Las crisis en Libia y Venezuela, asignaturas pendientes en Bruselas

EFE/ARCHIVO

Las crisis en Libia y Venezuela son asignaturas pendientes en Bruselas. Este lunes los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) celebrarán un consejo para abordar ambos temas.

En el caso de Libia, el objetivo es concretar acciones de apoyo al proceso de paz en ese país, que mantiene una frágil tregua entre las facciones enfrentadas. Aunque los Veintisiete ya han llegado a un acuerdo político para aumentar la vigilancia con aviones, imágenes satelitales e inteligencia del embargo de armas decretado por la ONU a Libia, no hay consenso para que la operación “Sofía” desplegada en el Mediterráneo central vuelva a contar con barcos para realizar esa tarea y la de combatir a las mafias migratorias en esas aguas. Actualmente son Austria y Hungría los países que se oponen a que vuelvan los navíos a la operación, por el efecto llamada que, a su juicio, pueden dar a entender a las personas que tratan de cruzar el Mediterráneo para llegar a Europa.

Por otro lado, representantes de doce países, así como de la ONU, la Unión Africana, la UE y la Liga Arabe, barajaron este domingo fórmulas para impulsar un proceso de paz en Libia, siguiendo los principios de la llamada “iniciativa de Berlín”, en una reunión celebrada al margen de la Conferencia de Seguridad de Múnich. El encuentro no tuvo resultados concretos, pero se considera un paso en un proceso al que deberán seguir reuniones posteriores de cara a lograr que las partes en conflicto se sienten a la mesa de negociaciones.

La situación en Venezuela es la otra “piedra en el zapato” para la UE, sobre todo tras constatar el “bloqueo” en las negociaciones que habían emprendido el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición. Los ministros de Exteriores abordarán este lunes la necesidad de que el grupo de contacto que creó Bruselas con países de la región sea más activo y de dar un impulso a la función del enviado especial de la Unión para esta crisis, Enrique Iglesias.

También tienen cita este lunes en la capital belga los ministros de Economía y Finanzas del área del euro (el Eurogrupo). Entre otros asuntos, debatirán la posibilidad de aportar fondos adicionales al llamado presupuesto para la eurozona, un mecanismo destinado a financiar reformas e inversiones cuya dotación inicial sería de apenas 13.000 millones de euros para siete años. Además, los ministros abordarán por primera vez la revisión de las normas fiscales europeas puesta en marcha este mes por la Comisión Europea, así como las últimas previsiones macroeconómicas de Bruselas, que apuntan ya al riesgo del coronavirus para la economía de la eurozona, que verá estancarse el crecimiento.

 

 

Cerramos con un dato sobre el coronavirus. La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, indicó este domingo que el crecimiento de la economía mundial, estimado en el 3,3 % para 2020, podría verse rebajado entre un 0,1 y 0,2 % por el brote del virus, si bien aún es pronto para conocer su impacto.