La UE y España defienden la supremacía de la ley europea en el Día de Europa

La ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, durante el acto del Día de Europa en la plaza de la Villa en Madrid. EFE/Fernando Alvarado

Madrid (EuroEFE).- Ningún ciudadano, institución o Estado miembro está por encima del derecho europeo y ese principio es básico para el funcionamiento de la UE, según han defendido el jefe de la diplomacia comunitaria, Josep Borrell, y la ministra española de Exteriores, Arancha González Laya, con motivo del Día de Europa.

En el foro digital “El Momentum Europeo. La Unión Hace la Fuerza” celebrado este sábado, Borrell ha recordado la “preeminencia” de la ley europea y González Laya ha subrayado que esa ley establece que el Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) “es el encargado de examinar la legalidad de los actos del Banco Central Europeo (BCE)”.

Ambos se han pronunciado así en referencia a la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) de Alemania que esta semana declaró parcialmente contrario a la Constitución de ese país el programa del compra de bonos de deuda del BCE puesto en marcha en 2015.

El fallo del TC alemán contradice al TJUE, que en una decisión vinculante de diciembre de 2018 sentenció que el programa de compra de bonos soberanos en los mercados secundarios del BCE no vulnera el derecho comunitario.

TC alemán declara parcialmente inconstitucional el programa de compra de bonos de 2015 y el BCE "toma nota"

Berlín/Bruselas/Fráncfort (EuroEFE).- El Tribunal Constitucional (TC) de Alemania declaró este martes parcialmente contrario a la Constitución del país el programa del compra de bonos de deuda del Banco Central Europeo (BCE) puesto en marcha en 2015. La CE le ha …

 

González Laya ha advertido contra los intentos de “erosionar un sistema que es bastante claro”, mientras que Borrell ha indicado que “la partida no se ha acabado” porque el BCE tiene un plazo de tres meses para explicar que las medidas son adecuadas y proporcionales para que el Bundesbank alemán pueda seguir participando en el programa de compra de bonos.

No obstante, el alto representante de la UE para la Política Exterior ha admitido que el fallo del TC alemán “plantea interrogantes sobre de qué manera se puede administrar la flexibilidad monetaria” ante la crisis actual desatada por la pandemia del coronavirus.

Nuevos instrumentos

Sobre la respuesta que está dando la Unión Europea (UE) a esta crisis, Borrell ha dicho que “quizá” se podía haber actuado con mayor rapidez al comienzo, pero también ha destacado que la “descoordinación” inicial entre países solo duró unos días y no conviene “autoflagelarnos” por ello.

“La solidaridad europea se ha administrado con los recursos que Europa tiene” y está claro que “tenemos que imaginar” nuevos instrumentos “porque los actuales no son suficientes”, ha comentado Borrell.

“Se ha movilizado rápidamente lo que Europa tiene en su caja de herramientas”, ha insistido.
A juicio de González Laya, de esta pandemia hay que aprender la importancia de tener “humildad y resiliencia”, así como de “invertir en prepararnos mejor frente a riesgos extremos”.

 

“Europa se hace paso a paso, con realizaciones concretas que supongan solidaridad de hecho”, ha afirmado la ministra, para quien lo puesto en marcha en las últimas semanas por la UE es “inédito” en su historia pero “no es suficiente”, porque “ahora hace falta un presupuesto robusto y un fondo de recuperación sólido”.

Ambos coinciden en que para afrontar las consecuencias económicas de la pandemia es crucial aumentar el presupuesto comunitario y también en la idoneidad de la propuesta española para el fondo de recuperación pactado por la UE, que plantea subvenciones a fondo perdido en lugar de créditos que lleven a un endeudamiento excesivo de los países.

Solidaridad entendida como inversión común

“Si no somos solidarios”, entendiendo que esa solidaridad es “inversión en común” y no “caridad”, la crisis económica “nos va a afectar a todos”, ha dicho González Laya al poner de ejemplo que Alemania u Holanda estarán en problemas “si no pueden usar el mercado común” porque la mitad de Europa está en la ruina.

La respuesta “solamente puede venir de una acción coordinada entre europeos, ningún país se va a librar solo de este problema ni desde el punto de vista sanitario ni económico”, ha argumentado Borrell.

 

“Hay que salir de esta crisis de una manera diferente a como lo hemos hecho en anteriores para reducir fracturas y no ampliarlas”, ha puntualizado González Laya, que apuesta por integrar “sostenibilidad y digitalización” en el proyecto de reconstrucción de Europa.

“Necesitamos un pequeño gran paso en las próximas semanas” que dé al resto del mundo “una idea de la ambición internacional de la UE, de cuán en serio nos tomamos que Europa sea un actor internacional”, ha remarcado la ministra.

Y también hacen falta, a su juicio, “enormes dosis de pragmatismo” para seguir construyendo el proyecto europeo que inauguró el 9 de mayo de 1950 el entonces ministro francés de Asuntos Exteriores, Robert Schuman, con un discurso en París y dar respuestas “a lo que los ciudadanos esperan hoy” de él.

Editado por Alberto Masegosa