Nace “La Ruta de Napoleón”, una oportunidad para la frontera hispanolusa

Ruta Napoleón

Recreadores militares de Almeida este miércoles en la localidad portuguesa de Buçaco, durante la presentación del proyecto europeo NAPOCTEP, una iniciativa que cuenta con ocho socios -cuatro portugueses y otros tantos españoles- que desarrollará un proyecto turístico "innovador" centrado en el camino que siguieron las tropas de Napoleón para invadir la Península Ibérica a principios del siglo XIX, desde Irún hasta prácticamente Lisboa. EFE/Carlos Garcia

Coimbra (Portugal) (EuroEFE).- El legado de las invasiones napoleónicas que conservan numerosas zonas fronterizas de Portugal y España ha de ser un potencial de desarrollo para el medio rural. Por eso ha nacido en Coimbra el proyecto europeo NAPOCTEP, para poner en valor el Itinerario Cultural Europeo en torno a Napoleón.

 Un proyecto turístico “innovador” 

Se trata de una iniciativa que cuenta con ocho socios -cuatro portugueses y otros tantos españoles- que desarrollará un proyecto turístico “innovador” centrado en el camino que siguieron las tropas de Napoleón para invadir la Península Ibérica a principios del siglo XIX, desde Irún hasta prácticamente Lisboa.

El proyecto fue presentado este miércoles en uno de los entornos más significativos de las Guerras Peninsulares, el Museo Militar de Buçaco.

Fue en este enclave donde Napoleón sufrió una de sus mayores derrotas, en el marco de la denominada “Tercera Invasión Francesa”.

Tras conquistar la plaza portuguesa de Almeida (en la frontera con Salamanca), en agosto de 1810, Napoleón avanzó por Viseu y llegó a Buçaco, donde cayeron 5.000 de sus soldados, frente al millar de combatientes muertos por parte del ejército aliado de Inglaterra, Portugal y España.

Luís Alburquerque, director del Museo Militar del Buçaco, que cada año recibe a miles de turistas ingleses o franceses, recordó a EFE que “fue la Batalla de Buçaco una de las más extrañas, ya que los ganadores, lejos de avanzar, decidieron retroceder”.

El objetivo, que el ejército de Napoleón acabara de sucumbir a las numerosas líneas defensivas que habían colocado en Torres Vedras para defender Lisboa.

Fue allí donde definitivamente comenzó el ocaso de Napoleón, que fue perdiendo batalla tras batalla hasta los Pirineos.

Un patrimonio trufado de conflictos bélicos

El patrimonio que dejan estos conflictos bélicos darán paso en los dos años que se ejecutará el proyecto NAPOCTEP a un nuevo producto turístico que genere actividad económica y empleo.

Zonas rurales como la comarca española de Ciudad Rodrigo (en la frontera con la lusa Almeida) encontrarán en la futura Ruta Napoleónica un nuevo atractivo para turistas apasionados por la historia.

Durante la presentación, el teniente de alcalde de Almeida (Portugal), José Alberto Morgado, recordó que las recreaciones militares de las invasiones napoleónicas tienen cada vez más tirón, por lo que “Almeida se ha convertido en la capital ibérica del turismo militar”.

El “cerco de Almeida”, un espectáculo con tirón turístico

De hecho, cada año, el último fin de semana de agosto, celebran el afamado “Cerco de Almeida”, donde grupos de recreación llegados de diferentes países europeos escenifican la batalla que se libró en 1810 entre aliados y el ejército galo del general Masena.

José Carlos Alexandrino, presidente de la Comunidad Intermunicipal de Coimbra, entidad que lidera el proyecto, insistió en que “se desarrollará un producto que, a su vez, ofrecerá riqueza y cohesión territorial” entre ambos países.

La iniciativa será implementada con una señalización de la Ruta Napoleónica, desde la provincia de Salamanca, pasando por Astorga, y hasta el distrito luso de Coimbra, según desveló Javier Ramírez, director general de Turismo de la Junta de Castilla y León, entidad que también participa en la iniciativa.

El reto, “lograr que se implique el sector privado para dinamizar el medio rural a través del turismo histórico”, concluyó Ramírez.

El turismo militar “debe ser un nuevo producto, más allá de los circuitos tradicionales”, explicó Pedro Machado, presidente del ente público Turismo Centro de Portugal.

El objetivo final, poner en valor uno de los 33 Itinerarios Culturales establecidos por la Unión Europea, en este caso en torno a la figura de Napoleón.

“Es el personaje histórico, después de Jesucristo, más buscado en Internet”, argumentó Íñigo Bilbao, de la Fundación Finnova, entidad que forma parte del proyecto y que tendrá la responsabilidad de ejecutar las acciones.

Además de la señalización, la nueva Ruta de Napoleón será promocionada durante los próximos dos años en las principales ferias de turismo de Portugal, España, Alemania o Inglaterra.

El proyecto, que nace hoy, tendrá una duración de dos años y un presupuesto de 711.000 euros, de los que 583.000 proceden de los fondos de la UE POCTEP (Programa Operativo de Cooperación Territorial España-Portugal).

(Esta crónica forma parte de la serie “Historias Ibéricas de cohesión europea”, #HistoriasIbéricas, un proyecto pionero de colaboración entre Efe y la agencia portuguesa Lusa financiado por la Dirección de Política Regional de la Comisión Europea)

Por Carlos García (edición: Catalina Guerrero)

Para saber más: 

► El patrimonio cultural de Europa en 33 itinerarios

 Política Regional de la Comisión Europea en España 

► Programa Interrreg V-A España-Portugal (POCTEP) 2014-2020