La UE prepara la cumbre que negociará la recuperación económica tras el coronavirus

El presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli. [EFE/EPA/OLIVIER HOSLET]

Los estados miembros preparan el Consejo Europeo de mañana viernes, en el que se abordará por primera vez la propuesta económica de la Comisión Europea para paliar la crisis provocada por el coronavirus. Mientras, con la llegada del fin de mes, la negociación para una relación definitiva con el Reino Unido tras el “brexit” se acerca a una nueva fecha clave, sin que por el momento se constaten avances.

Los países de la UE ultiman los preparativos para la cumbre de jefes de Estado y Gobierno telemátca que dará inicio a la negociación oficial sobre su plan de recuperación económica. Se trata de un fondo de reconstrucción de 750.000 millones de euros y un plan presupuestario para 2021-2027 de 1,1 billones de euros.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, tiene confianza en que esta cumbre sea un “paso crucial”, pero ya se da por descontado de que al menos hasta los próximo 9 y 10 de julio, en la que se prevé una primera cumbre presencial entre líderes, no sea posible el acuerdo. Fundamentalmente hay división entre los estados miembros por la proporción entre transferencias y créditos, los criterios de reparto del dinero y las condiciones de acceso. Los países “frugales” -Holanda, Austria, Dinamarca y Suecia- son los más escépticos. 

La reunión de julio ya será con una nueva presidencia del Consejo de Ministros de la UE, que recae el próximo semestre en Alemania. La canciller alemana, Angela Merkel, expone este jueves en el Bundestag, cámara baja del Parlamento, las prioridades de la presidencia de turno de la Unión Europea. La negociación presupuestaria, terminar la negociación con el Reino Unido y la pandemia de coronavirus se antojan como los grandes desafíos.

En Europa hay miedo a un rebrote de coronavirus. No solo por la situación en Pekín, sino por lo que está sucediendo en Alemania. Más de 650 trabajadores de un matadero Renania (en el oeste del país) han dado positivo por COVID-19. Todo ello mientras Merkel y los presidentes de los Lander coordinaban el levantamiento de las medidas de confinamiento. La capacidad para reaccionar rápido (cierre de colegios y guarderías) frente a un brote de este tipo es clave en lo que se ha llamado como “nueva normalidad”.

En estos últimos días de junio la UE asiste a una nueva carrera en la negociación con el Reino Unido para establecer su relación definitiva. Si a finales de mes el gobierno que dirige Boris Johnson no ha pedido aumentar el plazo de negociación más allá del 31 de diciembre, en esa fecha se producirá el “brexit” definitivo, con o sin acuerdo.

La presidenta de la CE, Ursula von der Leyen, ha mostrado su confianza en que la negociación avance. Johnson dice que los británicos están hartos de que se hale de “brexit. Y el Parlamento Europeo vota este jueves una resolución sobre el estado de las negociaciones, con la advertencia de que el acuerdo no puede ir en detrimento de los derechos de los ciudadanos europeos.

Este jueves se produce una cita emblemática desde el punto de vista de las relaciones entgre el Reinmo Unido y el resto de Europa: el príncipe Carlos recibe en Londres al presidente de Francia, Emmanuel Macron, para conmemorar el discurso del general Charles de Gaulle del 18 de junio de 1940, cuando pidió desde la BBC a los franceses que se resistiesen a la ocupación nazi durantae la Segunda Guerra Mundial.

El Parlamento Europeo debate con el Alto Representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell, el impacto del coronavirus en la acción exterior de la UE, la nueva polémica ley china de seguridad nacoinal o la potencial respuesta de la UE en los desarrollos entre Israel y Palestina.