Comisarios con investigaciones pendientes y otros que no convencen

El comisario designado para Agricultura en la nueva Comisión Europea, el polaco Janusz Wojciechowski, durante su audiencia en el Parlamento Europeo en Bruselas el 1 de octubre de 2019. EFE/EPA/OLIVIER HOSLET

En el proceso de audiencias en el Parlamento Europeo al futuro Ejecutivo comunitario, este miércoles toca evaluar al belga Didier Reynders, candidato a comisario de Justicia e investigado en su país por un supuesto caso de corrupción y blanqueo de dinero del que le acusa un exagente de los servicios de Seguridad de Bélgica.

Al frente del ministerio belga de Exteriores y Defensa desde 2011, Reynders se ha declarado abierto a revisar la Orden Europea de Detención (euroorden). La todavía comisaria europea de Justicia, Vera Jourová, reconoció recientemente deficiencias en la ejecución de las órdenes europeas de detención en algunos Estados miembros. Jourová había afirmado previamente que no se planteaba reformar la euroorden porque estaba “funcionando bien”, pese a las decisiones adoptadas en varios países europeos en contra de la orden europea de detención dictada por la Justicia española para entregar al expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont y otros de sus consejeros huidos.

Junto a la de Reynders, otra audiencia que se augura complicada es la de la candidata portuguesa, Elisa Ferreira, quien tendrá que responder previsiblemente por el conflicto de intereses entre su futuro puesto en el Ejecutivo comunitario, el de comisaria de Cohesión y Reformas, y el alto cargo de su marido en un organismo portugués encargado de gestionar fondos comunitarios de rango regional. También será examinada con lupa la francesa Sylvie Goulard, designada para Mercado Interior y con un caso pendiente en la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF) por cómo usó fondos europeos en su etapa de eurodiputada.

Entre los que han pasado ya por el examen de los eurodiputados, los candidatos a comisario de Agricultura, el polaco Janusz Wojciechowski, y a la cartera de Interior, la sueca Ylva Johansson, deberán dar más aclaraciones porque sus intervenciones dejaron más dudas que respuestas. Wojciechowski podría tener que repetir su audiencia el 14 o 15 de octubre porque su actuación fue “muy débil”, según el eurodiputado del Herbert Dorfmann, del Partido Popular Europeo. Esa misma formación también quedó “decepcionada” con el desempeño de Johansson.

El primer ministro británico, Boris Johnson, clausurará este miércoles en Manchester el congreso del Partido Conservador, donde prevé insistir en su determinación de ejecutar el “brexit” el 31 de octubre con o sin acuerdo con Bruselas.

 

 

Mientras, el presidente de EEUU, Donald Trump, recibirá en la Casa Blanca a su homólogo Sauli Niinisto de Finlandia, país que ejerce actualmente la presidencia semestral de la Unión Europea (UE). Y en Roma se encuentra el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, cuya familia es originaria de Italia. A su llegada a la capital italiana, una periodista le entregó un queso en protesta por los aranceles impuestos por Washington a productos europeos.

Por otro lado, en Ginebra se llevará a cabo este miércoles la entrega del premio anual que otorga ACNUR a una personalidad por su destacada contribución en la ayuda a los refugiados. En Bruselas el presidente de la Autoridad Bancaria Europea, el español José Manuel Campa, intervendrá en una conferencia organizada por la Federación Europea de Banca.

Por Miriam Burgués