¿Llegará pronto la vacuna contra el coronavirus?

EFE-EPA/NIH/Editorial Use Only/No Sales

¿Cuándo tendremos disponible una vacuna contra el coronavirus? Es una pregunta que se hacen muchos a medida que la enfermedad avanza. China dice haber desarrollado una “con éxito”. Así lo ha anunciado su Ministerio de Defensa, que ha aprobado los ensayos clínicos en humanos de una vacuna contra el coronavirus fabricada por la Academia Militar de Ciencias. Ahora mismo la mayoría de los casos del COVID-19 en China son “importados” y el martes el país registró tan solo un nuevo caso de contagio local.

Por su parte, el Gobierno español va a destinar 30 millones de euros a los laboratorios del país que investigan la vacuna contra el coronavirus. La partida irá destinada a dotar al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y al Instituto de Salud Carlos III de Madrid (ISCIII) de los recursos precisos para hacer frente a esta emergencia sanitaria. Según el Ministerio de Ciencia e Innovación, con esta partida de casi 30 millones se impulsa el desarrollo de trabajos ya en marcha y se apoya la apertura de nuevas líneas de investigación para hacer frente al COVID-19.

Y expertos en Estados Unidos ya han iniciado pruebas en humanos de una vacuna contra el coronavirus. La primera dosis se administró a uno de los 45 voluntarios, todos ellos adultos sanos de entre 18 y 55 años de edad, que tomarán parte en este experimento a lo largo de seis semanas. La vacuna se denomina RNA-1273 y ha sido desarrollada por científicos del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas (NIAID) y de la compañía de biotecnología Moderna, según los Institutos Nacionales de Salud (NIH, en inglés), que destacan que el proyecto de inoculación frente al coronavirus ha tenido resultados prometedores en modelos animales.

 

 

Europa debe duplicar o triplicar el nivel de esfuerzo que está haciendo para contener el coronavirus mediante “un paquete” de medidas que incluyen una búsqueda agresiva de casos no detectados, diagnósticos, cuarentenas, aumento de la capacidad hospitalaria y movilización social, según el jefe de la Oficina de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el continente, Hans Kluge. En Europa se han confirmado más de 65.000 casos, de los que unos 9.000 corresponden al último día, lo que indica que la propagación del virus sigue a un ritmo desenfrenado. Las muertes han sido casi medio millar y, al ritmo de los últimos días, es probable que este miércoles superen a las ocurridas en China, Corea del Sur y otros países asiáticos.

La última decisión de la Unión Europea (UE) para intentar proteger a sus ciudadanos ha sido la de “reforzar las fronteras exteriores mediante una restricción temporal de los viajes no esenciales” a territorio comunitario por un periodo de 30 días, aunque permanecerán abiertas para los europeos o los residentes de larga duración, así como para personal diplomático. Los ministros de Transporte de los países de la Unión abordarán este miércoles por medio de una videoconferencia las implicaciones de la pandemia para este sector, después de la repentina caída de actividad y de las restricciones a la movilidad.

América también se está blindando ante el coronavirus y extiende los cierres no solo a los viajeros de Europa y Asia, sino también entre países vecinos. Brasil registró este martes la segunda muerte por coronavirus, la primera en el estado de Río de Janeiro y que se suma a la reportada horas antes en Sao Paulo, el estado más poblado del país y donde se están investigando otros cuatro decesos.