Josep Borrell, ante la Eurocámara este lunes

Borrell

Imagen de archivo del ministro del 26 de junio de 2019 de Exteriores en funciones, Josep Borrell, durante su comparecencia ante los medios en Bruselas en la que anunció su renuncia al acta de diputado en el Parlamento Europeo. EFE/Elio Germani

Bruselas (EuroEFE).- Este lunes el Parlamento Europeo evalúa a quien fuera su presidente entre 2004 y 2007, Josep Borrell, como candidato a Alto Representante de Política Exterior de la futura Comisión Europea (CE) de Ursula von der Leyen. En esa audiencia, Borrell se va a comprometer, como ya ha subrayado por escrito, “a hacer lo que esté en mi mano para alcanzar la unidad de la UE en cuanto a las relaciones exteriores”.

Después de que 19 de 26 de los candidatos a comisarios designados se hayan sometido esta semana a las audiencias del Parlamento Europeo este lunes le llega el turno a Borrell y a la checa Vera Jourova (vicepresidenta de Valores y Transparencia).

El martes pasarán los tres vicepresidentes ejecutivos de la próxima Comisión Van der Leyen: el letón  Valdis Dombrovskis (una economía que funcione en pro de las personas), la danesa Margrethe Vestager (una Europa adaptada a la era digital) y el holandés Frans Timmermans (Pacto Verde Europeo).

Durante tres horas, de 14.30 a 17.30, y tras una breve intervención de 15 minutos, el candidato a Alto Representante de la Política Exterior y de Seguridad de la UE responderá a las preguntas de los eurodiputados de la comisión de Asuntos Exteriores, ante la presencia de las comisiones invitadas a esta audiencia; las de Desarrollo (DEVE) y Comercio Internacional (INTA), ambas relacionadas con el contenido de su cartera.

Previamente, el actual ministro de Exteriores español en funciones ya ha tenido que responder, al igual que el resto de los candidatos, a siete preguntas por escrito antes de someterse a esta audiencia. Sus respuestas están en un documento de 27 páginas publicado por el Parlamento Europeo esta semana. 

Dos de ellas son comunes a todos los candidatos a comisarios: la primera, sobre sus competencias, compromiso europeo e independencia personal, que por primera vez incluye una referencia a cómo se integraría la perspectiva de género en la cartera de cada uno de los candidatos.

La segunda pregunta hace referencia a su conocimiento de la cartera y la cooperación con el Parlamento Europeo.

Las otras cinco preguntas, emitidas por la comisión de Asuntos Exteriores, están dirigidas a conocer los planes de Borrell para mejorar el diálogo interinstitucional y garantizar el progreso cuando el Consejo sea reacio a alcanzar un acuerdo, mejorar la cooperación entre la Comisión y el Parlamento, aumentar la capacidad de influencia e impacto de la UE en su acción exterior, tomar medidas para lograr la autonomía estratégica de la UE en seguridad y defensa, y garantizar que los derechos humanos sigan siendo un objetivo estratégico y no se vean eclipsados por prioridades económicas, de migración y de seguridad

Contribuir a que la UE sea un actor más fuerte en el ámbito de política exterior

“Quiero realmente contribuir a que la UE sea un actor más fuerte en el ámbito de la política exterior. Todos sabemos que, prácticamente en todos los ámbitos políticos, debemos actuar conjuntamente como europeos para ser decisivos en la escena mundial, tanto las instituciones como los Estados miembros. No será tarea fácil, pero me comprometo a hacer lo que esté en mi mano para alcanzar la unidad de la UE en cuanto a las relaciones exteriores”, escribe Borrell en respuesta a la pregunta sobre su motivación para asumir el cargo.

“Pretendo desempeñar mi papel como vicepresidente y coordinar la acción exterior de la Unión con la vista puesta en maximizar nuestra capacidad de influencia a escala
internacional para la protección de nuestros intereses y la promoción de nuestros valores”, continúa Borrell al ser preguntado cómo va a gestionar su cartera.

Esfuerzos “coherentes” en pos de una Unión Europea de Defensa

“Además, me aseguraré -continúa- que toda nuestra labor relacionada con la defensa y nuestros esfuerzos en pos de una auténtica Unión Europea de Defensa sean coherentes”.

El futuro Alto Representante de Política Exterior se ve además como “un negociador honesto en el seno del Consejo de Asuntos Exteriores”.

“La coordinación de la acción exterior de la Comisión no será suficiente para convertirnos en un actor eficaz de la política exterior. También debemos garantizar la coherencia de nuestras acciones. La UE ha probado que puede ser un actor influyente cuando actúa unida”, subraya.

“Mi objetivo es ir más allá del mínimo común denominador cuando los Estados miembros se encuentren divididos. Pretendo desempeñar un papel de construcción de un consenso
proactivo entre los Estados miembros, fomentando lo que creo que redunda en el interés de la UE a corto, medio y largo plazo”.

Política de género y derechos humanos

Borrell se compromete, por otra parte, a garantizar que la UE  “siga liderando los esfuerzos internacionales para alcanzar la igualdad de género, el pleno disfrute de todos los derechos humanos por todas las mujeres y niñas y su empoderamiento.

Y sobre los derechos humanos, Borrell pedirá a todos los servicios a su cargo que losa sigan integrando de manera efectiva “en todas las políticas dirigidas a los países socios, así como en los diálogos bilaterales sobre cuestiones políticas, económicas o de seguridad”.

Declaración de intereses: 5 pisos y 496.000 euros en activos financieros

Ante la Eurocámara, Borrell ha declarado poseer cinco pisos, una parcela y 496.333 euros en productos financieros, según la documentación hecha pública el 27 de septiembre.

La declaración es imprescindible para que la Comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento Europeo establezca que el candidato a vicepresidente de la Comisión Europea no tendrá conflictos de intereses en el desempeño de su nuevo cargo, que ejercerá a partir del próximo 1 de noviembre si la Eurocámara respalda al conjunto del Ejecutivo comunitario.

En concreto, en el documento firmado el 12 de septiembre, Borrell dice estar en posesión de un piso en el municipio madrileño de Majadahonda, otro en Madrid capital, uno en Bruselas, y otros dos apartamentos y un almacén en La Pobla de Segur, en Lérida, así como una parcela en Valdemorillo (Madrid), sin especificar el valor o las dimensiones de los mismos.

El titular español de Exteriores en funciones también declara tener 92.190 euros en acciones (28.224 euros en acciones en Bolsas y Mercados Españoles, 12.390 euros en Bayer, 11.391 euros en participaciones de Iberdrola y otros 40.185 euros en títulos de BBVA).

Además, da cuenta de otros 138.897 euros colocados en el fondo de inversión Bestinver más 34.492 en el de Lyxib y 230.754 euros adicionales en fondos de pensiones (181.044 euros en Fonditel y 49.710 euros en Caixa Bank).

Al acceder al cargo de ministro español de Exteriores en 2018, Borrell había declarado poseer un patrimonio declarado de 2,77 millones de euros, de los que casi un millón corresponden a vivienda y otros inmuebles.

El político socialista también hace referencia a su relación con la empresa Abengoa, de la que dice fue miembro del consejo asesor internacional entre 2009 y 2016, así como presidente del consejo asesor internacional de la firma entre 2011 y 2016.

El 27 de noviembre de 2018, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) le impuso una multa de 30.000 euros por vender acciones de Abengoa en 2015; es decir, cuando aún era consejero de esta compañía y por lo tanto disponía de información privilegiada que no había sido publicada.

Las acciones vendidas, que sólo suponían una pequeña parte de la participación de  Borrell, no le pertenecían a él, sino a una persona de su entorno cercano.

El propio Borrell reconoció antes de que se conociera esa sanción que la venta “no fue adecuada” por el momento en que se hizo, ni por “la apariencia de irregularidad” que pudo generar, pero lo calificó de “un problema de menor cuantía” que no afecta a su “idoneidad para ejercer la función ministerial”.

Para saber más: 

► Documento íntegro de Borrell a las siete preguntas por escrito plantadas por el PE.