Europa prosigue su desescalada paso a paso

Las cintas que impidían el paso a la playa de Levante en Benidorm con la frase "no pasar" han sido cambiadas por las de "Benidorm" como antesala del comienzo de la fase 1 de desconfinamiento que comienza este 11 de Mayo. EFE / Manuel Lorenzo

Europa prosigue su desescalada este 11 de mayo: más de la mitad de la población española podrá visitar de nuevo a los seres queridos, asistir a entierros y a velatorios, comprar sin cita previa, sentarse en una terraza o ir a la iglesia, entre otras cosas. Una prudente vuelta a la normalidad que se vive este lunes en Alemania, Francia, Bélgica u Holanda, aunque con sus peculiaridades en cada país, mientras que Italia y el Reino Unido afinan sus respectivos planes en la ansiada vuelta a la cotidianidad.

Gran parte del territorio de España entra este lunes en la fase 1 de la desescalada, una etapa que aliviará las medidas restrictivas adoptadas por el Gobierno para luchar contra el coronavirus y de la que se beneficiará más del 51 % de la población.  Los ciudadanos a los que afecte esta flexibilización podrán reunirse en grupos de un máximo de 10 personas, participar en velatorios con un máximo de 15 asistentes y asistir a centros de culto, entre otras medidas. La fase 1 permite también la apertura de locales comerciales con una superficie igual o inferior a 400 metros cuadrados, con un 30% del aforo total, e instalar terrazas al aire libre con el 50 % de las mesas, con una ocupación máxima de 10 personas por mesa.  La ampliación territorial permite mayor contacto con los allegados y una actividad comercial más intensa y se produce después de que el número de víctimas mortales haya ascendido a 26.621 y se haya registrado un ligero repunte del número de contagiados confirmados por PCR, 621 nuevos casos que elevan el total a 224.390.

El día en que comienza la fase 1 de la desescalada en amplias zonas de España y entre críticas de algunas comunidades, las direcciones de los partidos vuelven a reunirse tras algunas semanas de parón para analizar la nueva situación política, social y económica en el camino hacia la nueva normalidad tras la crisis del coronanavirus, mientras la calidad del aire ha mejorado para al menos 18,6 millones de españoles que respiran en ciudades con mucho tráfico, y nunca antes había estado “tan limpio, tanto tiempo”, según un informe de expertos al que ha accedido Efe con datos de tres fuentes distintas sobre contaminación durante la pandemia.

Escuelas, comercios, actividades deportivas, museos, parques y hostelería comienzan a reabrir en Alemania en nuevas fases de desescalada de las medidas contra la pandemia del coronavirus, con ritmos regionales diferenciados. Lo mismo ocurre en el primer día de la desescalada en Francia, con diferencias en los departamentos en función de la incidencia de la enfermedad de la COVID-19. Bélgica da un paso más en su vuelta a la normalidad este lunes con la apertura de los comercios y la permisividad de reuniones limitadas en los hogares, en un país que desde el principio aplicó un confinamiento laxo como Holanda, que comienza este 11 de mayo a reabrir la educación primaria y las peluquerías, con un importante apoyo popular a una relajación limitada del llamado “confinamiento inteligente”, según una encuesta en la que los ciudadanos son reacios a reabrir la hostelería por temor a saturar la sanidad.

Italia, por su parte, sigue doblegando la curva de contagios y diseña el levantamiento de nuevas restricciones a partir del 18 de mayo, mientras las autoridades regionales piden al Gobierno indicaciones más claras y cierta autonomía en la gestión de la desescalada. Y, en el Reino Unido, el primer ministro británico, Boris Johnson, defiende en la Cámara de los Comunes su plan de desconfinamiento, criticado por la oposición laborista por su falta de claridad.

Una vuelta a la normalidad por etapas que no deja de ser un experimento a gran escala sobre una enfermedad contra la que aún no hay cura. Este martes, los ministros de Sanidad de la Unión Europea se reunirán por vídeoconferencia para debatir el impacto del brote de COVID-19 sobre el acceso a los medicamentos y en particular cómo evitar la escasez de productos sanitarios y medicinas.  Un día más tarde, el miércoles, la Comisión Europea presentará su plan de levantamiento de las medidas de confinamiento por el coronavirus que afecta al turismo, el transporte y las fronteras internas. Y el viernes, en la agenda comunitaria destacan dos citas importantes: la reunión por videoconferencia de los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona y el cierre  de la tercera ronda de negociaciones entre la Unión Europea y el Reino Unido tras el Brexit sobre su futura relación, celebrada por videoconferencia por la crisis del coronavirus.