Homenaje a las víctimas del terrorismo

EFE/Kiko Huesca/ARCHIVO

El Día Europeo de las Víctimas del Terrorismo se conmemora cada 11 de marzo y fue instaurado tras los atentados que se cometieron en Madrid aquel día en 2004. A pesar de la preocupación por la expansión del coronavirus, habrá este miércoles un acto en París de homenaje a las víctimas en el que participarán el presidente francés, Emmanuel Macron, y los reyes de España.

Macron ha invitado a los reyes a París como gesto de amistad y cercanía entre ambos países, que han sufrido en los últimos años los embates del terrorismo islamista radical y también los de ETA. Por su parte, el Palacio del Elíseo ha reforzado las medidas de protección para evitar el contagio del presidente y de su círculo directo, después de confirmarse que el ministro francés de Cultura tiene coronavirus.

En Japón se ha conmemorado este miércoles el noveno aniversario del terremoto y el tsunami que arrasaron el nordeste del país en 2011, aunque los habituales actos multitudinarios de homenaje a las víctimas se han cancelado o celebrado a escala reducida debido al coronavirus. La ceremonia estatal que cada año se venía realizando en el Teatro Nacional de Tokio con la participación de las principales autoridades niponas, supervivientes y allegados de los fallecidos ha sido cancelada en línea con la recomendación del Gobierno de evitar todo acto multitudinario hasta finales de mes.

Multitudinarias y una de las fiestas populares más famosas del mundo son las Fallas de la ciudad española de Valencia. El coronavirus ha obligado a aplazarlas y sus más de 700 monumentos no arderán este 19 de marzo. El Gobierno español hará “lo que haga falta, donde haga falta y cuando haga falta. Y juntos, no les quepa duda, superaremos esta crisis”, decía este martes su presidente, Pedro Sánchez, al anunciar medidas “contundentes” para afrontar las “duras” semanas que se avecinan. Además de acciones para garantizar el suministro de medicamentos, se tomarán otras para proteger el empleo en sectores que sufran caídas temporales de la demanda. Asimismo, el Ejecutivo plantea una línea de crédito a las empresas para favorecer su liquidez y flexibilidad laboral, y que puedan hacer frente a la situación sin recurrir a despidos.

También la Unión Europea (UE) empleará “todas las herramientas necesarias” para superar la crisis del coronavirus, según anunciaron este martes los presidentes de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, y del Consejo Europeo, Charles Michel, tras una videoconferencia con los líderes de todos los países comunitarios. La CE permitirá que se puedan movilizar ayudas de Estado para las empresas que lo necesiten y se creará un “fondo de respuesta al coronavirus” para contrarrestar el “gran impacto económico potencial” de la crisis sanitaria. Ese fondo estará dotado con 7.500 millones de euros iniciales para aportar liquidez a las empresas de los veintisiete Estados miembros de la UE y la voluntad es que llegue hasta los 25.000 millones.