Dudas del tribunal europeo sobre la independencia judicial en Polonia

Una protesta contra la reforma judicial, frente a la sede del Tribunal Supremo en Varsovia. [EFE/JAKUB KAMINSKI/]

Bruselas (EuroEFE).- El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) alberga dudas sobre la independencia de la nueva Sala Disciplinaria del Tribunal Supremo polaco con respecto a la influencia del Gobierno y del Parlamento del país, pero deja a este tribunal decidir si este es efectivamente el caso.

El tribunal de la UE se pronunció así este martes en la última de una serie de sentencias sobre la reforma del sistema judicial polaco implementada por el Gobierno del partido ultraconservador Ley y Justicia (PiS), que ha preocupado en Bruselas hasta el punto de acarrearle un expediente a Polonia por la situación de su Estado de Derecho.

Entre las modificaciones de la reforma se incluyó una rebaja de la edad de jubilación de los magistrados, que hubiese dejado fuera del Supremo a 27 de sus 72 jueces salvo que recibiesen permiso del presidente del país para permanecer en el cargo, una medida que ya fue declarada ilegal por el TJUE y enmendada.

Algunos jueces afectados recurrieron la decisión ante las salas Laboral y de Seguridad Social del alto tribunal, pero conforme a la ley polaca el caso debía ser juzgado por la recién creada Sala Disciplinaria de esta corte.

El propio Tribunal Supremo decidió entonces preguntar al TJUE si esta sala ofrecía garantías de independencia, dado que sus miembros son designados por el Consejo Nacional del Poder Judicial (CNPJ), cuya imparcialidad también está en cuestión porque, a raíz de la reforma, sus miembros son elegidos principalmente por el Parlamento y el Gobierno.

En su sentencia, el TJUE declara que corresponde al Supremo polaco determinar si la Sala Disciplinaria es independiente y que, de lo contrario, el litigio deberá ser resuelto por otro tribunal.

Decide el Supremo, pero estos son los criterios

No obstante, Luxemburgo marca al tribunal polaco los criterios para decidir.

Señala que debe atender a las características de la Sala, en particular al hecho de que se le atribuyese la competencia exclusiva para resolver los litigios relacionados con la jubilación forzosa de los jueces, que está integrada exclusivamente por jueces de nuevo nombramiento y que goza de una autonomía “particularmente elevada” dentro del Supremo.

Protesta contra la reforma judicial en Polonia. . EFE/ Radek Pietruszka

“Si bien cada uno de estos elementos objeto de examen, aisladamente considerado, no puede poner en duda la independencia, no cabe decir lo mismo cuando son considerados conjuntamente”, sobre todo si el examen revela que el CNPJ “sufre de una falta de independencia”, argumenta el TJUE.

La corte dice que el mero hecho de que los jueces de la Sala sean nombrados por el presidente del país no crea dependencia si una vez nombrados no reciben presiones o instrucciones del ejecutivo. Y añade que la intervención del Consejo Nacional del Poder Judicial limita el margen de maniobra del presidente siempre y cuando esta sea a su vez independiente.

En este sentido, pide comprobar cómo son designados y cómo operan los miembros del CNPJ, así como el alcance de su control judicial, ya que este no afectaría a los nombramientos que haga el presidente.

La sentencia supone un nuevo varapalo a Polonia, contra quien la Comisión abrió en 2017 un proceso legal -conocido como Artículo 7 de los tratados- que podría retirarle su derecho a voto en la UE debido a la reforma del sistema judicial. EFE