Galicia y norte de Portugal, un destino conjunto por sus recursos termales

Termas

En la imagen, dos personas toman un baño en la piscina termal de As Burgas. EFE//Brais Lorenzo [Brais Lorenzo]

Ourense (EuroEFE).- Galicia, con innumerables surgencias termales por toda su geografía, es un referente. No en vano, por eso tiene más importancia si cabe el desarrollo de un destino turístico de frontera gallego-portugués mediante la valorización de espacios naturales, así como la gestión y la comercialización conjunta del destino, a través del proyecto “Raia termal”, que abarca a territorios de ambos lados de la frontera.

La ambiciosa iniciativa se desarrolla en el marco del Programa Operativo Cooperación Transfronteriza entre España y Portugal (POCTEP), financiado con el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

El proyecto europeo de cooperación transfronteriza “Raia termal”, que está presupuestado en cerca de 2,7 millones de euros, busca valorizar económicamente los recursos y espacios naturales, la gestión y la comercialización conjunta del destino Galicia y Norte de Portugal, una oportunidad para estas localidades fronterizas, ubicadas a ambos lados del río Miño, como Lobios, Cortegada, Bande y Muíños, por la provincia de Ourense, y Terras do Bouro y Melgaço (Portugal).

Con cerca de trescientas afloraciones termales sólo en Galicia, expertos de diferentes países han coincidido estos días en el marco del “Congreso Internacional de Termalismo 2021-2027”, celebrado en Lobios, en el gran potencial de los entornos termales para el futuro socioeconómico de las localidades donde se ubica el proyecto Raia Termal, zona rica en surgencias termales, naturaleza, patrimonio, cultura y gastronomía.

Termas para dinamizar los territorios

De hecho, la comunidad gallega ocupa la segunda posición en Europa en cuanto a afloraciones termales, de las cuales de momento sólo una treintena son aprovechadas, sin duda, una oportunidad para dinamizar estos territorios y fijar población a través del turismo de salud y de bienestar, en pleno éxodo del rural a grandes ciudades, lo que supone un plus a los turistas de cualquier grupo de edad.

En este sentido, la directora de la Axencia Galega de Turismo de la Xunta, Nava Castro, subrayó la apuesta del Gobierno gallego por el sector termal que se concretará con la elaboración de una normativa que dote de “seguridad jurídica” a piscinas termales y pozas en la Comunidad.

“Aunque quedan cosas por hacer, la naturaleza ha dotado a nuestra región de una base termal muy atractiva y las distintas Administraciones debemos de estar atentos a las demandas del usuario y también del sector”, apuntó Castro, sobre un sector que tiene como una de las tareas pendientes mejorar las infraestructuras y, en concreto, la capacidad de alojamiento en balnearios junto con la puesta en marcha de proyectos que favorezcan la competitividad de los territorios.

“Estamos hablando de un proyecto muy interesante que ayudará a dinamizar la localidad, atraer visitantes, que redunda en beneficio del pueblo”, ha resumido el alcalde de Cortegada, una de las beneficiarias del proyecto, quien ha puesto en valor el entorno cultural, climático, paisajístico de la zona.

Precisamente, la localidad de Cortegada prevé realizar dentro del proyecto “Raia termal” tres piscinas exteriores “con agua minero-medicinal”, que podría alcanzar temperaturas cercanas a los “38 o 39 grados” en las proximidades del balneario y que se complementa con un roteiro de 38 kilómetros que va acompañado de nueva señalización.

 

En Portugal, la Cámara Municipal de Melgaço acometió mejoras en infraestructuras de las termas do Peso que consistieron en una nueva piscina o recuperación de la fuente del balneario.

En declaraciones a Efe, la alcaldesa de Lobios, Mari Carmen Yáñez, ha puesto en valor este proyecto para “ponernos en el mapa” y dar a conocer “todo el potencial” que tiene la localidad y así combatir “la despoblación y el aislamiento”.

Pese a estar bien ubicados (cerca de Portugal), ha lamentado que “estamos limitados por las comunicaciones”.

Entre las actuaciones que están en marcha, la Confederación Hidrográfica Miño-Sil está trabajando en la mejora de senderos fluviales y la construcción de una pasarela peatonal que conectará las dos orillas del río Caldo, en Lobios, actuación que se sumará a una ciclovía que transcurrirá desde el área recreativa al Roteiro de A Devesa.

Estas actuaciones se completarán con mejoras en todo el sistema de saneamiento que evite vertidos a los ríos.

En definitiva, estas actuaciones están dirigidas a dinamizar todos estos territorios transfronterizos, que conectan España con Portugal, y hacer frente al reto demográfico de interior.

(Esta crónica forma parte de la serie “Historias Ibéricas de cohesión europea”, #HistoriasIbéricas, un proyecto pionero de colaboración entre Efe y la agencia portuguesa Lusa financiado por la Dirección de Política Regional de la Comisión Europea)

Por Lorena Rodríguez de la Torre (edición: Catalina Guerrero)

Para saber más: 

► Fondo Europeo de Desarrollo Regional

 Política Regional de la Comisión Europea en España 

► Programa Interrreg V-A España-Portugal (POCTEP) 2014-2020

\"\"