El PE pide a los líderes europeos un acuerdo económico contra el coronavirus antes del verano

Vista general de la sesión plenaria del Parlamento Europeo. [EFE/EPA/OLIVIER HOSLET]

Bruselas (EuroEFE).- Los presidentes de cinco de los siete grupos políticos en el Parlamento Europeo (PE) pidieron este jueves a los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea que acuerden antes de la pausa de verano el nuevo plan de recuperación tras la pandemia y el futuro presupuesto a siete años.

En una carta dirigida a los líderes de los Estados miembros en la víspera de su cumbre telemática para abordar estos temas, los eurodiputados firmantes señalaron también que el nivel de subvenciones en la propuesta que ha presentado la Comisión Europea para el plan de recuperación es “un mínimo” para que la respuesta europea a esta crisis sea “creíble”.

“Nuestra expectativa es que nuestros ciudadanos deberían ver, idealmente antes del inicio de la pausa de verano, un acuerdo político al nivel del Consejo Europeo (los países) sobre el plan de recuperación (…) y el nuevo presupuesto europeo teniendo en cuenta el punto de vista del Parlamento”, recalcaron los diputados.

La carta está firmada por Manfred Weber (Partido Popular Europeo), Iratxe García-Pérez (Alianza de los Socialistas y Demócratas), Dacian Ciolos (Renovar Europa), Philippe Lamberts y Ska Keller (Verdes/ALE) y Manon Aubry y Martin Schirdewan (Izquierda Unitaria Europea).

La cifra total propuesta por la Comisión que se debatirá este viernes alcanza los 1,85 billones de euros, divididos en un plan de recuperación de 750.000 millones de euros (500.000 millones en subvenciones y 250.000 en préstamos) y un marco financiero plurianual para 2021-2027 de 1,1 billones de euros, unos números que el Parlamento considera “un buen punto de partida”.

“Pero creemos que los 500.000 millones en transferencias son el mínimo para dar una respuesta europea creíble a una crisis tan enorme. Nos oponemos a cualquier reducción”, incidieron los líderes de los grupos, que recordaron que más de un 70 % del PE ha apoyado una resolución que pedía un paquete total de dos billones de euros.

“Estarán de acuerdo en que una mayoría de dos tercios que representan al norte, sur, este y oeste es difícil de ignorar”, añadieron.

Los países llegan divididos a la primera cumbre en la que se abordará este paquete, con un grupo de países austeros liderados por Holanda, que prefiere que el dinero se desembolse en préstamos que deban devolverse, frente a otro bloque, en el que están Francia, Alemania y España, que defiende que sean transferencias a fondo perdido.

En la carta, los diputados insistieron también en que consideran “clave” la reforma para añadir nuevos recursos propios al presupuesto comunitario, esto es, nuevas fuentes de financiación que no vengan de las aportaciones de los Estados.

“En un presupuesto con techos de gasto, introducir nuevos ingresos a nivel europeo es la única manera de reducir la necesidad de transferencias desde las arcas nacionales y por tanto reducir la presión a los ciudadanos. Debemos encontrar el dinero en otra parte: en los bolsillos de las grandes tecnológicas, las empresas contaminantes y los que no pagan impuestos”, subrayaron.

El Parlamento ha asegurado que rechazará dar luz verde al próximo presupuesto comunitario si no se introducen nuevos recursos propios, así como provisiones legales vinculantes y un calendario de cuándo se irán introduciendo en los próximos siete años