De proyecciones económicas y retos demográficos

EFE/ARCHIVO

La Comisión Europea (CE) presentará este jueves sus previsiones macroeconómicas de invierno, que incluyen proyecciones de crecimiento e inflación para los países de la Unión Europea (UE) y la eurozona. Todavía es pronto para conocer el eventual impacto del coronavirus COVID-19 en las variables económicas de ambos bloques, así que no será tenido en cuenta en este informe.

Lo que sí se puede medir son las importantes consecuencias económicas de la cancelación de la edición 2020 del Congreso Mundial de Móviles (MWC), que se iba a celebrar en Barcelona (nordeste de España) a partir del 24 de febrero. La preocupación global que provoca el coronavirus ha hecho imposible seguir adelante con la celebración del congreso, tras registrarse más de una treintena de cancelaciones de las grandes empresas del sector. En la presentación de la edición de este año, la organización del evento, GSMA, había cifrado en 492 millones de euros su impacto económico sobre Barcelona y su área metropolitana. Además, se esperaba la asistencia de más de 100.000 personas y la generación de más de 13.000 empleos asociados al congreso.

 

 

Los ministros de Sanidad de la UE celebrarán este jueves en Bruselas una reunión extraordinaria para abordar la situación del coronavirus y en la que tratarán de coordinar su respuesta para evitar la propagación del virus. Los ministros mantendrán un debate sobre “las medidas de emergencia” y las “soluciones para prevenir la expansión del brote” del coronavirus en la UE, y se prevé que adopten conclusiones sobre esta crisis sanitaria. La comisaria de Sanidad, Stella Kyriakides, y el titular europeo de Gestión de Crisis, Janez Lenarcic, participarán también en el encuentro.

Mientras, la vicepresidenta de la Comisión Europea para Democracia y Demografía, Dubravka Suica, estará este jueves en España. Iniciará su visita en Madrid, con una reunión con la vicepresidenta y ministra española para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera. Después se desplazará a Valladolid, donde mantendrá un diálogo con ciudadanos que tendrá como temas principales los retos demográficos y la conferencia sobre el futuro de Europa.

Por su parte, el ministro español del Interior, Fernando Grande Marlaska, visitará Canarias en pleno repunte de llegadas de migrantes en pateras al archipiélago. Su viaje coincidirá con la publicación de la decisión del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) en el caso de la “devolución en caliente” a Marruecos que España efectuó con dos inmigrantes en la valla de Melilla. Mientras, en Grecia están pendientes de la manifestación convocada por los gobiernos locales de las islas del mar Egeo, en cuyos campos de refugiados se hacinan mas de 40.000 personas, para protestar contra un decreto ley que permite requisar terrenos para instalar centros cerrados de migrantes.