Rutte: Los Países Bajos no están “solos” contra los eurobonos

El primer ministro holandés, Mark Rutte, llega con la bicicleta al Binnenhof, La Haya, Países Bajos, el 9 de abril de 2020, para el consejo semanal con los ministros, que tiene lugar un día antes de lo habitual debido al Viernes Santo. EFE / EPA / BART MAAT

La Haya/Berlín (EuroEFE).- El primer ministro holandés, Mark Rutte, aseguró este jueves que Países Bajos está dispuesto a comprometerse con el Eurogrupo en el uso del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), pero defendió a su ministro de Finanzas, Wopke Hoekstra, porque no está “solo” contra la emisión de eurobonos, en una clara alusión a Alemania, entre otros.

En una rueda de prensa en La Haya, Rutte aseguró que, aunque es “un debate complicado”, todavía “es posible un acuerdo” este jueves en el Eurogrupo sobre un paquete de medidas económicas para los países afectados por el coronavirus, y añadió que el Gobierno holandés está “tratando de hacer todo lo posible por llevar las negociaciones a buen puerto”.

“No voy a decir nada sobre las condiciones para acceder al MEDE”, rehusó el primer ministro, preguntado por los periodistas sobre si Holanda seguirá exigiendo reformas económicas a los países del Sur de Europa que quieran hacer uso de los fondos de este mecanismo.

Sin embargo, respaldó la postura oficial mantenida por Hoekstra contra la emisión de los “coronabonos” y recordó que Holanda “no está sola” en su negativa a esta herramienta y que “cuenta con el respaldo de una mayoría del Parlamento” holandés.

Antes de la reunión del Eurogrupo, el propio ministro holandés de Finanzas ha explicado que “todavía hay cosas de las que hablar, como el fondo de emergencias del MEDE, pero también hay cosas que no tienen más debate, como los eurobonos. Insistiremos en que no le vemos ningún sentido”.

Progresistas en Holanda: “Una crisis del sur de Europa es crisis holandesa”

Sin embargo, y aunque Rutte ha asegurado que el rechazo de los “coronabonos” está en línea con el acuerdo de coalición que tiene con sus otros tres socios, el líder de los progresistas (D66) se ha mostrado este jueves muy crítico con Hoekstra por aislar a Holanda en la UE y advirtió de que “una nueva crisis del euro” golpeará también a Países Bajos porque éste es “un país exportador, donde dos tercios de los productos que vende van a países de la UE”.

“Si incluso Berlín observa a Países Bajos con asombro, entonces algo va mal. Países como Holanda pueden endeudarse fácilmente para absorber el impacto (del coronavirus). Otros países no pueden. Pero nuestras economías están tan interconectadas que somos completamente interdependientes. Si una economía cae, otra estará en peligro”, advirtió.

En un mensaje en su cuenta oficial de Twitter, Jetten advirtió contra el aislamiento de Países Bajos dentro de la Unión Europea porque “estará sola en todas las demás negociaciones europeas que se darán en un futuro cercano” y señaló temas clave de interés nacional como “las ambiciones climáticas, los intereses comerciales en torno al Brexit, una nueva política migratoria y los intereses de los floricultores y pescadores” holandeses.

El líder progresista instó a alcanzar “un acuerdo rápido porque el daño (que provocará el coronavirus) es enorme” y lamentó que Hoekstra “parece haber perdido todos los partidarios en el Eurogrupo”, después de convertir a Holanda en “el coco” de sus socios por negarse a la emisión de “coronabonos” o permitir el uso del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) para el rescate de economías de países como España o Italia.

“¿Por qué es tan importante un acuerdo más grande? Combatir el virus en toda Europa significa que los principales sectores de la economía se detendrán por completo. Esto conduce a menos ingresos y menos empleos. Por eso, el Eurogrupo habla de préstamos europeos baratos con condiciones favorables”, subrayó.

Además, Jetten advierte de que “una nueva crisis del euro” golpeará a Países Bajos porque este es “un país exportador, donde dos tercios de los productos que vende van a países de la UE” y alertó de que “una crisis del sur de Europa es una crisis holandesa, y los economistas entienden que esto es así”.

Instó a Hoekstra a “trabajar juntos y escucharse uno al otro” en la reunión del Eurogrupo, manteniendo “todas las opciones sobre la mesa” para que Países Bajos pueda “formar parte de la solución y no parte del problema”.

Merkel reitera oposición a mutualizar deuda y apela a instrumentos europeos

La canciller de Alemania, Angela Merkel, insistió este jueves en que su Gobierno se opone a “mutualizar la deuda” en relación con las medidas que otros socios de la Unión Europea (UE) exigen para combatir las consecuencias de la pandemia.

“La Unión Europea se enfrenta a una de las pruebas más difíciles, si no la más difícil”, reconoció Merkel.

Merkel reiteró en que Berlín no piensa en otros instrumentos para ello además de los ya existentes: el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), el Banco Europeo de Inversiones y el fondo contra el paro propuesto por la Comisión Europea.

De todos ellos destacó en conferencia de prensa en Berlín que “son importantes” y aludió también a que los fondos estructurales y de cohesión de la Unión permiten actuar para compensar las diferencias entre los estados miembro.

“Saben que no somos partidarios de la mutualización de la deuda”, zanjó Merkel preguntada por la opinión al respecto del jefe del Gobierno italiano, Giuseppe Conte, defensor de los llamados “coronabonos” como instrumento para compensar a los países que más están sufriendo los efectos de la pandemia.

Merkel se pronunció de este modo al día siguiente de que su ministro de Finanzas, Olaf Scholz, asegurara en Berlín que los miembros del Eurogrupo están “casi” de acuerdo sobre las medidas para paliar el impacto económico del coronavirus pero que tienen que alcanzar unanimidad y que esperaba obtenerlo “antes de Pascua”.

“Hemos llegado casi a ello pero tenemos que decidirlo por unanimidad, por lo que tenemos que seguir hablando y negociando”, declaró Scholz en víspera de la reunión de este jueves del Eurogrupo.

“El MEDE tiene una gran capacidad y está en disposición de cumplir con la tarea”, había insistido Scholz, quien repitió que el recurso a ese instrumento no tendrá que estar vinculado a la condición de aplicar programas económicos dictados desde el exterior de los países que pidan sus fondos

Edición: Catalina Guerrero