El coronavirus diluye el Espacio Schengen

La policía alemana realiza controles en la frontera con Francia. [EFE/EPA/RONALD WITTEK]

Madrid (EuroEFE).- El coronavirus está diluyendo de facto el Espacio Schengen de libre circulación. Aunque La Comisión Europea ha publicado este lunes directrices sobre los controles en las fronteras de la UE para frenar la propagación de la enfermedad, lo cierto es que ya varios países se habían adelantado y han adoptado medidas restrictivas.

El objetivo de Bruselas con sus directrices es que no se impida la circulación de bienes esenciales, como medicamentos o alimentos, en un momento de extrema necesidad por la propagación del coronavirus.

“Queremos asegurar que, incluso en situaciones de control de fronteras (…) se toman medidas para permitir la circulación rápida de bienes y mercancías”, explicó en rueda de prensa el portavoz comunitario Eric Mamer.

La Comisión tiene constancia de que hay “kilómetros y kilómetros de congestiones en algunos cruces entre países porque los camiones no pueden atravesar una frontera o por el efecto dominó” que se produce en otros puntos, dijo el portavoz.

El objetivo de las directrices de Bruselas es “anticiparse” y asegurar que las empresas siguen recibiendo lo que necesitan y que no hay desabastecimiento.

Las directrices subrayan que los países deben “garantizar la cadena de suministro de productos esenciales, como medicamentos, equipamiento médico, alimentos perecederos y ganado” e invita a los países a designar filas prioritarias en los cruces de fronteras para el transporte de mercancías.

También les insta a asegurar “el constante aprovisionamiento para cumplir las necesidades sociales y evitar en pánico en las compras y el riesgo de multitudes en tiendas”.

Una fila de camiones en la frontera entre Polonia y la República Checa.EFE/EPA/ANDRZEJ GRYGI

Controles sanitarios

La Comisión se refiere asimismo a los controles sanitarios que se llevan a cabo tanto en las fronteras exteriores de la Unión como en las que separan entre sí a los países miembros.

Sobre ese punto, deja claro que todas las personas, tanto europeas como de terceros países, “son objeto de chequeos sistemáticos en los puntos de cruce” para acceder a la UE.

Los Estados miembros “tienen la posibilidad de rechazar la entrada a un nacional de un tercer país que no tenga residencia en la UE” cuando presenta síntomas o ha estado expuesto a un riesgo de infección considerado una amenaza a la salud pública.

Insiste no obstante en que toda decisión de rechazo de la entrada debe ser “proporcionada y no discriminatoria”.

Reintroducir las fronteras internas “si está justificado”

Sobre las fronteras internas, Bruselas señala que los estados miembros pueden reintroducir temporalmente los controles “si está justificado”, por ejemplo cuando hay riesgo ligado a una enfermedad contagiosa.

En ese caso, el país debe notificar esa decisión a Bruselas, algo que hasta la fecha han hecho siete estados miembros: Austria, Alemania, la República Checa, Dinamarca, Lituania, Polonia y Hungría, según la CE.

Los controles se deben aplicar de manera “proporcionada” y teniendo en cuenta “la salud de las personas afectadas”, dicen las directrices, que dejan claro que no se debe denegar la entrada a los individuos que estén “claramente enfermos” sino que han de adoptarse “las medidas apropiadas”.

Para esos supuestos se prevé que los afectados tengan acceso al sistema sanitario del país de llegada o de salida, algo que será coordinado “entre los dos” estados

Macron pidió reforzar los controles fronterizos

El presidente francés, Emmanuel Macron, propuso el pasado viernes a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, un refuerzo de los controles fronterizos “o incluso una restricción del espacio Schengen” para las personas procedentes de los países o las regiones más afectadas por el COVID-19.

Fuentes del Elíseo indicaron que Macron mantuvo una conversación con la jefa del Ejecutivo comunitario y le propuso “que la Unión Europea examine la posibilidad de controles reforzados o incluso de restricciones en las fronteras del espacio Shengen” de libre circulación.

Las consultas iban a proseguir este fin de semana, antes de que la CE emitiera su informe. Y esta es la realidad actual:

España-Portugal: Portugal y España van a restringir la circulación en la frontera común para la actividad turística y de ocio durante al menos un mes, manteniendo el transporte de mercancías y el paso de trabajadores transfronterizos.

La restricción fue anunciada el domingo por el primer ministro luso, António Costa, tras la teleconferencia que mantuvo con el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, para abordar la gestión de las fronteras comunes.

Las medidas concretas serán divulgadas este lunes, cuando está prevista una reunión entre los ministros de Interior y de Sanidad de la Unión Europea (UE) para definir medidas de control sanitario en las fronteras internas y externas de la UE.

Alemania con Francia, Austria, Suiza, Luxemburgo y Dinamarca: El Gobierno alemán ha reintroducido este lunes controles  con Francia, Austria, Suiza, Luxembrgo y Dinamarca por el coronavirus.

La medida, que ha entrado en vigor a partir de las 08.00 horas (07.00 GMT) del lunes,incluye mayores controles en la frontera y la posibilidad de denegar la entrada en Alemania. Precisó que no se verán afectados por esta medida el tráfico de mercancías y las personas que viven y trabajan a caballo entre dos países.

El ministro francés del Interior, Christophe Castaner, anunció este domingo que su país reforzará los controles en su frontera con Alemania para limitar cualquier circulación “innecesaria” entre ambos países.

Dinamarca: La primera ministra danesa, Mette Frederiksen, anunció el pasado viernes el cierre de las fronteras a partir del sábado y hasta el 13 de abril debido al brote de coronavirus (COVID-19) que se ha extendido por toda Europa las últimas semanas.

Frederiksen admitió que se trata de una medida “drástica”, pero aludió a que otros países “o están considerando hacerlo o han introducido control de fronteras”, además de señalar que no quiere que Dinamarca acabe en una situación como la de Italia.

El cierre de fronteras no afectará al transporte de alimentos, medicinas y otras mercancías, explicó en una rueda de prensa conjunta con los ministros de Justicia, Nick Hækkerup, y Exteriores, Jeppe Kofod.

Estonia El Gobierno estonio restringirá temporalmente el cruce de las fronteras internas y externas del espacio Schengen y reintroducirá controles fronterizos a partir del día 17 con el fin de contener la propagación del coronavirus.

Noruega::Las autoridades noruegas aplican desde hoy el cierre temporal y parcial de los aeropuertos y las fronteras. Solo los extranjeros que tengan permiso de residencia podrán entrar a este país nórdico, que desde las 8.00 hora local (7.00 GMT) ha instaurado control de pasajeros en aeropuertos y puertos.

Letonia:  Letonia cerrara sus fronteras por tierra, mar y aire en la medianoche del 16 al 17 de marzo, anunció el primer ministro letón, Krisjanis Karins. Esta medida excluye, no obstante, a los ciudadanos letones y residentes permanentes en Letonia, que podrán ingresar en el país en cualquier momento, aunque deberán someterse posiblemente a una cuarentena o aislamiento domiciliario si llegan de un lugar considerado peligroso por la evolución de la pandemia.

Controles y cierre de fronteras por el coronavirus en Europa

Viena/Copenhague/Bruselas (EuroEFE).- Cada vez más fronteras se blindan ante el avance del coronavirus en Europa central y del sureste, Un cierre al que también se suma Dinamarca a partir de este sábado, mientras Bruselas avisa de que las prohibiciones de …

República Checa, tras decretar el estado de emergencia, ha ordenado el cierre de todas las fronteras a partir de la medianoche del domingo. Salvo determinadas excepciones, los extranjeros ya no podrán entrar en el país, y los checos ya no podrán salir.

“Es una medida muy drástica, pero puede limitar de manera significativa la propagación del coronavirus”, dijo el ministro de Interior, Jan Hamacek.

También en Eslovaquia rige una prohibición de entrada para todos los extranjeros, con la única excepción de los ciudadanos polacos, mientras que Hungría, donde se mantiene la prohibición de ingreso para ciudadanos de China, Italia, Irán y Corea del Sur, ha cerrado ahora gran parte de los pasos fronterizos hacia Austria y Eslovenia,

Austria, no sólo mantiene el veto a las entradas desde Italia a pesar de haber sido fuertemente criticada por Roma y Bruselas, sino que hoy ha ampliado la medida a Suiza y Liechtenstein, y ha ordenado una estricta vigilancia en las fronteras con esos países.

Eslovenia ha anunciado medidas para limitar a partir del lunes el tráfico de mercadería proveniente de Italia.

El primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, anunció el cierre de fronteras a ciudadanos extranjeros y prohibió grandes eventos públicos para prevenir la expansión del coronavirus. El primer ministro dijo ante el pleno del Parlamento que los restaurantes, bares y negocios solo podrán permanecer abierto hasta las 15.00 horas, mientras que se cierran los cines y teatros.