El Partido Demócrata toma aliento y la Liga se deshincha en Italia

Salvini

Matteo Salvini, en una imagen de archivo. [EFE-EPA]

Roma (EuroEFE).- Justo hace un año, un debilitado Partido Demócrata (PD) se encontró gobernando en Italia en una improbable alianza con el Movimiento 5 Estrellas (M5S) tras la salida de escena de la Liga de Matteo Salvini. Ahora, tras las últimas elecciones regionales, los progresistas han recuperado valor a nivel territorial y todo parece indicar que pedirán más peso en el Ejecutivo.

Por otra parte, Salvini, que se había empeñado en primera persona en los últimos dos comicios regionales, recorriendo cada rincón de Italia, no ha conseguido ninguno de los resultados esperados, sobre todo en el centro y en el sur, donde le comen terreno los ultraderechistas de Hermanos de Italia.

El PD toma aliento y exige su valor en el gobierno

El PD ya había conseguido mantener la región de Emilia Romaña en las elecciones de enero y en los comicios celebrados este domingo y lunes mantuvo las presidencias de las regiones sureñas de Apulia, Campania y también la “roja” Toscana, histórico bastión de la izquierda, pero donde a pesar de haber gobernado siempre había perdido apoyos.Mientras, el centroderecha se confirmó con Luca Zaia en Véneto, con el 76,75 % de los votos; en Liguria con Giovanni Toti, con el 56,1 %, y arrebató Las Marcas a la izquierda con Francesco Acquaroli, candidato del Hermanos de Italia, con el 49,13 %.

Según los analistas de la página Youtrend, en estas elecciones regionales el PD ha sido el partido más votado con el 19,8 % de los votos, seguido por la Liga, con el 13,9 % y Hermanos de Italia, con el 10,6 %, mientras que el M5S se queda en el 7,4 %.

Por ello, el secretario general del PD, Luca Zingaretti, aseguró que habían sido “los ganadores” de estos comicios y lanzó un dardo a sus socios en el Gobierno al asegurar que: “Si nuestros aliados nos hubieran escuchado más, hubiéramos ganado casi en todas partes”, ya que el M5S decidió presentar a sus propios candidatos”.

El vicesecretario del partido, Andrea Orlando, en una entrevista en el programa Agorà en el canal televisivo RaiTre, respondió sobre la posibilidad de que el PD quiera más ministros en el Ejecutivo que “se entra en una nueva fase del Gobierno que tiene que basarse en un salto de calidad”.

Algunos analistas explican que el PD, que tiene un ministro menos que el M5S, pedirá un recambio del Ejecutivo, aunque por ahora los líderes progresistas niegan que esta sea una petición.

Eso sí, el PD sí que puede ahora presionar al M5S para que el Gobierno acepte los prestamos del Mecanismo de Estabilidad europeo (MEDE) para hacer frente a la crisis por la pandemia, a lo que se opone el M5S, así como también instará a que finalmente se invaliden los decretos de seguridad e inmigración que aprobó el anterior Ejecutivo y que siguen vigentes.

El M5S se aferra al referéndum y Salvini se deshincha

Por el momento, el Movimiento 5 estrellas, que ha perdido todo su poder territorial y sigue perdiendo puntos en los sondeos, se aferra a la victoria del resultado del referéndum que se votó también estos dos días para cambiar la Constitución y recortar un tercio de los parlamentarios, para reclamar un trofeo “histórico”.”El M5S es el verdadero motor del cambio en esta legislatura”, comentó el líder Vito Crimi, mientras que Luigi di Maio, ministro de Exteriores, anunciaba que su próxima batalla será rebajar el sueldo a los parlamentarios.

Hace apenas dos años, la Liga había arrasado en las elecciones europeas con un 34 % de los votos, pero desde entonces el partido soberanista ha perdido casi diez puntos y sigue sin cuajar en las regiones del sur, que no le perdonan su pasado separatista y donde los votos a la derecha están dirigiéndose a Hermanos de Italia de Giorgia Meloni.

Salvini no puede tampoco reclamar ninguna de las victorias de ayer, pues la contundente victoria de Luca Zaia en Veneto es un triunfo obtenido por su propia lista, aunque apoyada por la Liga.

Al igual que la victoria de Francesco Acquaroli en Las Marcas, un candidato apoyado por Hermanos de Italia, y tampoco la de Giovanni Toti en Liguria, también con su propio partido, aunque apoyado por la coalición de derechas.

Tampoco se salva Matteo Renzi

La primera verdadera prueba para el nuevo partido del exmandatario Matteo Renzi, Italia Viva, tampoco salió bien.En la región de Apulia, el candidato de Italia Viva, Ivan Scalfarotto, se suponía que restaría muchos votos a la reelección de Michele Emiliano, pero se quedó en poco más de punto y medio.

Y en la Toscana natal de Renzi, el candidato del centroderecha y miembro del PD, Eugenio Giani, habría ganado incluso sin la aportación de Italia Viva, que quedó en el 2 %.