Los líderes de la UE buscan cerrar un acuerdo en el cuarto día de cumbre

EFE-EPA/FRANCOIS WALSCHAERTS/POOL

Bruselas (EuroEFE).- Los líderes de los países de la Unión Europea (UE) volverán a intentar alcanzar un acuerdo sobre el fondo de recuperación tras la pandemia y el presupuesto comunitario para el periodo 2021-2027 durante la cuarta jornada de una cumbre europea en la que, hasta el momento, no ha sido posible lograr la unanimidad.

Tras una madrugada de intensas negociaciones, los jefes de Estado y de Gobierno fueron incapaces de conseguir un pacto.

Después de tres días de maratoniana negociación, el acuerdo seguía bloqueado por la oposición de los países conocidos como frugales (Holanda, Austria, Dinamarca y Suecia), a los que respalda Finlandia, aunque las más de veinte horas de negociación del domingo han abierto una vía para el acuerdo, según fuentes diplomáticas.

Optimismo con cautelas de Merkel, Macron y Von der Leyen

De hecho, la canciller alemana, Angela Merkel, calificó de “progreso” que el Consejo Europeo lograra elaborar el domingo por la noche “el marco de un posible acuerdo” para el fondo de recuperación europea y expresó “esperanzas” de que este lunes sea posible alcanzar una postura común.

“Nos da esperanzas de que hoy pueda llegarse a un acuerdo o, por lo menos, de que este acuerdo sea posible”, señaló Merkel.

Por su parte, el presidente francés, Emmanuel Macron, dijo al llegar a la reunión que observa “un espíritu de compromiso” después de las discusiones la pasada noche, pero que “nada está cerrado” todavía.

En cualquier caso, constató que se han producido avances en ámbitos como el nivel total del fondo de recuperación o la distribución entre transferencias directas y préstamos.

La presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, afirmó que los líderes “avanzan en la buena dirección” para cerrar un acuerdo y se mostró “positiva”.

“Soy positiva hoy, no estamos aún ahí pero creo que estamos avanzando en la buena dirección”, indicó la política alemana, que ha participado activamente en las negociaciones con los jefes de Estado y de Gobierno.

Sánchez confía en lograr hoy el acuerdo

Mientras, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, subrayó su confianza en que los Veintisiete alcancen hoy un acuerdo y animó al resto de líderes a buscarlo en las próximas horas.

A su llegada al Consejo en la cuarta jornada de la cumbre, Sánchez aseguró que en estos días de negociaciones España ha tenido una posición “constructiva” en la que ha hablado con todos, y ha tratado de explicar sobre todo a los “menos receptivos” con la propuesta de subvenciones directas de la Comisión las razones por las que es necesaria una ayuda de esta “envergadura”.

En este diálogo hay que “ponerse en la piel del otro”, pero también hay que trabajar para que los demás entiendan la posición de países como España.

Sánchez insistió en “animar” a sus colegas europeos para lograr un acuerdo que “sin duda alguna va a sentar muy bien” tanto a los ciudadanos como “al sector productivo y los mercados financieros”.

Con “diálogo, empatía y determinación” dijo Sánchez estar afrontando esta negociación, pero también con “compromiso y responsabilidad”, la misma que ha pedido a todos sus colegas europeos.

“Que seamos todos conscientes de que hay una ciudadanía europea preocupada por la evolución de la pandemia y una crisis que no ha sido resuelta completamente” y ante la que hay que dar una respuesta que dé “certezas, certidumbre, tranquilidad, sosiego, serenidad a las empresas, los trabajadores y al conjunto de la ciudadanía, para poder afrontar con todas las garantías esta pandemia”, comentó.

La Eurocámara no aprobará el acuerdo si no respeta las prioridades planteadas

Por su parte, el presidente del Parlamento Europeo (PE), David Sassoli, avisó de que la Eurocámara no dará su consentimiento al acuerdo que salga del Consejo Europeo si no se respetan las prioridades planteadas.

En un comunicado, Sassoli pidió a los líderes reunidos en Bruselas un “acuerdo a la altura de este momento histórico” y se mostró “preocupado” por un futuro “que mortifique la solidaridad europea y el método comunitario”.

“La Eurocámara ha establecido sus prioridades y espera que se cumplan”, aseveró el presidente del PE, quien considera necesarias unas medidas que garanticen la “defensa eficaz del Estado de Derecho” y el fin de los reembolsos.

En su opinión, el Marco Financiero Plurianual (MFP) “debe contar con los instrumentos necesarios para asegurar que la UE es capaz de afrontar los retos a medio plazo, como el Green Deal, la digitalización, la recuperación económica y la lucha contra las desigualdades”.

“La COVID-19 sigue aquí y estamos viendo nuevos brotes en Europa”, recordó Sassoli, quien hizo hincapié en que “ahora, más que nunca, es necesario actuar con rapidez y valentía” para la reconstrucción económica tras la crisis generada por la pandemia.

Nueva propuesta sobre el fondo de recuperación

Los Veintisiete retomarán las negociaciones a las 16.00 horas (14.00 GMT), cuando el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, presentará una nueva propuesta sobre el fondo de recuperación que incluirá 390.000 millones de euros en ayudas directas.

La cantidad de transferencias directas en ese fondo es uno de los principales puntos que impide el acuerdo, puesto que Holanda, Austria, Dinamarca, Suecia y Finlandia son reacios a incluir subvenciones en el plan y piden que su nivel se rebaje.

La propuesta original de la Comisión Europea planteaba 500.000 millones en transferencias y 250.000 en préstamos (750.000 millones en total), pero esos cinco países pidieron el domingo recortar el fondo hasta los 700.000 millones, y que la mitad (350.000 millones) sean ayudas directas y la otra mitad créditos.

Mientras tanto, en la mañana del domingo, Michel había llegado con una propuesta que preveía mantener el fondo en 750.000 millones de euros, de los que 400.000 millones se desembolsarían como ayudas directas y 350.000 millones en créditos.

Alemania, Francia y España, entre otros países, se niegan a bajar de 400.000 millones en subvenciones, el mínimo necesario para que el fondo tenga un impacto macroeconómico, según fuentes españolas.

Además del volumen total del fondo y la proporción de ayudas directas y préstamos, los puntos de bloqueo son las condiciones de las ayudas, la propuesta de vincular la recepción de fondos europeos al respeto al Estado de Derecho y los descuentos que reciben en su aportación al presupuesto común por proporcionar más dinero del que reciben los países frugales.

La cumbre, que llega a su cuarto día, va camino de convertirse en una de las más largas y cruciales de la historia comunitaria.

Sin embargo, la celebrada en Niza en el año 2000 supera por el momento a la que tiene lugar en la actualidad.

La organizada en la ciudad francesa comenzó en la mañana del 7 de diciembre y concluyó en las primeras horas del 11 de diciembre, tras cuatro noches.

Por tanto, la cumbre de este año debería prolongarse una noche más para superar a la de Niza.

Editado por Miriam Burgués