El nuevo Gobierno portugués quiere revitalizar La Raya, la frontera hispanolusa

Miño

Unas flores crecen en lo alto del Mirador de O Cervo en Vila Nova de Cerveira, desde donde se puede ver la desembocadura del río Miño. EFE/Chema Moya

Lisboa (EuroEFE).- El nuevo Gobierno de Portugal ha enviado al Parlamento el programa para la nueva legislatura, donde la revitalización de los territorios fronterizos con España juega un papel relevante, y que se centra en cuatro grandes ejes: combatir las alteraciones climáticas, el problema demográfico, luchar contra las desigualdades y abordar la transición digital.

El Gobierno socialista de António Costa, que ganó las elecciones del 6 de octubre con 108 diputados (a 8 de la mayoría absoluta), pretende desarrollar con España una estrategia de desarrollo conjunta.

Cooperación transfronteriza

Promover infraestructuras viarias de proximidad a ambos lados de la frontera, intensificar la transferencia de estudiantes entre ambos países, recuperar de forma conjunta el patrimonio transfronterizo o crear incentivos para los que quieran invertir en esos territorios limítrofes son algunos de los supuestos.

El objetivo es evitar la despoblación de estos territorios hispanolusos de la frontera más antigua y extensa de Europa, con 1.234 kilómetros.

Una frontera cada vez más difusa gracias a los proyectos europeos que se desarrollan en el marco del Programa de Cooperación Interreg VA España-Portugal (POCTEP), que contempla actuaciones a favor de la investigación, el desarrollo y la innovación. Incluye, asimismo, actuaciones relacionadas con el desarrollo empresarial y el fomento del empleo de calidad, así como en materia de medio ambiente e infraestructuras energéticas y ecológicas; y otras de mejora de la capacidad institucional de las administraciones y los servicios públicos a través de la cooperación transfronteriza.

"Historias ibéricas": un proyecto pionero de Efe y Lusa de cohesión europea

Madrid (EuroEFE).- La Agencia Efe y la portuguesa Lusa inician una innovadora y pionera cooperación informativa este marzo para poner el foco en los resultados de la política de cohesión europea y su impacto en las vidas de los ciudadanos de España y Portugal, con una mirada humana y en primera persona.

Desafíos

En cuanto a la cooperación con España, el Gobierno de Costa pretende en su nuevo programa ahondar en el Convenio de Albufeira que regula los caudales mínimos de los ríos que atraviesan ambos países.

En los últimos años, el caudal del río Tajo en territorio portugués ha sido motivo de controversia por parte de grupos ambientalistas, que han exigido mayores niveles de agua para preservar la cuenca del Tajo en territorio portugués.

Uno de los desafíos de Portugal para los próximos años será el de las cero emisiones de carbono en 2050.

Para ello, pretende reducir las emisiones un 55 % hasta el año 2030, por lo que ha previsto el cierre de sus dos últimas centrales térmicas. La de Pego (centro) la quiere cerrar en 2021 y la de Sines (sur) en 2023, según recoge el programa de gobierno.

En dos años, Portugal pretende aumentar su energía fotovoltaica en 2 gigavatios y “descarbonizar” los transportes mediante la reducción de las emisiones en un 40 %.

La prevención de incendios forestales, que en las últimas décadas han propiciado numerosas catástrofes ambientales y humanas en Portugal, se fomentará mediante la vídeo-vigilancia forestal en la totalidad del territorio portugués.

En cuanto al reto demográfico, una de las medidas que establece el programa pasa por una atracción “regulada e integrada” de inmigrantes, además de un proceso de acogida e integración de personas refugiadas..

El desafío de la igualdad es otro de los retos que asumirá el Gobierno luso hasta 2023 con medidas para combatir la violencia de género y establecer un salario mínimo que irá aumentando progresivamente cada años hasta los 750 euros en 2023, frente a los 605 de este 2019.

La internacionalización de la economía lusa y el aumento de las exportaciones mediante recursos digitales es otro de los retos del nuevo Gobierno, que afronta su XXII legislatura constitucional.

En cuanto al turismo, donde Portugal se ha posicionado en los últimos años como un lugar preferente a nivel mundial, el ejecutivo pretende promover el país como destino LGBTI.

El nuevo programa también aborda la regularización de los espectáculos taurinos, por lo que el Gobierno quiere aumentar la edad mínima – actualmente fijada en 12 años – para asistir a estos festejos, aunque no detalla en cuántos años la quiere fijar.

Edición: Catalina Guerrero

 

Para saber más: 

 Política Regional de la Comisión Europea en España 

► Programa Interrreg V-A España-Portugal (POCTEP) 2014-2020

(Esta crónica forma parte de la serie “Historias Ibéricas de cohesión europea”#HistoriasIbéricas, Un proyecto pionero de colaboración entre Efe y la agencia portuguesa Lusa financiado por la Dirección de Política Regional de la Comisión Europea)