Rutte pide a Sánchez que busque en España la solución a la crisis económica

El primer ministro holandés, Mark Rutte (d), recibe en La Haya al presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez (i). EFE/Moncloa/ Fernando Calvo

La Haya (EuroEFE).- El primer ministro holandés, Mark Rutte, subrayó este lunes que “no va a ser fácil” acordar el fondo de reconstrucción en la UE y, antes de entrar a la reunión en La Haya con el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, aseguró que su mensaje para los españoles es que tienen que “encontrar la solución” dentro de España a la crisis económica provocada por el coronavirus.

¿Qué tiene que decirle a España? “Que vosotros tenéis que encontrar la solución”, contestó Rutte, manteniendo su discurso de austeridad contrario a los paquetes de ayuda europeos, y mientras miraba cómo el coche oficial de Sánchez accedía por la puerta principal del Catshuis, la residencia oficial del primer ministro holandés en La Haya.

“Espero que sí (alcancemos un acuerdo). Esto es política, nunca es fácil”, añadió, preguntado si tiene esperanza de llegar a un término medio entre los ‘frugales’ (Dinamarca, Austria y Suecia, liderados por Holanda) y el resto de los países europeos, para aprobar este fondo, sea en la cumbre del 17 y 18 de julio, o después del verano.

Al bajar Sánchez del vehículo, ambos dirigentes se saludaron desde la distancia interpersonal de 1,5 metros, exigida como medida contra el coronavirus en Países Bajos, y después posaron sonrientes ante las cámaras en un día especialmente soleado en la capital política de los Países Bajos, aunque no hicieron ningún comentario adicional a la prensa.

El mismo mensaje que Rutte trasladó este lunes a los españoles también lo hizo en su momento con los italianos, instando a los gobiernos del Sur de Europa a encontrar una solución en casa, porque cualquier paquete de ayudas será un apoyo a esas medidas domésticas que se tomen, entre ellas las reformas económicas que exige Holanda.

“Es un enfoque un poco desactualizado. Para el Gobierno holandés la UE es una unión de Estados miembros fuertes, y no al revés. Ve la economía como una cuestión de política interna, que depende de los gobiernos, y dice: pon tu casa en orden, nosotros podemos darte consejos, pero no dinero, y el consejo es que funciones como Holanda”, explica a Efe el experto en Integración Europea en la Universidad de Maastricht, Mathieu Segers.

El analista recuerda que “este consejo se olvida de que en Holanda hay cosas que tampoco funcionan bien, como el sistema que sitúa a Países Bajos como un paraíso fiscal”.

El propio Rutte subrayó el pasado viernes que, “en lo que respecta a Países Bajos es imprescindible que se concreten las reformas” que harán los países que quieran acceder al fondo de reconstrucción porque, lamentó, “ya hemos escuchado promesas sobre reformas económicas antes”, y que en su opinión estos países no llevaron a cabo.

Para este liberal holandés “es muy importante” que se trabaje en las finanzas nacionales, y aseguró que los intentos de los líderes europeos de persuadirlo para que ceda no le suponen una “presión añadida” para llegar a un acuerdo en la próxima cumbre, porque, dijo, él no está “hecho de plastilina y puede gestionar” a sus huéspedes y sus intentos de persuasión.

Importancia de alcanzar un acuerdo “histórico”

Fuentes oficiales españolas explicaron a Efe que Sánchez trasladó este lunes a Rutte la “importancia” de alcanzar un acuerdo “histórico” en la próxima cumbre para que “Europa salga de esta crisis más fuerte, resiliente, verde y digital”, y consideró que la actual propuesta de la Comisión Europea es un “buen punto de partida de negociación”.

Los diferentes analistas consultados por Efe consideran que Rutte acabará cediendo, o que al menos dará su respaldo a una base de acuerdo a finales de esta semana, que permita a los líderes europeos irse de vacaciones de verano con algo más sólido.

Para Segers, los holandeses están “cada vez más aislados en su postura” de austeridad y falta de solidaridad, y cree que Rutte “está ahora buscando la manera de salir de esta situación sin perder la credibilidad en la política interna” porque siempre -subrayó- “la posición holandesa es constructiva, pero muchos se preguntan dónde está el elemento constructivo” en esto.

“Esto se debe a que el Gobierno se vio sorprendido por la iniciativa franco-alemana, ya que veía venir un plan pero no se esperaba que fuera tan grande (750.000 millones de euros) y que se basara en subsidios (y no en préstamos), y esto es problemático para el Ejecutivo” holandés, indica Segers, también experto en Historia de la Unión Europea.

En el mismo sentido, Amy Verdun, profesora de Política y Economía europea en la Universidad de Leiden, recuerda que la alianza germano-holandesa “ha sido fuerte durante años”, pero “de repente, Berlín decidió que iba a hacer concesiones, sin que nadie avisara antes a los holandeses, lo que les pilló por sorpresa” y por eso se movilizaron aún más con los otros países ‘frugales’.

Después de Sánchez, Rutte cena hoy con el primer ministro portugués António Costa, la última reunión prevista en La Haya con un líder europeo antes de la cumbre, y que sigue a los encuentros que hubo estas últimas semanas con el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, y el presidente francés, Emmanuel Macron, por el mismo motivo.

España afronta condicionalidad del fondo con responsabilidad

Por su parte, la ministra española de Exteriores, Arancha González Laya, aseguró este lunes que su país afronta la condicionalidad del fondo de recuperación pospandemia con “responsabilidad” y “sin miedo” porque ya se ha preparado para acceder a él.

“Nosotros enfrentamos esta cuestión de la condicionalidad desde la responsabilidad y sin miedo, porque nosotros lo hacemos regularmente dentro del Semestre Europeo con el resto de nuestros socios comunitarios”, indicó González Laya en una rueda de prensa telemática tras participar en un Consejo de ministros comunitarios de Exteriores.

La jefa de la diplomacia española consideró la propuesta del presidente del Consejo Europeo, Charles Michel –que aumenta el control de los países sobre las ayudas del fondo de recuperación, pero mantiene la cantidad total planteada por la Comisión Europea de 750.000 millones de euros— como “la base de la negociación” que se producirá a partir del viernes, en la cumbre de líderes.

El presidente del Consejo Europeo propone que los países puedan controlar más el fondo de recuperación

Bruselas (EuroEFE).- Los líderes de los Estados miembros de la Unión Europea (UE) debatirán la próxima semana una propuesta que aumenta el control de los países sobre la entrega de las ayudas del fondo de recuperación, pero mantiene la cantidad …

“Sobre las condicionalidades, hemos sido muy claros: un ejercicio de solidaridad debe llevar aparejado un ejercicio de responsabilidad”, dijo, y en aras de la transparencia vio conveniente “poner sobre la mesa cuáles son las condiciones según las cuales se va a utilizar este fondo de recuperación”.

González Laya dejó claro que el fondo de recuperación “tiene que ir dirigido a acompañar los esfuerzos de los países que más han sufrido por la crisis de la COVID”, pero también a “alcanzar objetivos que son comunitarios, como es la descarbonización”.

En ese apartado afirmó que España es “tremendamente ambiciosa” y que ya tiene sobre la mesa “toda una batería legislativa”, como el plan de economía circular, la ley de cambio climático o la de transición energética, con la que “estamos demostrando claramente que no nos asusta la condicionalidad; es más, la estamos implementando en nuestras propuestas legislativas internas”.

Como tercer elemento de la condicionalidad se refirió a “los procedimientos que se van a seguir dentro de la UE para verificar cómo se van cumpliendo una serie de hitos que se marcarían” para el desembolso de las ayudas del fondo.

“Nos parece que habría que utilizar procedimientos que existen, rodados, que forman parte del hacer cotidiano de las instituciones comunitarias, como puede ser el Semestre Europeo, que es un procedimiento ya establecido por el cual los países se someten, los unos a los otros, a la verificación de cómo se cumplen los objetivos que cada país se ha marcado”, comentó.

Merkel pide “mirar más allá de las cifras”

Mientras, la canciller alemana, Angela Merkel, pidió este lunes a los otros líderes de la UE “mirar más allá de las cifras” para alcanzar un acuerdo en el Consejo Europeo.

Merkel dijo que el acuerdo que intentarán alcanzar los 27 con el reto de superar las consecuencias económicas de la pandemia “tiene una dimensión política”, sobre la que se tendrá que medir sus resultados, y reconoció que las posiciones están todavía alejadas, por lo que es necesario “tender puentes”.

La canciller admitió que “todavía no está claro” que se pueda obtener un acuerdo en el Consejo Europeo y dijo que, aunque la intención es lograrlo, no se puede excluir que los 27 tengan que volver a reunirse antes de la pausa veraniega.

Merkel, que habló ante la prensa junto al primer ministro italiano, Giuseppe Conte, con quien abordó precisamente el asunto del paquete económico que marcará las bases de los presupuestos y de los planes de reconstrucción nacionales tras la crisis del coronavirus, se mostró de acuerdo con la propuesta presentada por el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

“Claro que se debe garantizar que el dinero llega al sitio correcto”, aseguró Merkel, preguntada por la vigilancia del destino de los fondos que se decida atribuir a cada país de la UE, y se mostró además de acuerdo en que los planes de “recuperación y resiliencia” que cada país tendrá que presentar, según la propuesta de Michel, sean posteriormente aprobados por mayoría cualificada.

Editado por Miriam Burgués