El paro provocado por el coronavirus en Europa

Dos jóvenes frente a una oficina de empleo en Madrid. [EFE/Rodrigo Jiménez]

Este miércoles Eurostat da a conocer el paro en la UE del mes de abril, cuando la pandemia de coronavirus estaba desarollándose en toda Europa. Ahora, en el mes de junio, con la mayor parte de los países en procesos de desescalada, se despliegan medidas de apoyo para los sectores más afectados y se prepara la vuelta a la libre circulación de personas.

Las cifras de paro en Europa van a dar una idea de cómo ha afectado la pandemia de coronavirus en los distintos estados miembros, en cuales se ha destruido más empleo, a qué sectores específicos de la población afectan más y que países han resistido mejor por las características de su tejido productivo. En el mes de marzo, el paro en la eurozona fue del 7,4 por ciento.

España, Italia y Francia caminan hacia la normalidad mientras Alemania y Rusia planean la reactivación económica

Redacción Internacional (EuroEFE).- España, Italia y Francia siguen avanzando hacia la normalidad pospandemia con el levantamiento paulatino de las restricciones aún vigentes, mientras Alemania y Rusia ultiman sus planes para la reactivación económica.

Pese al retroceso en zonas como Europa Occidental …

En España, el paro registrado en los servicios públicos de empleo aumentó en 26.573 personas en el mes de mayo (un 0,7 por ciento más), lo que supone una moderación respecto a las cifras registradas en marzo y abril. El Sistema Público de Empleo Estatal desembolsa a partir de hoy un récord de 5.121 millones de euros, muy por encima del máximo alcanzado en la anterior crisis. Por su parte, Alemania registró en mayo 7,3 millones de empleados en jornada reducida, casi seis millones más que ese mismo mes de 2009, durante la crisis financiera global.

Los planes de desescalada continúan con mayor o menor dificultad. En  España, el Congreso vota la ampliación otros quince días del estado de alarma propuesto por el Gobierno. Es la última prórroga y durará hasta el 21 de junio.

En Alemania, la gran coalición de la canciller alemana, Angela Merkel, busca consensuar un plan de reactivación económica pospandemia, con un volumen de hasta 100.000 millones de euros, ante la perspectiva de una recesión histórica y de sacudidas en su hasta ahora sólido mercado laboral. Una cifra que se sumaría a los 156.000 millones de euros aprobados en marzo y que supusieron el final del sacrosanto dogma del déficit cero.

 

Es un día de apertura de fronteras: el gobierno alemán tiene previsto retirar la recomendación de no viajar al extranjero, incluida la Unión Europea. Mientras, Italia abre sus fronteras con los países de la UE para intentar reactivar el turismo, y además se permite la movilidad en todo el país.

La UE mira con atención hacia Estados Unidos, donde continúan las protestas por la muerte de George Floyd a manos de la policía. El alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, defendió las protestas pacíficas, al igual que hizo el ministro de Exteriores alemán, Heiklo Maas.

La Comisión Europea lanza la convocatoria WiFi4EU, para dotar a los municipios de internet gratuíto, así como la segunda fase de la consulta sobre el salario mínimo.