El órdago económico de la Comisión Europea frente al coronavirus

La presdenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. [EFE/EPA/OLIVIER HOSLET]

La Comisión Europea pone este miércoles sus cartas sobre la mesa en la partida económica para luchar contra el coronavirus: un fondo de recuperación y un nuevo presupuesto de la UE para el periodo 2021-2027 que deben contentar tanto a los países austeros como a los más necesitados.

Aunque las cifras definitivas están por conocer, el primer eje de este plan será un nuevo instrumento de recuperación con 500.000 millones de euros que se financiará a través de la emisión de deuda de la CE y el aval del presupuesto comunitario, así como los condidiones para recibirlos. El segundo eje será un presupuesto de la UE para el periodo 2021-2027 en el entorno del billón de euros.

A partir de ahí, en cuanto al fondo, queda por saber cuál será la proporción de préstamos y cuál la de subvenciones. Eso es clave para los países más afectados por la pandemia de coronavirus y con posiciones fiscales más débiles, como España e Italia. En cuanto al presupuesto, ya antes de que llegara el coronavirus fue imposible alcanzar un acuerdo  presupuestario de tamaña magnitud.

El Consejo Europeo en diciembre de 2019, cuando todavía se podía fotografiar en “familia”. Ahora toca negociar la propuesta presupuestaria de la CE. EFE/EPA/JULIEN WARNAND

Los países “austeros -Holanda, Austria, Dinamarca y Suecia- rechazan mutualizar la deuda y ya se mostraron contrarios a incrementar el presupuesto de la UE..Todo ello tendrá que ser aprobado por unanimidad.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, presentará el plan al pleno del Parlamento Europeo. El Parlamento Europeo, el segundo brazo de la autoridad presupuestaria en la UE, ya adelantó su habitual mayor ambición y solicitó fondos de hasta dos billones de euros.

También en el ámbito económico, la Comisión Europea presenta el Instrumento para préstamos públicos en el marco del Mecanismo Europeo de Transición. Serán el vicepresidente para el Pacto Verde Europeo, Frans Timmermans, y de los comisarios Valdis Dombrovskis Elisa Ferreira (cohesión y reformas).

Aparte de la economía, el coronavirus sigue impactando en la vida política de los países europeos. El jefe del Gobierno británico, Boris Johnson, comparece en el Parlamento en medio de una fuerte tormenta política provocada por su política frente a la pandemia y, más recientemente, por respaldar a su principal asesor, Dominic Cummings, que se saltó el confinamiento. Como trasfondo un debate: ¿son tan responsables los dirigentes políticos como los ciudadanos con respecto a las normas de confinamiento?. Y en Alemania, el Gobierno sigue preparando el levantamiento de la recomendación de no viajar a Europa y aborda los planes de desescalada con los Lander.

Dominic Cummings, asesor del primer ministro británico, acusado de haberse saltado las normas de confinamiento. EFE/EPA/FACUNDO ARRIZABALAGA

En Madrid, el Gobierno se somete este miércoles a una andanada de preguntas de la oposición en el Congreso tras la decisión del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, de destituir al coronel Diego Pérez de los Cobos al frente de la comandancia de la Guardia Civil en Madrid. El ministro dice que lo destituyó por “falta de confianza”, pero la oposición argumenta que tiene relación con una investigación judicial sobre la epidemia de COVID-19.

Siguen las videoconferencias: los ministros de Asuntos Exteriores se citan un día después de que se celebrara la conferencia de donantes en apoyo a los migrantes y refugiados venezolanos, que reunió contribuciones internacionales por algo más de 2.500 millones de euros

Los ministros competentes en política espacial debatirán sobre el uso en la UE de los datos, los servicios y la tecnología relacionados con el espacio para fomentar una recuperación económica ecológica y sostenible de la crisis de la COVID-19, mientras que los de Investigación cambiarán impresiones sobre el papel de la investigación y la innovación (I+i) en la recuperación de la pandemia de COVID-19.