Desconfinamiento, tecnología e inmunidad social

Una niñia juega con un patinete en una calle de Barcelona. [EFE/ Enric Fontcuberta]

Las aplicaciones del rastreo para controlar el coronavirus vuelven a a la arena política europea. El Parlamento Europeo está preocupado por las dudas que suscitan en la privacidad de los datos de los ciudadanos. Las app son importantes para los planes de desconfinamiento  en Europa, como lo son los estudios de prevalencia del virus, que en España han arrojado como conclusión que aún se está lejos de la inmunidad de rebaño .

En una resolución del pasado mes de abril, el Parlamento hizo hincapié en que se debe respetar la normativa sobre protección de datos y privacidad. Lo que se pretende es que los datos de localización móvil solo pueden procesarse de conformidad con la directiva de privacidad y el reglamento sobre Protección de datos. En el debate participarán los comisarios de Mercado Interior, Thierry Breton, y de Justicia e Interior, Didier Reynders.

El rastreo es clave para controlar la pandemia de coronavirus. La Comisión Europea y los Estados miembros van presentando ya sus planes de desconfinamiento. El Ejecutivo comunitario propone uno en tres fases, además de una serie de pautas que deben de seguir hoteles y medios de transporte para salvara en lo posible la temporada turística europea.

Los estados europeos siguen con sus cifras y sus estudios sobre el coronavirus para entender al menos cómo puede comportarse en el futuro. En España se ha presentado el primer estudio nacional sobre el impacto de la pandemia: sólo un 5 por ciento de los españoles tiene anticuerpos. Está muy lejos todavía la inmunización de grupo, por lo que los expertos recomiendan no bajar la guardia en las medidas de protección.

En Francia, los escolares de París y de otras regiones francesas comienzan a regresar este jueves a las aulas con cuentagotas. Muchos padres han preferido que sus hijos no se incorporen todavía a las clases. En el Reino Unido la desescalada que ha planteado el primer ministro, Boris Johnson, para evitar el descalabro de la economía ha generado confusión y críticas ante la ausencia de medidas preventivas. Italia, por su parte, ultima los protocolos que regularán la reapertura el 18 de mayo de museos, tiendas, restaurantes y peluquerías. Ha aprobado una regularización de migrantes, jornaleros y cuidadores.

Volviendo al Parlamento Europeo, este jueves debate las medidas de emergencia por el coronavirus que ha impuesto el Gobierno húngaro y su impacto en el Estado de derecho de la UE.