Un plan de paz para Oriente Medio

EFE/EPA/MICHAEL REYNOLDS

Se ha hecho esperar, pero por fin este martes el presidente estadounidense, Donald Trump, presentará su plan de paz para Oriente Medio, abocado a chocar con el rechazo frontal de los palestinos, opuestos al papel de Washington como mediador. Más de dos años después de que sus asesores empezaran a redactarlo, Trump desvelará finalmente lo que ha bautizado como el “acuerdo del siglo” y lo hará sin ninguna pretensión de imparcialidad: al lado del primer ministro israelí en funciones, Benjamin Netanyahu.

También abordará este martes las tensiones en Oriente Medio, así como la crisis climática, el secretario general de la ONU, António Guterres, al presentar en una conferencia de prensa sus prioridades para 2020. Mientras, en Bruselas el Centro Internacional para el Desarrollo de una Política Migratoria (ICMPD, siglas en inglés) divulgará su informe anual 2020, que establece los retos de Europa en ese ámbito en los próximos años.

El temor a un posible impacto negativo del coronavirus chino en la economía del gigante asiático y, como consecuencia, en la del resto de mundo, teñía este lunes de rojo las bolsas internacionales y lastraba el precio del petróleo. Los inversores han buscado refugio en la deuda de países solventes, lo que ha recortado aún más sus rentabilidades, y en el oro, que ha alcanzado su precio más alto desde 2013. El número de fallecidos por el nuevo coronavirus causante de la neumonía de Wuhan en China se ha elevado a 106 y el de casos confirmados a nivel nacional a 4.515.

En Europa, tras los enfermos confirmados en Francia, un hombre del distrito de Starnberg, en el estado de Baviera, está infectado con el coronavirus de Wuhan y es el primer caso registrado en Alemania. Según la Oficina Nacional de Salud y Seguridad Alimentaria (LGL), el paciente se encuentra en buena situación clínica, es vigilado y está aislado. Las autoridades germanas han puesto en práctica medidas de protección contra la infección.

 

 

En España sigue dando mucho de que hablar el encuentro que el ministro de Transportes, José Luis Abalos, mantuvo con la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, en el aeropuerto de Madrid. Desde el Gobierno se ha insistido en que el ministro no incumplió ninguna norma porque, según han explicado fuentes de Interior, la “número dos” de Nicolás Maduro no entró en territorio español ni transitó por él, algo que tiene prohibido por estar sancionada por la Unión Europea (UE). Bruselas, por su parte, ha dicho que está en manos de los Estados miembros la aplicación de sanciones como las que pesan sobre Rodríguez, que hizo una escala en Madrid de camino a Turquía el 19 de enero. En el marco de la crisis venezolana, los países de la UE impusieron sanciones a Rodríguez en junio de 2018 por considerarla responsable de haber “violado derechos humanos y socavado la democracia y el Estado de derecho”.