Debate electoral en Reino Unido y esfuerzos para pacificar Bolivia

Militares y policía se enfrentan a cocaleros partidarios del ex presidente Evo Morales el 18 de noviembre de 2019, en la localidad de Sacaba (Bolivia). EFE/Jorge Abrego

El conservador Boris Johnson y el laborista Jeremy Corbyn se enfrentan este martes en el primer debate televisivo de cara a las elecciones generales británicas del 12 de diciembre. Las expectativas de que Johnson, actual primer ministro, obtenga una mayoría suficiente en esos comicios para ratificar el acuerdo del “brexit” han impulsado a la libra esterlina hasta un máximo en más de seis meses respecto al euro.

Una semana después del exilio a México del expresidente Evo Morales, persiste la inestabilidad en Bolivia con Jeanine Añez como mandataria interina. La Unión Europea (UE) está ya trabajando con las diferentes partes en el país suramericano y con instituciones como la ONU en favor de la paz y la estabilidad. Según indicó a Efe un portavoz comunitario, Bruselas “ha pedido a todos los actores políticos y sociales que trabajen por una reconciliación pacífica”. “El objetivo inmediato de las autoridades de transición debería ser garantizar la paz y la seguridad en el país y llevarlo a elecciones rápidas, en las que la voluntad del pueblo pueda expresarse libremente”, añadió.

 

 

Este martes hay Consejo de Asuntos Generales de la UE en Bruselas. Francia llevará a la reunión una propuesta para reformar el proceso de ampliación de la UE para garantizar mejor que los países que quieren entrar en el club comunitario cumplen con el Estado de derecho, introduciendo más objetivos políticos y la “reversibilidad” en las negociaciones. Los países de la Unión debían pronunciarse en octubre sobre si respaldaban la propuesta de la Comisión Europea (CE) de abrir negociaciones de adhesión con Albania y Macedonia del Norte al considerar que habían cumplido los requisitos para ello, una decisión que se debía tomar por unanimidad. En cambio, Francia se opuso frontalmente a esa posibilidad, al considerar que esos países aún debían hacer más esfuerzos, especialmente en materia de corrupción, lo que suscitó críticas de otros países y de la propia CE.

El equipo de 26 comisarios de la nueva Comisión ya tiene el visto bueno de la Eurocámara, que este lunes avaló al último que faltaba, el candidato húngaro. La decisión individual sobre cada comisario no es vinculante, pero sí lo es el voto sobre el conjunto del equipo, que tendrá lugar previsiblemente la próxima semana en el pleno de la Eurocámara en Estrasburgo una vez la conferencia de presidentes apruebe la agenda de la sesión. Si el voto sale adelante el nuevo Ejecutivo comunitario, presidido por la conservadora alemana Ursula von der Leyen, echaría a andar el 1 de diciembre, con un mes de retraso respecto al calendario inicial. En cualquier caso, la Comisión no contará con un comisario del Reino Unido, que no ha nominado a nadie por su proceso de salida del bloque comunitario pese a que los tratados y el resto de Estados miembros se lo requerían.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, comparece este martes en Bruselas en una rueda de prensa previa a la reunión de ministros de Exteriores aliados en la que prepararán la cumbre de líderes de la Alianza, que se celebrará el 3 y 4 de diciembre en Londres. Por otro lado, el Tribunal de Justicia de la UE se pronunciará sobre tres cuestiones prejudiciales relativas a la reforma del sistema judicial polaco que denunció la Comisión Europea al considerar que iba contra el derecho comunitario.