Macron pone a Europa como ejemplo de cooperación y advierte que “el nacionalismo es la guerra”

El presidente francés, Emmanuel Macron, en su intervención en el Foro de la Paz. [EFE/EPA/LUDOVIC MARIN / POOL MAXPPP OUT]

París (EuroEFE).- El presidente francés, Emmanuel Macron, ha puesto a Europa como ejemplo de los logros que se pueden conseguir mediante la cooperación internacional  y advirtió, en la segunda edición del Foro de la Paz, que “el nacionalismo es la guerra”.

Durante la apertura de la segunda edición del Foro de la Paz, que reúne en París a  jefes de Estado y de Gobierno, la mayor parte procedentes de África, a organizaciones no gubernamentales y a centros de estudio, el presidente francés alertó de la “crisis sin precedentes” que atraviesa el sistema multilateral y denunció el avance de los nacionalismos y de la “no cooperación” como germen futuro de conflictos.

“Creo que puede producirse una crisis sin precedentes de nuestro sistema internacional”, aseguró Macron, que consideró que “el nacionalismo es la guerra, y la no cooperación destruye todo lo que se ha levantado en los últimos años”.

En el Foro, iniciado el año pasado con motivo del centenario del final de la Primera Guerra Mundial, el jefe de Estado francés puso a Europa como ejemplo de los logros que se pueden conseguir mediante la cooperación internacional, y aseguró que en el pasado supuso “el mejor ejemplo (…) del precio a pagar por la no cooperación”.

Frente a ello, aseguró que deben desarrollarse “la cooperación equilibrada y el multilateralismo”.

Agregó que Europa puede ser el lugar de encuentro de algunas de las tensiones que actualmente vive el planeta, como la guerra comercial que libran China y Estados Unidos.

Macron, que la semana pasada consideró en una entrevista que la OTAN estaba en una situación de “muerte cerebral”, afirmó que el Foro debe aportar “nuevas iniciativas” que completen la labor que ya ejercen los organismos internacionales, pero que no entren en competencia con ellos.

La presidenta electa de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen (dha),y el presidente francés, Emmanuel Macron. EFE/EPA/MICHEL EULER / POOL MAXPPP OUT

En la apertura participó también la futura presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, quien expresó su deseo de que la Unión “se ocupe más del exterior”.

“Tengo una visión de una Europa que permita acercarse a aquellos que están separados”, indicó la futura jefa del Ejecutivo comunitario electa, que apostó también por “un planteamiento responsable para el planeta”.

Asimismo, tomaron la palabra el vicepresidente chino, Qishan Wang, y el presidente de la República Democrática del Congo, Félix Tshisekedi, quien pidió la creación de una alianza mundial por la paz.

A lo largo de dos días, esta reunión, que pretende reforzar el multilateralismo en el mundo, albergará debates entre diferentes personalidades, entre ellas el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, y jefes de Estado y de Gobierno como la primera ministra belga, Sophie Wilmès.

El cambio climático, las desigualdades, la desinformación o la “cibercriminalidad” serán algunos de los temas abordados en el encuentro.