Trece partidos del PPE piden expulsar a la formación del húngaro Orbán

El primer ministro húngaro, Viktor Orban (i) en un momento de la sesión plenaria celebrada el 30 de marzo de 2020 en el parlamento húngaro. EFE/EPA/Zoltan Mathe

Bruselas/Budapest (EuroEFE).- Trece formaciones de toda Europa pertenecientes al Partido Popular Europeo (PPE) han solicitado a su presidente, Donald Tusk, expulsar a Fidesz, el partido del primer ministro húngaro, Viktor Orbán, al considerar poco democráticas las medidas que ha tomado frente a la pandemia de coronavirus.

“Queremos expresar nuestra profunda preocupación por los acontecimientos políticos en Hungría, en particular por la ley aprobada en el Parlamento húngaro el 30 de marzo que permite al Gobierno húngaro extender indefinidamente el estado de emergencia del país y, al primer ministro, gobernar por decreto”, señalan estos partidos en una carta dirigida a Tusk.

Orbán, gobierno por decreto por tiempo indefinido

Budapest/Bruselas (EuroEFE).- El Parlamento húngaro ha aprobado este lunes, con prácticamente toda la oposición en contra, una enmienda legal que autoriza al Ejecutivo del primer ministro, el ultranacionalista Viktor Orbán, a gobernar por decreto por tiempo indefinido para luchar contra …

 

Las formaciones, de Bélgica, Dinamarca, Lituania, Noruega, Suecia, Finlandia, Luxemburgo, Eslovaquia, la República Checa y Holanda, consideraron que se trata de “una clara violación de la democracia liberal y los valores europeos”.

Reconocieron que la lucha contra el COVID-19 requiere “medidas extensivas”, pero dejaron claro que el virus “no puede usarse como pretexto para prolongar indefinidamente el estado de emergencia”.

“Tememos que el primer ministro Orbán utilice su poder recién alcanzado para extender aún más el control del Gobierno sobre la sociedad civil”, señalan las formaciones, entre las que no se encuentra el Partido Popular español.

Recordaron que actualmente Fidesz se encuentra suspendido dentro del PPE por “no haber respetado el Estado de derecho”, pero aseguraron que ahora debe ser expulsado.

En paralelo, dieron su apoyo a la Comisión Europea y pidieron una “acción conjunta” de los Estados miembros para abordar la situación en Hungría “con fuerza”.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, dijo este jueves que le “preocupa” que algunos Estados miembros de la UE puedan excederse en sus medidas durante el estado de emergencia, y subrayó que le inquieta “en particular la situación de Hungría”.

Budapest denuncia una caza de brujas

Por su parte, el Ejecutivo de Budapest denunció este jueves que sufre una caza de brujas por las críticas a los poderes extraordinarios asumidos por tiempo ilimitado para luchar contra la pandemia de la COVID-19 y acusó a Von der Leyen de doble rasero al decir que le preocupa especialmente el caso de Hungría.

“El mensaje de Von der Leyen es un típico caso de doble rasero, ya que (el primer ministro húngaro, Viktor) Orbán actualmente no cuenta con más competencias que el presidente (de Francia, Emmanuel) Macron en condiciones normales”, declaró el portavoz del Gobierno húngaro, Zoltán Kovács, a la agencia estatal MTI.

El portavoz calificó de “caza de brujas política contra Hungría” las críticas desde distintos foros y países recibidas contra la nueva legislación adoptada con el argumento de luchar contra el coronavirus, que permite al Ejecutivo gobernar por decreto por tiempo indefinido.

Aunque el cambio legal permite que el Parlamento supervise esos poderes, al disponer Orbán de mayoría absoluta, el control de la cámara es, en la práctica, inexistente y el propio Ejecutivo puede decidir hasta cuándo extiende esa situación.

Editado por Miriam Burgués