Bruselas pide a Hungría que no discrimine a los europeos al cerrar sus fronteras

Orbán

El primer ministro húngaro, Viktor Orbán, sale de su coche oficial para asistir a una reunión de la UE en República Checa, en junio de 2020. [EFE-EPA]

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión Europea pidió este martes a Hungría que el cierre de fronteras a los ciudadanos extranjeros acordado para impedir la propagación de la COVID-19 no implique una discriminación entre los ciudadanos europeos.

En una carta, los comisarios europeos de Interior, Ylva Johansson y de Justicia, Didier Reynders, han recordado al Gobierno húngaro la importancia de “la integridad del área Schengen y de aplicar las medidas en las fronteras de manera no discriminatoria entre todos los ciudadanos y residentes de la UE”.

“Cualquier medida que no cumpla con estos principios fundamentales del Derecho de la UE debería por supuesto ser retirada inmediatamente”, dijeron los comisarios a través de su cuenta en Twitter.

Además, indicaron que el Ejecutivo comunitario tiene previsto abordar el tema con los ministros húngaros de Interior y Justicia en breve para “pedir más información”.

El portavoz comunitario de Justicia, Christian Wigand, subrayó por su parte que Bruselas quiere que haya una “creciente coordinación” entre los Estados miembros en las restricciones a la libre circulación vinculadas con la pandemia.

“Los retos comunes europeos requieren una coordinación europea”, señaló el portavoz en la rueda de prensa diaria de la Comisión.

También explicó que la CE prepara una propuesta de recomendación sobre la coordinación de los esfuerzos en ese ámbito, que estará lista “en los próximos días”.

La prensa independiente pierde en Hungría a su medio de referencia

Budapest (EuroEFE).- En Hungría -donde escasean los medios independientes- el portal digital Index era un referente. Esa ventana crítica con el Gobierno del nacionalista Viktor Orbán se cerró de golpe con la renuncia de casi toda la redacción.
Más de 80 …

El cierre de fronteras ha entrado en vigor este martes en Hungría, el único país miembro de la Unión Europea (UE) que ha adoptado esta drástica medida destinada a evitar las importaciones de casos de coronavirus.

Desde hoy, los ciudadanos extranjeros sólo pueden entrar en el territorio húngaro con excepciones justificadas, como la concedida para quienes por trabajo deben cruzar la frontera a diario, siempre y cuando provengan desde un radio máximo de 30 kilómetros y no permanezcan en el país magiar más de 24 horas.

Asimismo, pueden entrar las personas con un contrato laboral de más de 30 días en el país, o los participantes en “eventos deportivos, culturales y religiosos de importancia”, así como convoyes militares, y se permite el tránsito a otros países por corredores determinados, al igual que los viajes diplomáticos y oficiales.

Si bien hay excepciones para los “viajes de negocios”, éstos estarán también muy limitados.

Con respecto a los turistas, la única excepción dada a conocer hasta ahora afecta a los viajeros provenientes del resto de países del Grupo de Visegrádo: República Checa, Polonia y Eslovaquia.

Las restricciones no afectan a la entrada o el paso de mercancías.

Al rendirse ante la autocracia en la lucha contra el COVID-19, Hungría envenena los ideales europeos

La Unión Europea (UE) debe proponer y aprobar rápidamente sanciones contra el último ataque del gobierno de Hungría a la democracia, aseguran en una carta abierta numerosos líderes políticos europeos y destacadas figuras de la sociedad y los medios de …

Editado por W.Heller