El futuro comisario europeo de Justicia dispuesto a revisar la euroorden

El nominado comisario europeo de Justicia, Didier Reynders. [EFE/ Robert Ghement]

Bruselas (EuroEFE).- Se avecinan cambios en la Orden Europea de Detención (euroorden). El futuro comisario europeo de Justicia, el belga Didier Reynders, se ha declarado abierto a revisar la que ha considerado como “un instrumento de justicia penal esencial en la Unión”.

“Consideraré seriamente el presentar una propuesta para revisar la Orden Europea de Detención”, indicó Reynders en respuesta a una pregunta presentada por la comisión de Libertades Civiles (LIBE) del Parlamento Europeo.

La pregunta fue realizada por la eurodiputada de Ciudadanos Maite Pagazaurtundúa, al cuestionarle sobre las prioridades de su mandato y sus planes para facilitar la cooperación judicial entre Estados miembros, mejorar la implementación de los instrumentos de la legislación penal comunitaria o revisar la euroorden.

La euroorden, en proceso de revisión y ajuste

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión Europea (CE) ha reconocido deficiencias en la ejecución de las órdenes europeas de detención en algunos Estados miembros, según una carta de la comisaria europea de Justicia, Vera Jourova.  Este próximo noviembre volverán a evaluarse ciertos aspectos relacionados con la euroorden para reformarla y hacerla “más eficaz y coherente”. Estas son las ideas fundamentales de la respuesta de la comisaria a una pregunta escrita planteada por la eurodiputada de Ciudadanos Maite Pagazarurtundúa. Según las últimas estadísticas, que se refieren a 2016, se emitieron un total de 16.636 órdenes europeas de detención. El próximo año habrá un nuevo informe de evaluación.

La Comisión Europea (CE) ya ha reconocido con anterioridad deficiencias en la ejecución de las órdenes europeas de detención en algunos Estados miembros, según una carta reciente de la comisaria europea de Justicia, Vera Jourova, que adelantó además que este próximo noviembre volverán a evaluarse ciertos aspectos relacionados con la euroorden para reformarla y hacerla “más eficaz y coherente”.

La respuesta de Jourova también fue remitida a la eurodiputada de Ciudadanos Maite Pagazarurtundúa. Según las últimas estadísticas, que se refieren a 2016, se emitieron un total de 16.636 órdenes europeas de detención. El próximo año habrá un nuevo informe de evaluación.

Jourová había afirmado previamente a su respuesta que no se planteaba reformar la euroorden porque estaba “funcionando bien”, pese a las decisiones adoptadas en varios países europeos en contra de la orden europea de detención dictada por la Justicia española para entregar al expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont y otros de sus consejeros huídos.

Pero hay una decisión importante sobre la euroorden: una sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos del pasado mes de julio, que dio la razón a los hijos del teniente coronel Ramón Romeo, asesinado por ETA en Bilbao en 1981, que demandaron a Bélgica por rechazar las euroórdenes contra la presunta miembro del comando Vizcaya Natividad Jáuregui.

La corte europea concluyó que Bélgica vulneró el artículo 2 del Convenio Europeo de Derechos Humanos sobre el derecho a la vida porque incumplió su “obligación de cooperar” con la justicia española para establecer la posible responsabilidad de Jáuregui en ese crimen.

Reynders: “un sistema exitoso depende de la cooperación entre Estados miembros”

Didier Reynders, que todavía es ministro belga de Exteriores y asumirá la cartera de comisario el próximo 1 de noviembre, señaló además que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE) ha mostrado que la euroorden “puede interpretarse de manera que proteja los derechos fundamentales”.

El futuro comisario europeo se someterá el próximo 2 de octubre a la audiencia que debe confirmar su nombramiento.

“Un sistema exitoso de Orden Europea de Detención depende enteramente de la cooperación eficaz entre Estados miembros”, consideró.

Explicó que, actualmente, la Comisión Europea realiza una evaluación sobre el cumplimiento de la euroorden, sobre cómo cada país ha traspuesto esa norma europea a sus legislaciones nacionales.

Entonces, dijo, la Comisión “considerará si son necesarios procedimientos de infracción” contra algún Estado en el caso de que no aplique adecuadamente la norma europea.

A la luz de esa evaluación, especificó Reynders, se planteará la posibilidad de revisar la euroorden.

Maite Pagazaurtundúa: “un buen paso adelante, un importante compromiso”

“Hemos conseguido sensibilizar a la Comisión Europea saliente y, esperemos (que también), a la Comisión Europea entrante en algo que hace un año era impensable”, declaró a la prensa Pagazaurtundúa.

Preguntada si la respuesta del liberal Reynders satisface las condiciones de Ciudadanos para votar a favor del comisario en la audiencia a la que se someterá el próximo 2 de octubre, después de que el líder de este partido, Albert Ribera, dijera que su partido sólo respaldaría al eurocomisario de Justicia “si se compromete a una reforma de la euroorden”, Pagazaurtundúa dijo que la respuesta escrita obtenida es “un buen paso adelante, un importante compromiso”.

La eurodiputada dijo que su cometido es “poner agua en la piscina” para que pueda avanzar esa revisión de la euroorden.

Más allá de que la Comisión Europea decidiera efectivamente revisar la euroorden y del apoyo que esa reforma pueda recabar en el Parlamento Europeo, la eventual modificación tendría además que ser respaldada por el Consejo de la UE.

Por su parte, el jefe de la delegación de Ciudadanos en la Eurocámara, Luis Garicano, consideró en un comunicado que “hoy estamos más cerca de reformar la euroorden”.