Putin recibe al presidente bielorruso y la UE pisa el acelerador con China

El presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko. EFE/EPA/ANDREJ CUKIC/ARCHIVO

El presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, buscará este lunes en Sochi el apoyo político y económico de su homólogo ruso, Vladímir Putin, su único aliado frente a las protestas antigubernamentales que desde hace un mes exigen su renuncia. Mientras, la UE y China van a celebrar una cumbre telemática con vistas a dar un impulso a la negociación de un tratado de inversiones que podrían tener listo antes de fin de año. Y la Cámara de los Comunes británica empezará a debatir el polémico proyecto de ley del Mercado Interno, que revisa los compromisos adquiridos en el acuerdo del Brexit.

Por quinto domingo consecutivo los bielorrusos marcharon pacíficamente en la capital y en otras ciudades del país, desafiando a la policía y al Ejército, que acordonaron las principales plazas y edificios administrativos. Además de la renuncia de Lukashenko y la convocatoria de nuevas elecciones, los manifestantes exigieron la liberación de los miembros del presidium del consejo coordinador opositor, entre ellos la carismática María Kolésnikova, que se negó a ser expulsada del país y ahora se encuentra en prisión. Lukashenko viaja este lunes a Rusia para reunirse con Putin, quien le ha prometido el envío de fuerzas policiales a Bielorrusia en caso de necesidad. No obstante, según los analistas, el Kremlin es consciente de que Lukashenko ha perdido definitivamente el respaldo del pueblo bielorruso y le recomienda que se prepare para una transición pacífica, ya que si es derrocado por las protestas callejeras llegaría al poder una oposición mucho más proclive a Occidente.

 

La cumbre telemática de este lunes entre la UE y China iba a tener lugar en la ciudad germana de Leipzig, dentro del semestre de presidencia de Alemania del Consejo de la Unión, antes de que la pandemia de la COVID-19 obligara a cambiar los planes. En representación de la UE participarán los presidentes de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, y del Consejo Europeo, Charles Michel, desde Bruselas, así como la canciller alemana, Angela Merkel, desde Berlín, mientras que por China lo hará su presidente, Xi Jinping, desde Pekín.

La UE, que considera a China un “socio estratégico” a la vez que un “rival sistémico”, mantiene una serie de prioridades en la relación con Pekín pero también de preocupaciones. Una de las más destacadas es la reciprocidad económica y la igualdad de oportunidades que reclama la UE, donde tienen un papel la necesaria reforma de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y las cuestiones relacionadas con los subsidios industriales chinos. Fuentes europeas indicaron que desde el último año han acelerado las negociaciones del acuerdo de inversiones y que han tenido “buenos progresos” en ámbitos como la transparencia de los subsidios o las disciplinas aplicables tras una transferencia de tecnología, pero advirtieron de que hará falta algo más que un consenso en esos ámbitos para lograr la igualdad de oportunidades.

Por otro lado, no cesa la preocupación en torno al polémico proyecto de ley del Mercado Interno del primer ministro británico, Boris Johnson. La intención de la propuesta es poder modificar algunos de los compromisos adquiridos en el acuerdo de retirada alcanzado con la UE en 2019 y que dio paso al Brexit el pasado 31 de enero. El proyecto, que será debatido este lunes en la Cámara de los Comunes, inquieta a políticos británicos y a la UE, sobre todo porque busca modificar el mecanismo diseñado para evitar levantar una frontera física entre las dos Irlandas, con el objetivo de preservar la paz en Irlanda del Norte, en caso de que ambas partes no lleguen a un acuerdo comercial a finales de este año.

Johnson, dispuesto a violar el derecho internacional con su plan del brexit

Londres (EuroEFE).- El primer ministro británico, el conservador Boris Johnson, ha dejado atónitos a políticos y expertos legales con su controvertido proyecto de ley que revisa sus compromisos del Brexit y reabre el espinoso asunto de la frontera entre las …

 

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que cumple este lunes 60 años, va a publicar sus cálculos sobre la esperada recuperación de la demanda y la oferta mundiales de crudo tras la fuerte caída causada por la crisis del coronavirus. Por su parte, el Banco de Pagos Internacionales (BPI) dará a conocer su informe trimestral, en el que analiza la reacción de los mercados financieros a los estímulos monetarios y fiscales para afrontar los efectos de la pandemia.

Además, ministros de 53 países europeos miembros de la Organización Mundial de la Salud (OMS) analizarán en una reunión virtual las estrategias seguidas contra la pandemia y los planes para apoyar financieramente la recuperación. Comienza este lunes el curso escolar en Italia y Portugal, mientras en España continúa esta semana el retorno escalonado a las aulas y se intensifican las medidas de control para contener la expansión del coronavirus.