La coalición de Gobierno de Italia apuntala objetivos ante un enero caliente

EFE/ARCHIVO

Roma (EuroEFE).- Las dos principales formaciones de la coalición de Gobierno de Italia, el populista Movimiento 5 Estrellas (M5S) y el Partido Demócrata (PD), se reunieron este sábado para apuntalar los objetivos comunes para el 2020 ante eventuales discrepancias.

El líder del primer partido, Luigi Di Maio, y el de la formación de centroizquierda, Nicola Zingaretti, se reunieron en Roma en un clima “muy positivo y constructivo” para hablar del futuro más próximo.

LAS CRUCIALES ELECCIONES EN LA “ROJA” EMILIA ROMAGNA

En sus agendas destacan las elecciones en Emilia-Romagna (norte), donde la unión de derechas de Matteo Salvini podría poner fin por vez primera al histórico predominio de la izquierda.

Estos comicios, que tendrán lugar el 26 de enero, junto a los de Calabria (sur), son una cita importante y Salvini las plantea como un plebiscito sobre el Gobierno del PD y M5S.

Estos dos partidos gobiernan juntos desde que el pasado mes de agosto Salvini rompiera su coalición con el Cinco Estrellas en un intento fallido de forzar nuevas elecciones, pero en este medio año han mostrado desavenencias en diversos e importantes cuestiones.

UNA “VERIFICACIÓN” PARA SUPERAR LAS DIVISIONES

Por esa razón el primer ministro Giuseppe Conte anunció que en enero llevaría a cabo una “verificación de Gobierno” para comprobar si la coalición permanecía unida o estaba definitivamente rota.

El Ejecutivo acabó el año dividido en temas como el Mecanismo Europeo de Estabilidad o por los Presupuestos para el 2020, que derivó en la dimisión del ministro de Educación, Lorenzi Fioramonti, por falta de fondos para su cartera.

Esta “verificación” parece haber empezado hoy con esta primera reunión en la que se abordaron los “próximos objetivos” comunes.

Las fuerzas en el Gobierno mantienen posturas contrastadas en una reforma fundamental para el Cinco Estrellas, la que limita notablemente los tiempos de prescripción de delitos, y también deberán concordar de una vez una reforma de la ley electoral.

Además el Senado deberá decidir desde el 8 de enero si retira la inmunidad a Salvini para que sea procesado por bloquear en el mar a un barco militar con 131 inmigrantes el pasado julio para impedir su desembarco en Italia, cuando este era ministro del Interior.

Falta por ver qué hará el M5S, que en un caso similar en 2018 protegió a Salvini cuando entonces era socio de Gobierno.

Por último, el Gobierno está atento a algunos importantes temas económicos, como la posible retirada de las concesiones a “Autostrade per l’Italia” por el hundimiento del puente de Génova (noroeste) en agosto de 2018, o el salvamento de la aerolínea Alitalia o la Banca Popolare di Bari.

Otro de los miembros de la coalición, el ex primer ministro Matteo Renzi, líder de la neonata “Italia Viva”, no esconde que uno de los motivos que mantienen en pie al Gobierno es la voluntad de frenar a Salvini, a la cabeza de todos los sondeos electorales.

Editado por Miriam Burgués