Cumbre extraordinaria para negociar las prioridades económicas de Europa

EFE/ARCHIVO

Si la negociación del Brexit fue dura, no lo está siendo menos la del marco financiero plurianual (MFP) que fija el límite de gasto que podrá efectuar la Unión Europea (UE) entre 2021 y 2027 para financiar todas sus políticas y programas, así como las fuentes de ingresos del presupuesto. Los jefes de Estado y de Gobierno del bloque comunitario celebran este jueves una cumbre extraordinaria en Bruselas sin garantías de lograr un acuerdo y sobre la base de una propuesta que recorta los fondos agrícolas y de cohesión, las partidas fundamentales para España.

La negociación podría prolongarse hasta el fin de semana para intentar cerrar la brecha entre los países que piden más y menos fondos. El presupuesto 2021-2027 estará condicionado por el Brexit, que deja un agujero de unos 75.000 millones de euros para los siete años, y por la necesidad de financiar nuevas prioridades como la lucha contra el cambio climático, la digitalización o la gestión de la seguridad y la inmigración. Las cuentas que saldrán de la negociación serán, salvo sorpresa, inferiores a las de 2014-2020. La propuesta presentada por el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, tras una maratón de reuniones con los primeros ministros de los Veintisiete fija el gasto en 1,09 billones de euros, el equivalente al 1,074 % de la renta nacional bruta (RNB) conjunta.

España, Francia y Portugal han alcanzado un “pacto de colaboración” para defender juntos los principales asuntos comunes que consideran intocables en los presupuestos plurianuales de la UE. En un documento firmado por los secretarios de Estado de Asuntos Europeos, los tres países subrayan la importancia de garantizar medios suficientes para mantener la política de cohesión y la política agrícola común, “que debe prestar al menos el mismo apoyo a los agricultores que a día de hoy”.

También estaremos pendientes este jueves en Bruselas del debate en la Comisión de Libertades del Parlamento Europeo acerca de la aplicación de la orden europea de arresto, sobre la que prepara un informe el eurodiputado Javier Zarzalejos (PPE). Y de la vista en un tribunal de la capital belga por la demanda del expresidente de la Generalitat catalana Carles Puigdemont y sus exconsejeros huidos en Bélgica contra el juez del Tribunal Supremo español Pablo Llarena, a quien acusan de supuesta vulneración de su presunción de inocencia.

En Alemania se ha vivido una noche de horror en la ciudad de Hanau, cercana a Fráncfort. Allí dos tiroteos han dejado un saldo total de once muertos, entre ellos el presunto autor, hallado sin vida en su vivienda junto a otro cadáver. Se trata de un hombre de nacionalidad alemana, ultraderechista y con licencia de armas de caza, en cuyo automóvil fue hallada munición, según el diario popular “Bild”.