Sánchez a la UE: “No tenemos tiempo que perder, ahora o nunca”

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su intervención en el pleno del Congreso celebrado este jueves para aprobar una nueva prórroga del estado de alarma, en un debate en el que también se abordará la nueva fase que se abrirá en las próximas semanas con el levantamiento progresivo de las restricciones a la movilidad por el coronavirus. EFE/Mariscal POOL

Madrid (EuroEFE).- El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha subrayado este jueves que seguirá exigiendo a la Unión Europea “solidaridad sin fisuras” ante la crisis del coronavirus. “No tenemos tiempo que perder, ahora o nunca”, ha dicho.

Además, ha pedido a los partidos españoles que “ejerzan su influencia” ante sus correligionarios europeos para hacer ver que esta crisis es de todos y que no distingue entre norte y sur o entre izquierda y derecha.

Sánchez se ha mostrado convencido de que habrá que extender el periodo de confinamiento por el coronavirus en España hasta el 11 de mayo, es decir 15 días más del 26 de abril, el último plazo establecido.

“La austeridad no es el camino” para atajar esta crisis

En su intervención en el Congreso para pedir la prórroga del estado de alarma, que finalmente ha sido aprobada, Sánchez ha señalado que hay que ser “exigentes” ante la UE y ha vuelto a defender los eurobonos al reclamar medidas que respalden el endeudamiento público de los estados miembros porque “esta crisis no tiene culpables” al ser una emergencia “global y europea”.

Además, ha considerado que los mecanismos financieros de los que dispone la UE “no deben estar regidos por la desigualdad y el castigo ante las supuestas economías menores” porque todos, los Veintisiete, luchan ante una pandemia sin precedentes.

También ha advertido de que “la austeridad no es el camino” para atajar esta crisis.

“Europa no puede mirar para hacia otro lado”

Sánchez ha reclamado a los partidos de la oposición que tienen representación en el Parlamento Europeo que “se hagan oír” y “defiendan España” ante Europa.

Les ha reclamado igualmente que “hagan ver a sus correligionarios que esta pandemia no tiene distinción entre norte y sur ni entre izquierda y derecha” porque es la “catástrofe más feroz” a la que nos enfrentamos y “Europa no puede mirar para hacia otro lado”.

Por ello ha pedido a estos partidos que -como el PP- tienen fuerza en Europa que “ejerzan su influencia en favor de España y de la UE”.

Un gran pacto nacional

En política interna, Sánchez ha convocado a todos los partidos políticos para la semana que viene para iniciar el diálogo en busca de un gran acuerdo económico y social para la reconstrucción del país tras el coronavirus.

Ha señalado que quiere integrar en ese gran pacto a los agentes sociales y los presidentes autonómicos y a las fuerzas que “estén dispuestas a arrimar el hombro”.

“¿Están dispuestos?, yo lo estoy, solo les pido lo que les puedo ofrecer, unidad y lealtad”, ha dicho Sánchez.

En esa llamada a “arrimar el hombro”, el presidente ha citado, en concreto, a empresarios, sindicatos, comunidades autónomas, diputaciones provinciales y ayuntamientos.

“No podemos llegar tarde a la crisis económica y social que tenemos ya encima”, ha subrayado el presidente, que ha apelado a reaccionar “pronto y unidos”.

Y en ese sentido, ha explicado, hizo la propuesta de nuevos pactos de la Moncloa, que “solemnemente” ha querido reiterar este jueves ante la Cámara Baja.

“La pandemia comienza a estar bajo control”

El virus ha supuesto a nivel mundial una triple crisis: sanitaria, social y económica pero España es el único país donde la pandemia ha abierto una “cuarta crisis: la política”.

En su comparecencia, el jefe del Ejecutivo ha reclamado al Congreso que apoye la segunda prórroga del estado de alarma porque “sigue siendo una medida esencial para proteger la vida y la salud de los ciudadanos”.

Ha señalado que es “una evidencia incuestionable” que el estado de alarma está funcionando, y ha recalcado que los datos de la pandemia, “con toda la prudencia”, empiezan a ser “alentadores” y que, tras la primera etapa de la emergencia, “comenzamos la segunda, doblegar a la curva”.

“El incendio que desató la pandemia comienza a estar bajo control”, ha dicho Sánchez, quien, no obstante, ha advertido de que el estado de alarma se mantendrá hasta que los científicos lo consideren porque no se puede volver al punto de partida.

Por eso, ha insistido en pedir ese apoyo. “Tenemos que hacer este nuevo esfuerzo para salir del túnel”, ha dicho, tras dar por seguro que tendrá que pedir una nueva prórroga hasta mediados de mayo.

 

Luz verde a las nuevas medidas del Gobierno

España ha salvado este jueves en el Pleno del Congreso de los Diputados los últimos decretos leyes económicos que traía el Ejecutivo para enfrentar la crisis del coronavirus, pero han recibido múltiples críticas por ser insuficientes o invadir competencias y se tramitarán como proyectos de ley para recibir enmiendas.

La vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, y la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, han defendido las últimas medidas complementarias económicas y sociales ante la prioridad de ayudar a los colectivos vulnerables, a los autónomos y pequeñas y medianas empresas (pymes) o a los trabajadores.

Entre estas medidas se contempla la prohibición de despedir por motivos del COVID-19 o limitar los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por causa del estado de alarma, así como ayudas para pagar los alquileres, moratorias en las cuotas a la Seguridad Social de autónomos y pequeñas empresas o prestaciones extraordinarias para trabajadores del hogar, y para desempleados de contratos temporales sin derecho a pago.

El decreto de más de 50 medidas económicas defendido por Calviño ha salido adelante por 171 votos a favor, 174 abstenciones y 2 votos en contra.

Por otra parte, el decreto a la limitación del despido por causas de coronavirus ha recibido 188 votos a favor, 138 en contra y 21 abstenciones, al tiempo que el relativo al permiso retribuido recuperable ha tenido 194 votos a favor, 139 en contra y 14 abstenciones.

Los tres han recibido una mayoría abrumadora para que se tramiten como proyectos de ley.

La ministra Calviño ha afirmado que son medidas que dan una “una buena base” cuando llegue la “desescalada” del confinamiento y el retorno a la actividad, y ha reiterado que la “hibernación económica” actual no es una paralización, al tiempo que ha valorado la inyección de liquidez que está llevando a cabo el Instituto de Crédito Oficial (ICO) mediante a avales a empresas y autónomos.

En este sentido, ha avanzado que el ICO ha recibido ya 33.000 operaciones de solicitud de créditos de empresas, por valor de 3.000 millones de euros desde que se puso en marcha el primer tramo, de 20.000 millones de euros.

Edición: Catalina Guerrero