España pedirá a Bruselas relajar el déficit ante nueva coyuntura económica

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa ofrecida este martes al término de la primera reunión del nuevo Consejo de Ministros, formado por 17 miembros del PSOE y cinco de Unidas Podemos, en la que ha subrayado que PSOE y Unidas Podemos han formado "una coalición de gobierno, no de pensamiento", y que, por tanto, cada partido decidirá si los ministros que también son diputados continúan o no en sus escaños. EFE/Emilio Naranjo

Madrid (EuroEFE).- El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha avanzado que el Ejecutivo renegociará con la Comisión Europea (CE) una nueva senda de déficit público, más flexible, ante una nueva coyuntura económica.

Tras la primera reunión del nuevo Consejo de Ministros, Sánchez ha señalado en rueda de prensa en el palacio presidencial de La Moncloa que “las circunstancias económicas han cambiado de unos meses a esta parte” y ha dicho que habrá que negociar con Bruselas nuevos objetivos de déficit antes de abril, cuando se debe enviar el nuevo plan de Estabilidad Presupuestaria.

En el último plan presupuestario enviado a Bruselas y vinculado a los Presupuestos Generales del Estado prorrogados de 2018, el Ejecutivo español contemplaba una meta de déficit del 1,7 % del PIB para 2020.

Sánchez ha recalcado que el objetivo prioritario del nuevo Gobierno de coalición es aprobar unos presupuestos para 2020 que sean los de “la recuperación, los de la transición ecológica justa o los de los derechos sociales”, aunque antes ha de validarse en el Parlamento una nueva senda de objetivos de déficit y de techo de gasto.

“Paso a paso”, ha insistido Sánchez, que ha ironizado con que incluso con los Presupuestos prorrogados del Gobierno de Mariano Rajoy (2011-2018) “hemos demostrado que se pueden hacer cosas por la ciudadanía, como reenfocar las políticas de becas hacia las familias de menos recursos”.

Las reglas fiscales de la UE y Cataluña, condicionantes del nuevo gobierno español

Madrid (EFE).- Afrontar el independentismo en Cataluña y mantener la ortodoxia fiscal exigida por la UE mientras se potencian las políticas sociales en un marco de menor crecimiento serán los grandes retos del nuevo Gobierno español.

La lucha contra el cambio …

El presidente del Gobierno español ha recordado que la coyuntura económica actual ha cambiado y que la realidad económica de la eurozona es distinta, una vez que el crecimiento del PIB de algunos países de esa región se ha ralentizado, y ha incidido en que “cuanto antes” se hablará con Bruselas.

También ha destacado los nuevos cambios que ha habido en la presidencia de la CE que dirige Ursula von der Leyen y en los diferentes comisarios.

Edición: Catalina Guerrero