En la UE se negocia el “brexit” y en Siria sigue la guerra

Foto facilitada por el Ejército de EEUU en la que se ve a un soldado norteamericano supervisando la demolición de un puesto de la guerrilla kurda. [EFE/EPA/US ARMY/STAFF SGT. ANDREW GOEDL]

Calma tensa en las instituciones de la Unión Europea (UE) en la recta final hacia el “brexit”. Mientras, en el Mediterráneo siguen ahogándose migrantes y el ejército turco prepara la invasión del norte de Siria para combatir a las milicias kurdo-sirias, con el beneplácito estadounidense.

En teoría, esta semana el Reino Unido  y la UE tienen que avanzar en la búsqueda de un acuerdo que posibilite el “brexit” el próximo 31 de octubre. El plan presentado por el primer ministro británico, Boris Johnson, no cumple las exigencia europeas sobre Irlanda. Pero la UE quiere que antes del próximo Consejo Europeo, los días 17 y 18 de octubre, todo esté claro para poder adoptar una decisión. Quedan muchas dudas por resolver.

Mientras, en el Reino Unido sigue mezclándose lo político con lo judicial: la oposición no se fía de Johnson y quiere que los tribunales le obliguen a pedir una prórroga para el “brexit” si antes no se ha conseguido un acuerdo con la UE. Pero la justicia ya ha dicho que el primer ministro se ha pronunciado con claridad y no puede ser obligado judicialmente. La Cámara de los Comunes queda suspendida a partir de este martes hasta el próximo 14 de octubre, cuando Isabel II pronunciará el Discurso de la Reina, que inaugura el nuevo curso parlamentario.

Este martes finalizan las audiencias a los nuevos comisarios europeos. Les toca al letón Valdis Dombrovskis (servicios financieros), a la danesa Margrethe Vestager (competencia) y al holandes Frans Timmermans (Pacto Verde Europeo). Además, debe emitirse un veredicto sobre la candidatura del futuro Alto Representante para la Política Exterior, Josep Borrell. En una comparecencia sin sobresaltos, Borrell aseguró que intentará imprimir a la política exterior de la UE más ambición para convertirla en un actor global y que uno de sus objetivos fundamentales será “restaurar” las relaciones con Estados Unidos.

Los ministros de Interior de la UE abordan este martes el plan temporal de Francia, Alemania, Italia y Malta para gestionar los flujos migratorios en el Mediterráneo. Recordemos que España quedó fuera del pacto. La reunión coincide con el anuncio de que el número de migrantes y refugiados fallecidos mientras intentaban cruzar el Mediterráneo superó en 2019 el millar, según las cifras de la Organización Internacional para las Migraciones.

Mientras, la guerra en Siria no cesa: el ejército de Turquía sigue con los preparativos para su inminente invasión del norte de Siria, donde pretende combatir a la milicia kurdo-siria YPG, que considera terrorista. Esta milicia ayudó a Estados Unidos en la lucha contra el yihadismo, pero estos han decidido retirarse ahora de la zona. Ante la inminencia de la operación, la Unión Europea (UE) instó este lunes a Turquía a velar por la seguridad de los civiles en Siria.