Política frente a coronavirus

El jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, en una reunión por teleconferencia sobre el coronavirus. [EFE/EPA/Borja Puig de la Bellacasa]

En algunos países de la UE, la unidad de acción política contra el coronavirus comienza a debilitarse. En España no existe la certeza de que el gobierno pueda sacar adelante una nueva prórroga del estado de alarma. En Francia, la Asamblea Nacional francesa debate sobre el proyecto de ley que prolongará la alerta sanitaria, contestado por la oposición.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, reúne este martes al Consejo de Ministros para solicitar formalmente la cuarta prórroga del estado de alarma, a partir del 10 de mayo . No está claro que pueda conseguir el miércoles la aprobación del Congreso. Por ello el gobierno ha elevado la presión sobre el Partido Popular advirtiéndole de que, si no lo hace, será responsable del “caos” que pueda producirse o de los rebrotes de la pandemia. Pero el líder del PP, Pablo Casado, ha dicho que mantenerlo “no tiene sentido”.

En Francia tampoco existe unidad política. El plan de desescalada con el que se planea la vuelta progresiva a la normalidad a partir del 11 de mayo chocó este lunes con la oposición de los senadores, que no otorgaron su confianza al Ejecutivo. Aunque ese voto en contra no tiene efecto práctico, sí tiene impacto político y muestra el desgaste de las autoridades. El plan pasará en la Asamblea Nacional, donde la República en Marcha, el movimiento del presidente Macron, tiene mayoría. Ya sucedió el pasado martes.

Otros países europeos siguen presentando sus planes de desescalada. El Gobierno del Reino Unido ultima el suyo, en un momento en el que por las cifras de contagios y muertes por la enfermedad, no se indica que no ha llegado el momento de rebajar el distanciamiento social. Italia sigue doblegando la curva de contagios y observa si se confirma con la reanudación parcial de la actividad. Alemania ha prolongado los controles fronterizos hasta el 15 de mayo.

Europa alivia el confinamiento, pero con cautela y garantías de seguridad

Redacción Internacional (EuroEFE).- Europa está aliviando las medidas de confinamiento tras meses de restricciones por el coronavirus, pero con mucha cautela y siempre respetando la distancia interpersonal y garantizando la seguridad.
Con más de 1,5 millones de casos, Europa encabeza la …

Esta semana es importante desde el punto de vista del empleo y el efecto que tiene la pandemia del coronavirus. Los ministros de Empleo y de Asuntos Sociales de la UE se reúnen por videoconferencia para analizar los retos demográficos en el contexto de la pandemia de COVID-19 y en la fase posterior; así como las medidas nacionales adoptadas o previstas para atenuar las repercusiones negativas de la crisis en los mercados laborales y en la economía.

También hay reunión “virtual” de los ministros de telecomunicaciones, que van a tratar un tema clave relacionado con el coronavirus y la vuelta a la normalidad: el uso de aplicaciones de rastreo y de los datos de las comunicaciones electrónicas para hacer frente a la crisis de la COVID-19.