La oposición no reconoce la victoria de Lukashenko en Bielorrusia

La candidata de la oposición en Bielorrusia. [EFE/EPA/TATYANA ZENKOVICH]

Moscú (EuroEFE).- La candidata a la presidencia bielorrusa y abanderada de la oposición unificada, Svetlana Tijanóvskaya, declaró este lunes que no reconoce los resultados de los comicios de este domingo que dan la victoria al actual mandatario, Alexandr Lukashenko.

“No reconocemos los resultados. Hemos visto los protocolos de votación”, dijo Tijanóvskaya en rueda de prensa.

La candidata presidencial, esposa del bloguero opositor detenido, Serguéi Tijanóvski, llamó a “los que creen que su voto ha sido robado, a no quedarse callados”, según recogen los medios rusos.

De acuerdo al portal MBJ Media, el equipo de Tijanóvskata pretende probar “todas las infracciones” con ayuda de los resultados de una votación paralela de la oposición durante las elecciones.

La candidata presidencial se mostró dispuesta a reunirse con Lukashenko para abordar la situación y expresó que no tiene planes de abandonar el país por temor a ser detenida.

“No veo ni un motivo por el que pueda ser arrestada o tenga que salir del país”, aseveró, citada por la agencia Interfax.

Mientras, una de sus colaboradoras más próximas, María Kolésnikova indicó que tanto la candidata presidencial como su equipo están preparados para “unas protestas largas”.

Un manifestante es detenido durante las manifestaciones de la noche del domingo en Bielorrusia. EFE/EPA/TATYANA ZENKOVICH

Según los datos oficiales aún no definitivos, Lukashenko, en el poder desde 1994, habría logrado en los comicios de ayer el 80,23 % de los votos, frente al 9,9% que obtuvo la candidata de la oposición unificada, Svetlana Tijanóvskaya.

Tras el cierre de los colegios electorales en Bielorrusia, la oposición del país salió a las calles de Minsk y de otras ciudades del país para protestar contra lo que denunciaron como fraude electoral.

Los manifestantes fueron dispersados por la policía antidisturbios, que empleó camiones lanzaaguas, gases lacrimógenos, proyectiles de goma y porras.

Según el Ministerio del Interior, en las acciones de protesta de ayer fueron detenidas cerca de 3.000 personas y medio centenar de ciudadanos resultaron heridos.

Interior afirmó que entre los agentes del orden también hay 39 heridos como resultado de choques con los manifestantes en la noche postelectoral.

A su vez, las autoridades sanitarias desmintieron la información sobre la muerte de un manifestante durante las protestas de la víspera, tal y como habían sostenido algunos activistas.

La propia Tijanóvskaya manifestó durante su primera rueda de prensa tras las elecciones presidenciales que su entorno recibe “información no contrastada” sobre posibles muertos en los enfrentamientos de anoche.

“Si eso resulta ser verdad, será el inicio del fin”, advirtió la opositora

Cerca de 3.000 detenidos

Cerca de 3.000 participantes en manifestaciones de protesta no autorizadas fueron detenidos anoche y esta madrugada al término de las votaciones para las elecciones presidenciales bielorrusas de este domingo, informó el Ministerio de Interior de Bielorrusia.

“Por participar en acciones masivas no autorizadas fueron detenidas cerca de 3.000 personas en todo el país”, escribió en su cuenta de Telegram la portavoz de esa cartera, Olga Chemodánova.

Añadió que los enfrentamientos entre la policía y los manifestantes se saldaron con cerca de un centenar de heridos, de ellos 39 agentes de la fuerza del orden, “algunos de los cuales tuvieron que ser hospitalizados”

Chemodánova indicó que las detenciones se practicaron en 33 ciudades y localidades del país, y que en Minsk la policía detuvo a cerca de un millar de personas.

Destacó que los enfrentamientos más graves tuvieron lugar en la capital, donde lo manifestantes levantaron barricadas, y en la ciudad de Pinsk, junto a la frontera con Ucrania, donde “grupos de ciudadanos agresivos trataron de organizar ataques contra los agentes de la policía”.

“Es necesario destacar que contra los infractores no se emplearon armas de combate. No hubo muertos”, concluyó la portavoz de Interior en su mensaje en Telegram.

Lukashenko culpa a  Polonia, la República Checa y Ucrania

El presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, denunció que las protestas antigubernamentales que estallaron el domingo tras su victoria en las elecciones presidenciales fueron instigadas desde países como Polonia, la República Checa y Ucrania.

“Por lo que dicen, vemos quiénes son los que manejan los hilos. Una de las líneas (de investigación) nos lleva a Chequia”, dijo en su primeras declaraciones sobre lo ocurrido, según informa la agencia oficial Belta.

Lukashenko asegura que desde Praga presionaron a los activistas opositores para que tomaran las calles con el fin de entablar negociaciones con las autoridades para la “entrega pacífica del poder”.

“Es decir, Lukashenko, que se encuentra en la cúspide de la vertical de poder, al frente del Estado debe cederles el poder tras lograr un 80 % de los votos”, subrayó, en alusión al porcentaje de sufragios que le otorga la comisión electoral.

También acusó a Polonia, que ha respaldado a la candidata de la oposición unificada, Svetlana Tijanóvskaya, y ya ha propuesto convocar una cumbre de la Unión Europea para abordar la crisis en Bielorrusia, de patrocinar los desórdenes masivos.

“De Polonia ya ni hablo. Allí todos se han puesto cómodos y también han comenzado a tirar de los hilos”, apuntó.

Mencionó también entre los instigadores a Ucrania, donde habría revolucionarios “de sobra”, aunque negó que se trate de una política estatal, y destacó que “lamentablemente” de Rusia también llegaron grupos interesados en desestabilizar la situación en el país vecino.

“En resumen, intentan controlar la situación desde el exterior”, resaltó.

 La UE expresa preocupación por la violencia de las autoridades

La Unión Europea (UE) expresó este lunes su preocupación por la violencia de las autoridades contra los participantes en las protestas del domingo en Bielorrusia, tras las elecciones presidenciales celebradas en ese país. La presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, llamó a “respetar los derechos fundamentales” tras los actos violentos registrados durante el domingo.

La líder del Ejecutivo comunitario interpeló directamente a las autoridades bielorrusas a través de un mensaje en Twitter reclamando además que “los votos de las elecciones de ayer sean contados y publicados de manera precisa”. Von der Leyen subrayó que tanto “el acoso como la represión violenta no tienen sitio en Europa”.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, instó también al Gobierno de Bielorrusia a cesar la represión policial contra los manifestantes.

“La violencia contra los manifestantes no es la respuesta”, escribió Michel en su perfil de Twitter.

El político belga llamó al respeto de “la libertad de expresión, de reunión y de los derechos humanos básicos” en el país.

Asimismo, el alto representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Josep Borrell, y el comisario europeo de Vecindad y Ampliación, Olivér Várhelyi, criticaron la violencia “desproporcionada e inaceptable” contra manifestantes “pacíficos”, que causó un muerto y numerosos heridos.

“Condenamos la violencia y pedimos la liberación inmediata de todos los arrestados anoche. Las autoridades de Bielorrusia deben garantizar que se respeta el derecho fundamental de la libre asamblea”, dijeron en un comunicado conjunto.

Tras la movilización sin precedentes “el pueblo bielorruso ahora espera que sus votos se cuenten con precisión”, indicaron ambos políticos, que añadieron que “es fundamental que la Comisión Electoral Central publique los resultados que reflejen la elección del pueblo bielorruso”.

“Solo la defensa de los derechos humanos, la democracia y unas elecciones libres y justas garantizarán la estabilidad y la soberanía en Bielorrusia”, señalaron.

Alemania: las elecciones no han cumplido los “estándares democráticos mínimos”

El Gobierno alemán consideró este lunes que las elecciones presidenciales en Bielorrusia han sufrido de “irregularidades sistemáticas” y no han cumplido los “estándares democráticos mínimos”.

El portavoz del Ejecutivo alemán, Steffen Seibert, aseguró en una rueda de prensa rutinaria que es “lamentable” que el Gobierno bielorruso no haya permitido trabajar a los observadores electorales de la OSCE y haya empleado la “violencia” contra “manifestantes pacíficos”.

También condenó la detención de periodistas y el bloqueo de internet.

Seibert, que instó a Minsk a “aceptar la voluntad ciudadana”, no llegó a asegurar que el Gobierno alemán no reconocía el resultado oficial, que da la victoria al presidente Alexandr Lukashenko con más del 80 % de los votos.

Los disturbios en Bielorrusia se saldaron con más de 3.000 detenidos, según el Ministerio del Interior. EFE/EPA/TATYANA ZENKOVICH

El portavoz apuntó que Berlín tiene “grandes dudas” con respecto al proceso electoral y que acordará con sus socios europeos cualquier subsiguiente valoración, porque la UE reaccionará “de forma proporcionada”.

Las elecciones bielorrusas serán uno de los temas que se abordará en la reunión que celebrarán mañana en San Petesburgo (Rusia) los ministros de Alemania y Rusia, Heiko Maas y Serguéi Lavrov.

Putin felicita a Lukashenko

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, felicitó este lunes a su homólogo bielorruso, Alexandr Lukashenko, por su reelección para su sexto mandato consecutivo en los comicios presidenciales de este domingo, informó el Kremlin.

En un telegrama, publicado en la web del Kremlin, Putin expresó su confianza en que durante su nuevo mandato Lukashenko contribuirá al desarrollo de las “mutuamente ventajosas relaciones ruso-bielorrusas en todos los ámbitos”.

Asimismo, manifestó su seguridad en que la reelección de Lukashenko permitirá impulsar los procesos de integración en la Unión Económica Euroasiática y la Comunidad de Estados Independientes, así como otras alianzas en las que participan Moscú y Minsk.

“Todo ello, sin duda, responde a los intereses fundamentales de los pueblos hermanos de Rusia y Bielorrusia”, concluye la nota oficial.