Bruselas exige continuar con las devoluciones de migrantes durante la pandemia

Vista de varios migrantes en el campo de Moria, isla de Lesbos (Grecia), el pasado 3 de abril. EFE/Ana Mora Segura

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión Europea ha pedido a los Estados comunitarios que durante la crisis del coronavirus continúen trabajando en la devolución de los inmigrantes que no tienen derecho a solicitar el asilo en la Unión Europea (UE).

Así figura en unas directrices sobre las normas de asilo y los procedimientos de retorno y reasentamiento que el Ejecutivo publicó este jueves.

La Comisión explica que las medidas adoptadas a nivel global para contener la pandemia “están teniendo un importante impacto” sobre los retornos y subraya que, pese a las interrupciones temporales causadas, “el trabajo sobre los procedimientos de retorno a terceros países debe continuar”.

En particular, anima a mantener “las actividades que pueden llevarse a cabo a pesar de las medidas restrictivas, para estar preparados para cuando se puedan reanudar las operaciones de retorno”.

Según Bruselas, “los retornos voluntarios deben priorizarse más que nunca”, dado que “presentan poco riesgo para la salud y la seguridad”.

Explica en ese contexto que la agencia europea de fronteras Frontex está lista “para ayudar a los Estados miembros a organizar las operaciones aéreas” de devolución de migrantes.

El asilo, una reforma existencial para la UE

París (EuroEFE).- La reforma del asilo debe ser una prioridad esencial para los próximos dirigentes la Unión Europea (UE), ya que el sistema actual no funciona y además la presión de los flujos migratorios ha socavado la libre circulación en el espacio Schengen.

Por otra parte, las directrices dejan claro que las restricciones que se aplican para frenar la propagación del virus pueden afectar a las detenciones previas a la expulsión de los migrantes.

Sin embargo, puntualiza, “no deben interpretarse en todos los casos como una conclusión automática de que ya no existe una perspectiva razonable de expulsión”.

Por ello, añade, “la Comisión invita a los Estados miembros a examinar cada caso individualmente para determinar si todavía existe una posibilidad razonable de expulsión al decidir qué medidas tomar”.

Sobre los procedimientos de asilo, aconsejan “flexibilidad máxima en los plazos para procesar y examinar las solicitudes”.

En ese contexto, animan a llevar a cabo las entrevistas por videoconferencia o a omitirlas si fuera necesario y a que los traslados al Estado miembro responsable de gestionar la solicitud sean retomados “tan pronto como sea posible”.

Antes de proceder a esos traslados, puntualiza, se deberá tener en consideración la situación del coronavirus en ese país, “incluida la presión sobre el sistema sanitario”.

En los casos en que los traslados no puedan tener lugar en el plazo previsto, los países “pueden llegar a acuerdos bilaterales” para aplazar la fecha, lo que se recomienda, por ejemplo, en el caso de los menores no acompañados.

Las cuarentenas y medidas de aislamiento han de ser “razonables, proporcionadas y no discriminatorias”, añade.

Por último, Bruselas reconoce que el reasentamiento en la UE de personas que disfrutan de protección internacional en terceros países se ha visto trastocado por la pandemia y que muchas operaciones han sido suspendidas.

Pide en este ámbito que continúen las actividades preparatorias para que puedan ser reanudadas próximamente.

La titular comunitaria de Interior, Ylva Johansson, subrayó que toda decisión que los países adopten en el ámbito del asilo, el reasentamiento o el retorno debe tener en cuenta las medidas de protección de la salud de los países para prevenir la propagación del coronavirus.

La Comisión Europea ha preparado las directrices con la colaboración de la Oficina Europea de Apoyo al Asilo, con Frontex y las autoridades nacionales.

Editado por Miriam Burgués