Los “frugales” rechazan mutualizar deuda y proponen un fondo temporal en la UE

El canciller austríaco, Sebastian Kurz, el líder del Partido de los Pueblos de Austria (OeVP) y el Primer Ministro holandés y líder del Partido Popular por la Libertad y la Democracia (VVD) Mark Rutte durante una conferencia de prensa después de una reunión en el Ferderal Cancillería en Viena, Austria, el 1 de enero de 2018. EFE / EPA / FLORIAN WIESER/Archivo

La Haya/ Viena (EuroEFE).- Holanda, Austria, Suecia y Dinamarca, el grupo de países bautizados como los “frugales”, son partidarios de que el fondo europeo de recuperación tras el coronavirus sea temporal, a través de préstamos y que no conlleve una mutualización de la deuda ni un aumento en las contribuciones de los países a las arcas europeas.

La iniciativa de este grupo de Estados miembros, a la que ha tenido acceso Efe, llega apenas cuatro días antes de que la Comisión Europea presente este miércoles su propio plan de recuperación junto a la nueva propuesta para el presupuesto comunitario a siete años, y una semana después de que Alemania y Francia abogaran por un fondo de medio billón de euros en transferencias, y no préstamos.

Merkel y Macron proponen un fondo de 500.000 millones para reconstruir Europa

París/Bruselas/Madrid (EuroEFE).- El motor franco-alemán se activa de nuevo. El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel, se pusieron este lunes al frente de la “reconstrucción” europea con la propuesta de crear un fondo de 500.000 …

La propuesta asegura buscar “una recuperación eficiente y sostenible” tras la crisis de la COVID-19 y sugiere que los países que se hayan visto afectados por la pandemia podrían solicitar un préstamo de este fondo durante un máximo de dos años que esté “dirigido a las actividades que más aportan a la recuperación”, como la innovación, la investigación o la transición verde.

El documento de Holanda, Austria, Suecia y Dinamarca, que defiende un fondo “temporal y puntual” que sea un añadido a las ayudas ya aprobadas y al presupuesto para 2021-2027, no incluye una cifra concreta como el plan francoalemán, sino que propone esperar a que la Comisión Europea determine primero cuánto dinero necesita cada país para la recuperación financiera.

Rechazo a compartir deuda 

En cualquier caso, sí insiste en que la recuperación de la economía europea no debe conducir a una mutualización de la deuda ni a un incremento de las contribuciones nacionales al presupuesto comunitario, que en el periodo actual (2014-2020) equivalen al 1,16 % de la Renta Nacional Bruta de los Estados miembros.

“No podemos aceptar ningún instrumento o medida que conduzca a la mutualización de la deuda ni a aumentos significativos en el presupuesto de la UE. El pronóstico de la Comisión muestra que todos los Estados miembros sufrirán una contracción económica sin precedentes en 2020, con una recuperación solo parcial en 2021”, subrayan los frugales en la propuesta.

Estos países quieren que los países afectados elaboren un plan de recuperación propio, “una evaluación exhaustiva de las necesidades de los sectores y segmentos (sociales) más afectados” y apunta como “esencial” que los Estados miembros más golpeados se comprometan a hacer reformas.

“El apoyo a la recuperación debe asegurar que todos los Estados miembros están mejor preparados para la próxima crisis. Un fuerte compromiso con las reformas y el marco fiscal es esencial para promover el crecimiento potencial”, recalcan.

Este fondo de emergencia, apuntan, debería apoyar los esfuerzos estatales destinados a llevar a cabo “reformas nacionales y fortalecer el mercado único”.
Además de las futuras reformas, los cuatro países sugieren que el fondo se vincule a un cumplimiento de los valores europeos y al Estado de derecho y a que el gasto se proteja de un posible fraude.

Préstamos frente a subvenciones

A diferencia de la propuesta hecha el pasado lunes por Alemania y Francia, que promueve un paquete de recuperación económica de 500.000 millones de euros que no tendrían que devolverse, este fondo propuesto por los frugales sería en concepto de préstamos, y no una “donación”.

El préstamo, señalan estos cuatro países, se haría “en condiciones favorables en beneficio del país que lo necesita, al tiempo que se limita el riesgo a todos los Estados miembros y se ofrece incentivos sólidos”, aunque subraya que este fondo debería “garantizar” que los países estén mejor preparados para la próxima crisis.

La presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, se ha mostrado partidaria de que el fondo se desembolse a través de un “equilibrio” entre préstamos y transferencias, mientras que el Parlamento Europeo aboga por que se efectúe “mayoritariamente” a través de transferencias que no tengan que devolverse.

Países como España son partidarios de que los fondos se desembolsen a través de subvenciones a fondo perdido, en lugar de préstamos, para evitar que los créditos eleven las ratios de deuda y se ensanche la brecha económica en el continente.

España espera clarificaciones sobre el fondo de reconstrucción europeo

París (EuroEFE).- La ministra española de Exteriores, Arancha González Laya, espera clarificaciones acerca de la propuesta franco-alemana sobre el fondo de reconstrucción europeo, en particular sobre su volumen y la parte que supondrán las transferencias.

En una entrevista emitida este viernes …

Kurz insiste en limitar temporalmente las ayudas europeas contra coronavirus

El canciller federal austríaco, el conservador Sebastian Kurz, insistió este sábado en que las ayudas europeas para los países más afectados por la crisis del coronavirus sean “limitadas en el tiempo” para evitar lo que calificó como una “unión de deudas”.

“No queremos una ‘unión de deudas’ (una mutualización de deudas) y tampoco queremos pasar a una ‘unión de deudas’ por la puerta trasera. Por eso, el punto más importante para nosotros es que haya una limitación en el tiempo (para las ayudas)”, dijo Kurz.

“Nuestro objetivo es que seamos solidarios, que ayudemos, sobre todo rápido, y que esa ayuda tenga tres objetivos: inversiones en la ecología, en la digitalización y en el sector de la sanidad, siempre con el objetivo de crear un máximo de puestos de trabajo en Europa”, dijo el canciller en declaraciones a la radio pública austríaca ORF.

“Al final necesitaremos un acuerdo, así funciona la UE, pero tenemos una posición clara, que es importante para nosotros: esta ayuda debe ser inmediata contra el coronavirus, rápida, intensa y sin burocracia”, concluyó el canciller austríaco.

Por su parte, su socio de coalición, el partido ecologistas “Los Verdes”, insistió hoy en la importancia de transferencias directas, también en el interés propio de Austria, cuyo segundo socio comercial es Italia, el país más golpeado por la crisis.

Michel Raimon, portavoz de asuntos europeos de Los Verdes, destacó en declaraciones a ORF que la contraoferta de los cuatro países austeros no contiene ni el monto de las ayudas ni tampoco precisa cómo deben ser desembolsadas.

“La oferta no dice nada sobre si deben ser créditos y ayudas directas, lo que es bueno. Al final habrá un acuerdo diferente al anunciado hace una semana por los conservadores”, dijo Raimon.

“Nosotros le dijimos a Kurz que esto lo perderá a nivel europeo (insistir en créditos). Si él se ha adelantado pues es un problema de él. Al final no habrá solo créditos y con toda razón”, agregó.

Gentiloni: el plan francoalemán no generará deuda a los países

Bruselas (EuroEFE).- El comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, destacó este miércoles que la propuesta de Francia y Alemania de crear un fondo de 500.000 millones de euros destinado a las regiones y sectores más afectados por la pandemia de …

Edición: Catalina Guerrero