Hungría exige la dimisión de la comisaria europea Vera Jourová pero la CE la respalda

La comisaria europea de Valores y Transparencia, Vera Jourova. [EFE/EPA/OLIVIER HOSLET]

Budapest/Bruselas (EuroEFE).- El primer ministro de Hungría, el ultranacionalista Viktor Orbán, exigió la dimisión de la vicepresidenta de la Comisión Europea (CE), la liberal checa Vera Jourová, después de que ésta haya calificado de “enferma” la democracia magiar, y ha congelado las relaciones con la comisaria. Pero la Comisión Europea dejó claro este martes su respaldo a la comisaria Jourová.

En una carta enviada a la presidenta de la CE, Ursula von der Leyen, publicada este martes por la agencia húngara MTI, Orbán dice que Jourová ha “calificado públicamente a Hungría de ‘democracia enferma’ y ofendido a los ciudadanos húngaros” al asegurar que ‘no están en condiciones de formular opiniones propias”.

El Gobierno de Hungría suspende de inmediato todas las relaciones políticas con la checa Jourová, quien es también Comisaria de Valores y Transparencia, hasta su dimisión, añade Orbán.

El mandatario reaccionó así a unas declaraciones de Jourová al semanario alemán Der Spiegel, donde recurrió a un juego de palabras en inglés al calificar el actual régimen en Hungría como una “democracia enferma (ill, en inglés) en alusión al término de “democracia iliberal (illiberal)” que utiliza Orbán para definir el modelo político que defiende.

Además, tras calificar de “alarmante” la situación de la prensa en Hungría, resaltó que no puede haber democracia sin que la sociedad pueda acceder a la información libremente, algo que a su juicio no tiene lugar en el país centroeuropeo.

El primer ministro húngaro, Viktor Orban. EFE/EPA/STEPHANIE LECOCQ / POOL

Según Orbán las palabras de Jourová contradicen los principios de neutralidad y objetividad institucional de la CE establecidos en el Tratado de Lisboa, “con lo que hace imposible el diálogo” con Hungría.

“Esas afirmaciones no solo son un ataque -ya hasta habitual- contra el Gobierno húngaro que fue elegido democráticamente, sino que ofenden a Hungría y a la población húngara. Lo primero es impropio, lo segundo es inaceptable”, afirma el primer ministro en la misiva.

En estas condiciones -opina- la comisaria no puede ser defensora de los valores europeos, y por ello “el abandono de su cargo es absolutamente necesario”.

En las últimas semanas se han intensificado en la UE las discusiones sobre la vinculación de los fondos europeos al respeto del Estado de Derecho, algo que Hungría y Polonia rechazan rotundamente, mientras que Jourová ha afirmado que solo estará satisfecha si ese será un instrumento fuerte.

Desde que llegó al poder en 2010, el Gobierno de Orbán se enfrenta a Bruselas por toda una serie de leyes que han socavado la democracia y libertades fundamentales en el país.

Hungría se encuentra actualmente en el puesto 89 de 180 países en el índice de libertad de prensa de Reporteros Sin Fronteras.

La CE deja claro su respaldo a la comisariua Jourová

La Comisión Europea (CE) dejó claro este martes su respaldo a la vicepresidenta Vera Jourová. La presidenta de la Comisión Europea, “Ursula von der Leyen, trabaja estrechamente con la vicepresidenta Jourová en el Estado de derecho y la vicepresidenta tiene su plena confianza”, dijo la portavoz comunitaria Dana Spinant durante la rueda de prensa diaria de la institución.

La comisaria europea de Valores y Transparencia, Vera Jourova. EFE/EPA/OLIVIER HOSLET / POOL

La portavoz señaló que la Comisión ha visto la carta enviada por Orban en que pide la dimisión de Jourová e indicó que tiene previsto responder a ella.

Añadió asimismo que Bruselas ya ha dicho en el pasado que le preocupa la situación del Estado de derecho en Hungría, un tema que se abordará en el informe sobre el estado de derecho en la Unión Europea, que la Comisión Europea adoptará mañana.

Ese documento “pretende ser un instrumento para el diálogo con los Estados miembros y también con el Parlamento Europeo”, señaló la portavoz.

“La Comisión Europea sigue preparada para el diálogo, todas las puertas están abiertas”, subrayó por su parte el portavoz comunitario de Justicia, Christian Wigang.