plan de EE.UU., y fue más lejos al avisar a Israel de que esas anexiones tendrían consecuencias.

Esas palabras fueron recibidas con enfado por parte del ministerio de Exteriores israelí, que las calificó de “amenazantes”.

Desde que Trump llegó a la Casa Blanca, en enero de 2017, las relaciones entre Bruselas y Washington se han enfriado debido a las políticas proteccionistas y unilaterales del presidente estadounidense.

La salida de EE.UU. del acuerdo nuclear iraní o la aplicación de aranceles a productos comunitarios, en particular, han dañado los vínculos entre la primera potencia mundial y los Veintisiete.

Borrell viajó esta semana a Irán, donde se reunió con el presidente iraní, Hasan Rohaní, entre otros altos cargos.