El eurogrupo busca una nueva línea de defensa contra el coronavirus

El Reino Unido echa el cierre y el Eurogrupo estudia nuevas medidas contra el coronavirus. [EFE/EPA/ANDY RAIN]

Este martes es el día del Eurogrupo. Se reúne por videoconferencia para debatir sobre “una nueva línea de defensa contra el coronavirus”. El mismo día que el Reino Unido estrena medidas de confinamiento e Italia aguarda si empiezan a resultar efectivas las suyas. En España hay sectores sociales que piden el endurecimiento de las medidas, aunque el Gobierno mantiene que de hacerlo quedarían afectados los cimientos de la economía.

“El Eurogrupo considerará opciones para añadir una nueva línea de defensa contra el coronavirus como parte de nuestra respuesta coordinada ante la crisis, después del mandato de los líderes de esta semana”, escribió su presidente, Mario Centeno, en su cuenta de Twiter. El encuentro comienza por videoconferencia alas 17.30 GMT.

En su anterior reunión, hace cinco días, el eurogrupo dijo que haría “todo lo necesario” para paliar el golpe económico del coronavirus y ya Centeno ha advertido que se están explorando “vías para intensificar la respuesta conjunta de la UE”. Con estas medidas, la UE se juega buena parte de su crédito. Hay países que reclaman una solución conjunta -Francia,Italia,España- porque esta es una crisis conjunta. El concepto del “coronabono” está sobre la mesa.

La UE congela sus reglas presupuestarias para permitir más gasto por la pandemia

Bruselas (EuroEFE).- La Unión Europea (UE) activó este lunes por primera vez en su historia la “cláusula de salvaguarda” de las reglas fiscales comunitarias, que permitirá a los países incumplir sus objetivos de déficit y deuda temporalmente para poder elevar …

Por lo pronto,la UE ya ha activado la cláusula de salvaguarda de sus reglas presupuestarias que permitirá a los Estados miembros incumplir sus objetivos fiscales y aumentar el gasto frente a la pandemia. Los ministros asumen que la epidemia llevará a la UE a una recesión que será mucho mayor de lo previsto inicialmente.

¿Hasta donde tienen que llegar las medidas económicas para paliar las consecuencias del coronavirus?. Es el asunto que debate este marte el Consejo de Ministros en España, que por lo demás tiene que aprobar la propuesta de ampliar el estado de alarma quince días más, hasta el próximo 11 de abril. El Gobierno dice que la actividad está ya muy ralentizada y orientada a los servicios y, según la ministra de Economía Nadia Calviño, es “difícil de entender” las reclamaciones de cierre total de la actividad industrial en España.

Pero en España hay dos asuntos relacionados con el coronavirus que preocupan a la sociedad. Uno de ellos es cómo se esta trabajando en las residencias de ancianos: la fiscalía investigará si en algunas residencias hay cadáveres de ancianos fallecidos por el coronavirus conviviendo con otros residentes. La otra es una imagen: el Palacio de Hielo de Madrid se ha convertido en una gran funeraria.

Otros países europeos han emprendido medidas de confinamiento en Europa. El último -en un principio dijo que no creía que fuera necesario- es el primer ministro británico, Boris Johnson. A partir de este martes hay confinamiento obligatorio al menos durante las próximas tres semanas. Solo se permitirá salir a la calle para hacer la compra, realizar una actividad de ejercicio al día, por razones médicas o para cuidar personas vulnerables, así como para ir al trabajo en caso de “absoluta necesidad”.

En Italia, que ya ha superado los 6.000 muertos, no hay nuevas medidas, que están implementadas hace dos semanas. Por ello en Italia se considera que esta semana es crucial para saber si las restricciones de movimientos han surtido efecto. Los técnicos insisten en que el confinamiento debe continuar para ver si es posible que, en quince o veinte días, comienzan a disminuir los contagios.