Que no se vayan los que en ella viven, el reto de La Raya hispanolusa

La Raya hispanolusa quiere retener su talento para preservar núcleos rurales

La directora de Aldeias Históricas de Portugal, Dalila Dias (i), la coordinadora de Territorios del Côa, Dulcineia Catarina Moura (c) y el gerente de Adezos, Juan Manuel García (d), participan este jueves en el congreso "El reto demográfico de La Raya hispanolusa", celebrado en Ciudad Rodrigo, que plantea el reto de la preservación de los jóvenes formados y con talento para que se desarrollen profesionalmente en el territorio y no emigren a otra zona. EFE/ Carlos Garcia

Ciudad Rodrigo (EuroEFE).- Los especialistas que estos días se han dado cita en la localidad española de Ciudad Rodrigo para abordar el fenómeno de la despoblación en La Raya hispanolusa lo tienen claro: el reto no es aumentar la población, sino que sería un éxito que no se vayan los que están.

Es la frontera más extensa de Europa, con una extensión de 1.234 kilómetros, aunque, a diferencia de la mayoría de las zonas fronterizas, sus territorios rurales, de una lado y otro de La Raya, están muy despoblados.

Los especialistas abordaron la problemática de la despoblación el congreso “El reto demográfico de La Raya hispanolusa”, enmarcado en la red de municipios Cencyl (Centro de Portugal y Castilla y León) que financia Programa Operativo de Cooperación Transfronteriza entre España y Portugal (POCTEP) de al UE.

“Es muy complicado, pero nuestro objetivo, y creemos que sería un éxito, es intentar mantener la población”, aseguró a EFE Juan Manuel García, gerente de la Asociación para el Desarrollo de la Zona Oeste de Salamanca (ADEZOS), con el apoyo del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural en un territorio limítrofe con Portugal bañado por el Duero con 7 habitantes por kilómetro cuadrado.

Entre las medidas que han adoptado para paliar la sangría demográfica, la creación de la red AIRE (Apoyando Iniciativas de Repoblación y Emprendimiento) entre diferentes grupos de comarcas rurales de Castilla y León (España), también con la ayuda de fondos europeos.

“Ya hemos logrado que se pongan en contacto con nosotros en el año y medio de vigencia del proyecto 120 personas que estarían interesadas en venirse a vivir al medio rural”, avanzó García.

Para el alcalde de Ciudad Rodrigo, Marcos Iglesias, la solución pasa por “mirar al mundo rural desde el mundo rural” y crear cabeceras de comarca con todo tipo de servicios públicos, además de implementar el suelo industrial.

Un ejemplo en el que se ha combinado el desarrollo rural con la autenticidad de los pueblos es el de la Red de Aldeias Históricas de Portugal, donde el Gobierno luso ha recuperado una docena de localidades muy despoblados de la frontera, que sobresalen por su patrimonio artístico, especialmente por sus castillos.

“La despoblación es un problema de toda Europa” 

Dalila Dias, directora de Aldeias Históricas, insistió en declaraciones a EFE en que “el deseo es que consigamos crecer” en población, aún “sabiendo que no va a ser fácil”.
Algunas de estas Aldeias Históricas han logrado aumentar sus habitantes y otras no, aunque “hay que mirar en su conjunto”.

Para Dalila Dias, “es primordial tomar medidas para mantener la población que ya reside, porque si los que están se van, entonces tenemos un problema aún mayor”.

La clave, según Dias, está en “la política de cada Estado miembro y de la política de la propia Unión Europea, ya que la despoblación es un problema de toda Europa”.

Laura García, profesora del Departamento de Geografía de la Universidad Autónoma de Madrid, recordó a EFE que “la despoblación no es una tendencia actual”, acentuada desde la Revolución Industrial.

Parar este fenómeno es “muy complicado”, más aún en España, “un país con 8.000 municipios”.

La solución: “la Unión Europea de las regiones”

Para Laura García, las soluciones pasan por “la Unión Europea de las regiones”, ya que habría que “crear regiones transfronterizas y crear en la planificación de esas regiones como un espacio único”.

María Montero, procuradora por el partido Ciudadanos en la región española de Casilla y León, acudió al congreso y manifestó a EFE que luchar contra la despoblación es un reto “muy complicado, pero no imposible”.

Y recordó la idea de que en el resto de Europa existía la moda de vivir en las ciudades y “con el paso del tiempo la gente se ha dado cuenta de que la calidad está en las zonas rurales”.

 

El salmantino y exseleccionador de España Vicente del Bosque (c), cierra el congreso “El reto demográfico de La Raya hispanolusa” este viernes en Ciudad Rodrigo, donde ha leído un comunicado redactado por los alumnos de la localidad salmantina para instar a los poderes públicos a que se comprometan para que los pueblos de La Raya no se despoblen. EFE/ Carlos Garcia

Apostar por proyectos que unan ambos lados de la frontera

Dulcineia Catarina, profesora de la Universidad de Oporto y coordinadora de Territorios do Côa (en la frontera con el Duero), apeló al concepto de “inteligencia colectiva” para sortear el problema de la despoblación.

A su juicio, los habitantes de La Raya “no somos residentes, somos resistentes del territorio”, por lo que “hay que apostar por proyectos de desarrollo que unan ambos lados de frontera”, insistió Dulcineia Catarina.

El congreso hispanoluso lo cerró en “loor” de multitudes el salmantino y exseleccionador de España Vicente del Bosque, que leyó un comunicado redactado por los alumnos de Ciudad Rodrigo para instar a los poderes públicos a que se comprometan para que los pueblos de La Raya no se despoblen.

 

Edición: Catalina Guerrero

Para saber más: 

 Política Regional de la Comisión Europea en España 

► Programa Interrreg V-A España-Portugal (POCTEP) 2014-2020

(Esta crónica forma parte de la serie “Historias Ibéricas de cohesión europea”#HistoriasIbéricas, un proyecto pionero de colaboración entre Efe y la agencia portuguesa Lusa financiado por la Dirección de Política Regional de la Comisión Europea)