Reynders: Polonia no puede garantizar elecciones libres si hay confinamiento

Polonia celebra elecciones presidenciales el 10 de mayo. El correo, clave. [EFE/EPA/PAWEL SUPERNAK]

Bruselas (EuroEFE).- El comisario de Justicia de la Comisión Europea (CE), Didier Reynders, consideró este jueves que la celebración de las elecciones presidenciales polacas el 10 de mayo no garantizaría unos comicios “libres” y “legítimos” debido a las condiciones provocadas por la COVID-19.

El comisario, que participó en una sesión de la Comisión de Libertades Civiles del Parlamento Europeo, recordó que la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos emitió un comunicado el 7 de abril donde especificaba que la situación actual de limitación de movimiento y concentración de la ciudadanía “hacen que una campaña electoral sea básicamente imposible”.

Por ello, consideró que “estas elecciones, en las circunstancias actuales, no respetarán los estándares internacionales”.

Polonia: los ultraconservadores fuerzan mantener las Presidenciales y votar solo por correo

Berlín (EuroEFE).- Contra viento y marea, los diputados del partido que gobierna, el nacionalista-conservador Ley y Justicia (PiS), han forzado mantener las elecciones presidenciales sólo por correo el 10 de mayo.

Los parlamentarios del PiS forzaron a última hora del lunes …

“Los Estados miembros son los que deben decidir si mantienen o aplazan los comicios en el contexto actual, pero deben ser coherentes con las obligaciones que tienen hacia el derecho internacional y su Constitución”, subrayó Reynders.

Por otro lado, el comisario puntualizó que la Comisión de Venecia, un órgano asesor del Consejo de Europa sobre cuestiones constitucionales, democracia y derechos humanos, ha especificado que las características esenciales de las leyes electorales no pueden cambiarse con menos de un año de antelación a los comicios.

“No se aplicaría este principio en Polonia porque sí habrá cambios”, aseveró Reynders, refiriéndose al hecho de que los ciudadanos polacos solo podrían votar por correo si sale adelante la propuesta del partido del gobierno, el nacionalista-conservador Ley y Justicia (PiS).

“Es urgente abordar el estado de derecho”

El comisario belga expresó que la situación en Poloni”confirma que es urgente abordar la cuestión del Estado de derecho en el país”, ya que se trata de un “problema político menos visible de lo que debería ser” y que podría tener un “potencial impacto” en el sistema judicial europeo.

“La CE quiere mantener un diálogo basado en el respeto hacia las autoridades polacas”, puntualizó Reynders, quien, no obstante, se mostró “determinado a actuar” y a informar sobre este asunto a la Comisión parlamentaria de Libertades Civiles.

Por lo que respecta a la controvertida reforma judicial aprobada por Polonia en 2017, que establece un régimen disciplinario aplicable a los jueces del Tribunal Supremo y de los tribunales ordinarios y cuya suspensión exigió el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) el pasado 8 de abril, Reynders avisó de que el parlamento polaco “debe suspender inmediatamente” la aplicación de esta normativa.

“La sentencia del TJUE es vinculante, tiene efecto inmediato y debe aplicarse inmediatamente por el Estado miembro concernido”, enfatizó el comisario, quien recordó que “nadie puede poner en entredicho las sentencias de la justicia comunitaria basándose en legislaciones o sentencias nacionales”.

En esta línea, el comisario pidió al Parlamento Europeo que explique “porqué el Estado de derecho es tan importante”, ya que “si en Polonia o en la UE se daña el sistema judicial, será mucho más perjudicial para la sociedad poder salir de la crisis sanitaria derivada del coronavirus”.

“Estoy convencido de que la crisis de la COVID-19 va a suscitar toda serie de preguntas jurídicas de ciudadanos y empresas, y para estar a la altura de este reto necesitamos un sistema judicial independiente, que funcione bien”, añadió Reynders.